Arxius de PUNTO DE ENCUENTRO | Diari La República Checa

REDACCIÓ14 Setembre, 2020
sandra_ibars.jpg

Es tan complicado llegar a conocer a una persona, pues, te pasas la vida entera tratando de llegar a su interior.  ¿Cómo de complejo puede suponer el conocer a las personas que nos rodean?

Parece que la sociedad vive bajo la necesidad de agradar a todo el mundo. Me parece agotador tener que lidiar con nuestras inseguridades con el fin de aparentar ser o tener una vida totalmente distinta a lo que somos, sentimos o tenemos.

Nos hemos convertido en una sociedad consumista, basada únicamente en las apariencias, utilizando el consumo y el capitalismo como suplemento de nuestro malestar.

Un parche que hemos comprado, sin darnos cuenta del peligro que supone el exceso de la dependencia a este estilo de vida, al que la mayoría de personas que lo practican, ni siquiera se lo pueden permitir.

El mayor foco de engaño se encuentra tras las redes sociales (RRSS), donde, sobretodo los jóvenes, tratan de crearse un estilo de vida en el que se sientan aceptados, pero radicalmente opuesto a la realidad. Y es que, la oscura realidad de toda esta generación artificial son las propias redes sociales, donde se crean usuarios y perfies, mayoritariamente falsos, a los que los jóvenes puedan idolatrar e imitar. Personas que idealizamos y a las que intentamos parecernos, olvidando así, lo que realmente nos gusta, a lo que aspiramos, de dónde venimos, pero, sobre todo, quienes somos.

Es ahí donde el consumismo y las apariencias enlazan un tóxico vínculo, cuando cada vez es mayor la necesidad de querer crearnos una falsa vida, bajo el inconformismo con nuestro verdadero yo, la baja autoestima y la necesidad de encajar con el prototipo establecido en la sociedad. Zygmunt Baumant dijo: “Esa es la materia de la que están hechos los sueños, y los cuentos de hadas, de una sociedad de consumidores: transformarse en un producto deseable y deseado”.

Sandra GONZÁLEZ
Escribe en este espacio quinzenalmente

PUBLICITAT


REDACCIÓ2 Setembre, 2020
sandra_ibars.jpg

La salud mental y la existencia de diversos trastornos o alteraciones en la mente humana es un tema que a la gente no le gusta hablar, más bien me atrevería a decir que impone un respeto.

La inmensa capacidad de la mente humana es algo maravilloso, pero que, a su vez, puede jugarnos una mala pasada. Malísima.

Cuando escuchamos la palabra trastorno, nos vienen a la mente enfermedades psicóticas como la esquizofrenia o trastornos anímicos como la bipolaridad.

Es un error, pues hay infinidad de alteraciones en la mente que pueden afectar a nuestros pensamientos, sentimientos, estado de ánimo y comportamiento, que pueden comenzar a tratarse con la identificación de este problema.

Soy partidaria de normalizar el trastorno y no etiquetar a las personas como enfermas, ya que no somos conocedores de su origen, y lo asociamos únicamente a problemas genéticos, hereditarios o incluso por el consumo de sustancias tóxicas o alcohol. Cuando, en realidad, la base de una enfermedad mental se manifiesta en una combinación de factores psicológicos y sociales. Como puede ser el estrés, un episodio de pánico o de violencia, la conducta, las emociones…

Y a raíz de todo esto, se desarrollan enfermedades como la depresión, la paranoia, la ansiedad, el trastorno de personalidad, trastorno de la alimentación, dependencia…

Hay una inmensa variedad de trastornos y personas que los padecen sin saberlo. Y corren el riesgo de convivir con un constante malestar interno sin saber el motivo de este.

Nos hemos acostumbrado e incluso obsesionado, con cuidarnos físicamente. Cuando la clave para el bienestar absoluto es cuidar nuestra paz mental.

Marco Aurelio dijo “la felicidad de tu vida depende de la calidad de tus pensamientos”

Es entonces donde empezamos a enfocar un camino hacia donde queremos dirigirnos, hacia donde volar.

El ser humano, a lo largo de su vida, experimenta una infinidad de sensaciones y sentimientos, que tienden a manifestarse de manera positiva o negativa.

La clave para gestionar dicha sensación es conocerse a uno mismo, aceptarse y establecer una relación con tu yo más profundo, para crear una experiencia única y satisfactoria en cada uno de los momentos de nuestra vida.

Sandra GONZÁLEZ
(publica quinzenalment)

 


REDACCIÓ1 Setembre, 2020
sandra_ibars.jpg

Ja s’ha acabat el mes d’agost i amb ell s’ha posat punt final a les vacances – atípiques – de milions d’espanyols, condicionades per la pandèmia del coronavirus. Amb l’arribada del setembre, la roda comença a girar i pràcticament tot comença a agafar la normalitat necessària.

Sandra González

El nostre digital també torna a l’actualitat informativa i presenta algunes novetats. Una d’elles és la nova secció ‘Punto de encuentro‘. Es tracta d’un apartat d’opinió, en castellà, on la jove Sandra González, de 19 anys, compartirà, quinzenalment, la seva perspectiva sobre diferents temes socials.

L’objectiu és que el seu punt de vist esdevingui un referent, a través del llenguatge i de visió, per als més joves, els quals, sovint, no troben resposta a les seves inquietuds o dubtes.

Sandra González, fent servir un llenguatge més juvenil, desimbolt i informal, espera que la seva secció es converteixi en el punt de trobada per a algunes reflexions interessants i aconsellables pel jovent.

PUBLICITAT

 




RCPRESS no es fa responsable de les opinions expressades pels usuaris i col·laboradors. El contingut d’aquestes són a títol personal de l’autor

NOTA LEGAL   |   POLITICA DE PRIVACITAT I COOKIES


Newsletter