20. Abril 2024

Arxius de Juan Fco. Martín | Diari La República Checa

REDACCIÓ11 Novembre, 2022
18-1280x720.jpg

Son muchas las personas que, en los últimos tiempos, experimentan problemas de depresión y de autoestima. Los conflictos dentro del hogar se intensifican y las parejas en crisis aumentan. Larepublicacheca.cat quiere darte la oportunidad de conocer herramientas que te permitan recuperar el control de tu vida. Hoy continuamos con la sección en que Juan Fco. Martín, terapeuta y director de Terapia Familiar Integral, y sus pacientes internautas son los protagonistas. Si estás interesado en dejar una consulta, no dudes en hacérnosla llegar a través de Facebook, Instagram o vía tfi.terapiafamiliarintegral@gmail.com. 

Creo que mi relación de pareja se está terminando
Hola Juan, quería agradecerte los consejos de cada semana, son muy útiles. Quería hablarte de mi familia. Yo tengo 35 años, estoy casado y tenemos una niña. Desde hace unos meses veo que nuestra relación de pareja ha cambiado. Ella ha comenzado a trabajar, nos hemos mudado y yo estoy más horas en el trabajo. Cada día apenas nos vemos y los fines de semana cada uno hacemos nuestros planes. ¿Se ha terminado mi relación de pareja? Roberto (Madrid)

Hola Roberto, gracias por tus palabras y por leernos cada semana.

Sobre el tema que me consultas te recomiendo hablar abierta y sinceramente con tu pareja, de lo que estás observando y lo que sientes. Una comunicación sincera y abierta sobre los propios sentimientos es esencial para el entendimiento mutuo. No te avergüences de lo que sientes y necesitas, ten valentía para expresarlo.

Has de explicar a tu pareja claramente que es lo que necesitas, pero también has de incluir el bienestar de ella y no perjudicarla, ya que formáis una unidad emocional.

Por otro lado, tendréis que hablar de nuevos planes de vida. Según comentas, habéis tenido muchísimos cambios, niña, trabajo y rutinas muy distintas entre ambos. Es el momento de sentarse y ver si tenéis o no un plan de vida juntos, o si estáis creando una vida paralela cada uno de vosotros.

Para ello es necesario reflexionar seriamente sobre lo que se quiere y dedicarle el tiempo necesario a hablar del tema desde el principio, así como ser consecuentes y decir la verdad sin relativizar. Si es necesario y la incompatibilidad de objetivos o proyectos es muy grande, pues se debe pensar en dejarlo y terminar con la relación.

En ocasiones la ayuda de un terapeuta suele ser más que aconsejable para que os ayude de manera imparcial a realizar estas ideas que te he planteado

Un saludo y cuéntanos como te han ido estos consejos.

Mi hijo está enganchado al móvil y a la tablet, ya no sé cómo ayudarle
Buenas noches, Juan. Gracias por contestar a nuestros mensajes cada semana. Desde el verano para acá mi hijo de seis años está cada vez más rebelde, pero solo cuando le quitamos el móvil o la tablet. Le tenemos puesto el control parental y juega a juegos de su edad y ve videos de dibujos… poca cosa. Pero cada vez que se la dejamos, al retirarla, tenemos un par de horas de rabietas, lloros, pega a su madre. Creo que está enganchado al teléfono. ¿Qué podemos hacer? Fernando y Marisa (Salamanca)

Hola familia, gracias por el tiempo que os habéis tomado para escribirme. La verdad es que no hay manera de explicar a un niño pequeño que está enganchado al dispositivo y mucho menos que el niño lo acepte de buena gana, sin rabietas ni enfados, por lo que el principal objetivo será hacerle la situación algo más llevadera.

Podemos ser bruscos y quitárselo de golpe, puede ser útil sí, pero no quisiera ser tú con el síndrome de abstinencia que tendría y mucho menos tu hijo, lo pasará ralamente mal.

Tendrás que hablar con tu hijo y explicarle que va a haber menos tiempo de móvil, has de escoger momentos en los que vuestro hijo pueda hacer otro tipo de actividades en los que se pueda distraer. Por ejemplo, pongamos días y momentos a la semana de no utilizar el móvil sabiendo que vamos a hacer actividades en familia, excursiones o ir al parque.

Siempre digo lo mismo, es importante que también os vea tiempo sin tecnología en las manos, jugar con él y dar ejemplo, es el mecanismo más rápido.

Para conseguir que en niño pierda esta adicción, es tan importante saber poner límites, normas claras y mantenerse firme, como darle grandes dosis de amor, cariño y tiempo de calidad. Pon en marcha estas ideas y cuéntanos los resultados.

Mis hijos se están peleando todo el día, no sé que estoy haciendo mal
Buenas noches, Juan. Soy una mama soltera de una niña de 16 y un niño de 12. Cada día tiene alguna pelea, ya sea porque se insultan o se hacen rabiar. En muchas ocasiones se ha llegado a pegar, la última vez el sábado y me tuve que meter en medio. Esto ya es insoportable y no sé que he hecho mal para llegar a esta situación. Nora (Barcelona)

Hola Nora, siento mucho la situación que estás viviendo, vamos a buscar algunas soluciones.

Es importante tener en cuenta que para que una relación entre hermanos sea sana, ambos tienen que tener la sensación de justicia, que tú has de transmitir en tu trato hacia ellos; el tiempo de juegos y complicidad que hayan compartido, la ausencia de hijos/as preferidos/as y de comparaciones entre ellos, y el dejar que los hermanos resuelvan por sí solos sus conflictos.

Cuando ellos pelean, la que te pide el cuerpo es intervenir y evitar que discutan, pero esto no funciona a largo plazo, ya que así los hermanos no aprenden a gestionar los desacuerdos, uno de ellos siempre sentirá que se ha sido injusta con él/ella, y la relación entre ellos se deteriorará.

Es normal que los hermanos se peleen y además, bien gestionado, supone un buen entrenamiento para aprender a negociar, dialogar y ponerse en el lugar del otro. Es importante dar a los niños autonomía para que resuelvan sus pequeñas diferencias y los roces de la convivencia.

Es un error insistir en que los niños se lleven siempre bien. Los hermanos, por el hecho de ser compañeros de juegos desde el principio, tienen una empatía que hace que se vayan adaptando a las diferentes etapas evolutivas y establezcan relaciones fraternas de forma natural, sin que tú intervengas. Cuando haces esto, la relación empeora.

Nora, sigue estos consejos y la relación mejorará. Un saludo y cuéntanos que tal han resultado.

PUBLICITAT



REDACCIÓ28 Octubre, 2022
madre-hablando-hija-adolescente.jpg

Son muchas las personas que, en los últimos tiempos, experimentan problemas de depresión y de autoestima. Los conflictos dentro del hogar se intensifican y las parejas en crisis aumentan. Larepublicacheca.cat quiere darte la oportunidad de conocer herramientas que te permitan recuperar el control de tu vida. Hoy continuamos con la sección en que Juan Fco. Martín, terapeuta y director de Terapia Familiar Integral, y sus pacientes internautas son los protagonistas. Si estás interesado en dejar una consulta, no dudes en hacérnosla llegar a través de Facebook, Instagram o vía tfi.terapiafamiliarintegral@gmail.com. 

Mi hija de 14 años ha mandado fotos desnuda a un chico, dicen que son novios, no sé qué hacer
Buenas noches, Juan. Soy mama de una niña de 14 años. Ayer le cogí el móvil y como sé su contraseña, entre en su Instagram y vi que había enviado fotos a un chico de 15 años. En ese momento casi me muero. La verdad que le chille, le quite el móvil y le prohibí salir de casa. Estoy muy decepcionada, pero no sé qué hacer, como tratar este tema. Nuria (Barcelona)

Hola Nuria. Vaya situación que te has encontrado. Ayer les llevábamos al cole de la manita y ahora esto.

Una vez pasado el estado de shock, ahora toca ser racionales y adultos. Ser conscientes de que los niños crecen, toman decisiones y, en muchas ocasiones, muy malas decisiones como ha sido el caso de tu hija.

Lo que la niña necesita ahora es a su madre, ya le has dejado que claro, que estás enfadada y desilusionada, pero como madre no has hecho nada. Tienes que sentarte con ella, dile que quieres hablar, que sientes haberte enfadado tanto, que no deberías haber cogido su móvil sin permiso, pero que viste las fotos que mandó y que estás preocupada. Intenta obtener la mayor información posible del otro chico. Una vez que tengas esta información, pregúntale si conoce los riesgos y las consecuencias de las fotos enviadas. Escúchale con atención y dale la información que necesite.

Es importante que se sienta arropada y protegida por vosotros. Para ellos, después de escucharla y de darle la información, tendréis que poneros en contacto con el chico y con sus padres. Explicarle lo ocurrido y ofrecerles por las buenas que elimine todas las fotos delante de sus padres o que si en el futuro aparecen por cualquier chat o lugar de internet se le denunciará por vuestra parte.

Nuria, la mejor manera de prevenir estas situaciones es enseñar a nuestros hijos a utilizar internet, servicios y redes sociales de manera adecuada y segura. Pero, sobre todo, lo fundamental es hablar con la mayor naturalidad posible sobre este y cualquier otro tema, sin escandalizarnos y dejando que ellos participen y pregunten las posibles dudas que puedan tener. De esta manera sabrán que tienen en nosotros una figura de confianza con la cual pueden contar y que les ayudará pase lo que pase.

Llevo tres meses con un chico y quiere presentarme a sus hijos ¿Cómo hago para que no me odien?
Hola Juan. Llevo tres meses con un chico, Raúl, y la verdad es que va todo muy bien, pasamos tiempo juntos, hablamos, nos divertimos, pero él tiene hijos de 5 y 7 años, y quiere presentármelos. Cuando me lo dijo yo no sabía qué decir, nunca me ha apetecido tener niños y menos cuidar los de otros. Pero la verdad es que lo que tenemos como pareja puede ser bonito. ¿Qué consejos me das para la primera toma de contacto? Toñi (Madrid)

Hola Toñi, gracias por contarnos tu historia.
La situación que me comentas no es fácil de manejar y sobre todo porque si has consultado a amigos, familiares y demás, no suelen aconsejar seguir con una relación en la que ya hay niños/as de por medio.

Lo que los demás no acaban de entender, es que si has encontrado a tu otra naranja, da igual las dificultades que puedas tener, si estáis dispuestos a superarlas juntos.

Centrándonos en tu consulta, te aconsejo que comiences por tomarte este paso en vuestra relación con paciencia. Los niños, siendo tan pequeños, necesitan su tiempo para generar un vínculo de confianza y seguridad contigo. Para generar este vínculo es importante que el primer día pases poco tiempo con ellos.

Poco a poco ir haciendo actividades donde te sientas cómoda, disfruta de hobbies propios con ellos. Así ganarás su confianza.
Que se porta mal… cosa de su padre, habla primero con Raúl y déjale tus límites claros.

En ocasiones, los niños pueden ser crueles, con sus gestos o comentarios. Esto ocurre porque son niños, no han aprendido a gestionar bien sus emociones y tú eres una intrusa en la familia. Para dejar de serlo, has de intentar pasar tiempo con ellos, molestarte en conocerles y empatizar con aquello que os une, y no en las miles de cosas que os separaran. Tu mayor enemigo no son los niños, si no la figura que representas, la nueva pareja de su padre, que le quita tiempo de estar con ellos.

Por último, Toñi, no dejéis de hacer esas cosas que habéis estado haciendo como pareja, desde que os conocisteis. Hay momento para todo, simplemente tenéis que sumar nuevos momentos sin perder los que ya habéis creado.
Un saludo y cuéntanos cuál ha sido tu experiencia al conocer a los hijos de Raúl, estaremos encantados de leerte.

Mi hijo tiene muchos tics y no sé como quitárselos
Hola Juan, soy Raquel. Quería consultarte algo sobre mi hijo. Últimamente, tiene muchas manías y no sé cómo hacer para que deje de hacerlas. Por ejemplo, ducharse con la misma toalla. Beber de una jarra solo. Nos dieron un sofá y no consigo que se siente en él. Tics como antes de sentarse, dar media vuelta. Si es día par, le sale todo bien, si es impar, no… la ropa interior solo se pone dos teniendo más opciones… Una infinidad de cosas. Muchas gracias por la ayuda que nos das a través de este consultorio gratuito, y que como a mí, estoy convencida ayuda a mucha gente. Gracias

Hola Raquel. Muchas gracias por tu pregunta y por gracias por leerme.

Cuando un niño necesita muchos rituales suele ser porque se siente inseguro. Suelen preocuparse por todo y por mucho que quieran, no pueden dejar de hacerlo. De ahí que se inventen esta serie de rituales o manías y si lo dejan de hacer, ocurre algo malo. No deja de ser elementos que le dan protección.

Para comenzar, lo primero es no dar el poder de tu casa a los comportamientos rutinarios del niño. Rendirse a la presión de estos comportamientos, no va a solucionar nada.

Este tipo de conductas del niño, requiere una terapia que se centre en las propias conductas. Tu hijo ha ido desarrollando estas rutinas porque si no las hay, pueden ocurrir cosas malas. Un profesional tiene que guiar cómo desaprender estas conductas, enseñarte a ti cómo ayudarle y guiarle y, posteriormente, el resto de la familia ha de aprender las mismas pautas que estás aplicando tú. En casos muy graves, los niños requieren medicación.

El profesional, lo que va a hacer será exponer al niño a sus miedos, de una manera controlada. Lo que ocurrirá es que poco a poco los rituales irán desapareciendo y el niño verá que no ocurre nada malo. Por ejemplo, tu hijo, que antes de sentarse da media vuelta, se le puede pautar solo dar media vuelta los días pares, luego solo a ciertas horas los días pares… de esta manera desaparecerán.

Mientras que buscas el terapeuta, desde casa, lo importante es escuchar al niño, saber que cree que va a pasar, si no lo hace, preguntarle si puedes hacer algo para que se sienta más seguro. Nunca ridiculizar sus conductas o evitar que las haga. Recuerda, le dan seguridad, por mucho que no lo comprendamos. Nunca le interrumpas cuando esté realizando alguna, ya que potenciarás sus miedos y aparecerán nuevas.

Raquel, este tipo de comportamientos de tu hijo puede causarte mucha frustración, a ti y a la familia, que os esforzáis por ayudarle, normalmente sin éxito, con la consecuente sensación de impotencia general que puede afectar a todos. No es vuestra culpa, pero sois la solución. Cuéntanos cómo ha evolucionado tu hijo, por favor. Un saludo muy grande.

PUBLICITAT





REDACCIÓ21 Octubre, 2022
Dona-El-consultorio-1280x853.jpg

Son muchas las personas que, en los últimos tiempos, experimentan problemas de depresión y de autoestima. Los conflictos dentro del hogar se intensifican y las parejas en crisis aumentan. Larepublicacheca.cat quiere darte la oportunidad de conocer herramientas que te permitan recuperar el control de tu vida. Hoy continuamos con la sección en que Juan Fco. Martín, terapeuta y director de Terapia Familiar Integral, y sus pacientes internautas son los protagonistas. Si estás interesado en dejar una consulta, no dudes en hacérnosla llegar a través de Facebook, Instagram o vía tfi.terapiafamiliarintegral@gmail.com. 

Me han diagnosticado una enfermedad crónica y no sé si podré superarlo
Buenas noches, Juan. Hace unos días estuve con mi médico y después de miles de pruebas, especialistas y demás, me han diagnosticado una enfermedad crónica y me ha quedado destrozado. No sé, creo que esto es un sueño y esto no está pasando. Esta noche me he pasado buscando información, me he apuntado a numerosos grupos de Facebook para saber más, pero no me siento capaz. ¿Cómo puedo superarlo? Juan Ramón (Barcelona)

Hola, Juan Ramón. Gracias por escribirnos y contarnos esta situación que estás viviendo.
Seguro que ha sido impactante saber que se tiene una enfermedad crónica. Estas preguntas se pasan por nuestras mentes: ¿por qué yo?, o ¿de dónde viene? Siento decirte que, en ocasiones, nada puede explicar por qué tienes la enfermedad.
A medida que pasen los días pasaras por varios estadios, la ira del porqué tienes tú la enfermedad. La tristeza o depresión porque posiblemente no puedas vivir de la manera como solías hacerlo. Te sentirás confuso o estresado, donde tendrás que aprender a saber cómo cuidarte. Tu cuerpo puede cambiar y tu autoestima puede resentirse.

Ten por seguro que, con el tiempo, tu enfermedad será parte de ti y tendrás una nueva normalidad.

Cuando sea el momento provocaras cambios en tu vida, te la harán más fácil, nuevas rutinas y horarios, comidas que para ti poco a poco vayan haciendo de tu día a día una costumbre. Has de ser paciente y entender que todo cambio lleva un tiempo y has de permitírtelo.

Con enfermedades crónicas, se necesita mucha energía para manejar el día a día. Algunas veces, esto puede afectar tu actitud y estado de ánimo. Te vas a sentir muy solo y es lo más difícil de llevar.

Por último, has de tener en cuenta el estrés. Da un paseo, lee un libro o mira una película, yoga, clases de arte, practica con algún instrumento de música. Si el estrés perdura, hablar con un terapeuta puede ayudarte a afrontar los muchos sentimientos que surjan.

Juan Ramón, un diagnóstico es una nueva manera de vivir la vida, de ver el mundo y como este te mira a ti. Serás parte de un grupo de personas incomprendidas y con miedo. No estás solo y no te encierres en ti mismo. Pero sobre todo confía en los profesionales que te ayudaran a seguir adelante.

Creo que estoy siendo demasiado protector con mis hijos gemelos, creo que tengo que cambiar algo y no sé lo que es
Buenas, Juan. Soy padre de dos gemelos de seis años. Desde hace dos años mi mujer está trabajando y yo me hago cargo de la crianza de los niños. Ellos están bien, pero me da la sensación de que los protejo demasiado, les doy todo lo que necesitan, me antepongo a lo que les pueda pasar y en ocasiones creo que soy demasiado protector. ¿Cómo podría saber si les protejo demasiado? Roberto (Barcelona)

Hola Roberto, como me gustan los padres y las madres que reflexionáis sobre vuestra paternidad/maternidad.
Yo tengo cinco trucos básicos para padres preocupados como tú.

Lo primero que debemos hacer es agradecer a nuestros hijos sus esfuerzos y hemos de reconocer sus logros por pequeños que sean. De ahí fortaleceremos su autoestima y tendrán más ganas de realizar nuevos logros. Incluso sería positivo reforzarles que hayan intentado hacer algo que no hayan conseguido, si se han esforzado. Porque los errores y la frustración se combaten con el apoyo incondicional de los papas y las mamas.

El segundo consejo es la comunicación. En esta sociedad en el que la comunicación se difumina entre los distintos canales, sobre todo a raíz de las redes sociales, hemos perdido la capacidad de hablar cara a cara. En ocasiones reducimos nuestra comunicación en como os ha ido en el cole y poco más. Los niños han de sentirse escuchados y comprendidos. Hemos de conocerlos a través de la comunicación

Tercero, pasa tiempo con ellos, ahora y cuando sean mayores. Un niño se comporta por lo general diferente cuando estamos o no presentes. Desarrollan su personalidad mediante ensayo y error. Te recomiendo que trates de observarlos todo lo posible para conocerlos y descubrir esas facetas más suyas o que complementan e influyen más en su identidad y comportamiento. Piensa que el tiempo que pasas alejados de ellos, nunca vuelve.

Cuarto. Tus hijos van a tener problemas y una vida dura llena de obstáculos. Como padres hemos de dejarles que se equivoquen y que, por sí mismos, lleguen a encontrar el resultado o el camino para resolver ese conflicto o problema. Si haces esto, reforzarás su iniciativa. Tú ya has cometido tus errores y no tienes la responsabilidad de que ellos no los comentan.

Quinto. El mundo es un lugar peligroso. Es importante que los dejemos darse cuenta de lo que sucede a su alrededor. Eso favorece que ejerciten conceptos como la compasión y empatía por los demás y, a la vez, refuercen el hecho de sentirse útiles y tratar de ayudar de alguna manera en lo que puedan.
Roberto, intenta ponerte en la piel de tus hijos ahora y cuando crezcan, recordar qué hacías y cómo te sentías a su edad y traer a tu memoria los mejores valores que te inculcaron tus padres y abuelos. Esa es tu mejor guía.

Mi novio me ha dejado, se ha ido de casa y no lo supero
Hola Juan. Te escribo porque estoy muy triste. Mi novio me ha dejado, llevábamos tres años juntos y no lo entiendo. Hace unos meses había observado que él estaba más frío. Acababa de cambiar de trabajo y yo pensaba que era por eso. Este fin de semana me dijo que teníamos que hablar y me dijo que estaba agobiado. Yo le dije de hacer terapia o darnos un tiempo. No ha aceptado y desde ese mismo día ya no está. No puedo para de llorar y voy a suspender todos los exámenes. Victoria (Madrid)

Hola Victoria. Michas gracias por tu pregunta y por compartir tu situación.

Siento mucho el momento que estás pasando. Que alguien te deje es una vivencia traumática. Y como en todo trauma, tiene sus fases.

Has vivido un abandono por parte de un ser querido. El abandono es uno de los miedos más profundos que todo ser humano tiene, nos paraliza, nos condiciona y nos impide ver más allá de la perdida.

Nuestra autoestima se resiente. Has hecho todo por la otra persona, has abierto tu corazón y has puesto tus ilusiones y proyectos junto a otra persona. A día de hoy, lo único que piensas es que, si prefiere estar sin ti, no verte o no compartir su vida contigo es porque no eres lo que desea, no estás a la altura, no eres suficiente o directamente porque no vales para él.

Con nuestros sueños y proyectos de futuro desvanecidos con su marcha, comienza la idea del ‘nunca más’, esto te bloquea y te paraliza. Es como un peso insoportable en los hombros que apenas te deja avanzar y que, de no gestionarlo correctamente, te puede llevar a deprimir y que sientas que pierdes toda ilusión.

Si sientes que estos puntos te son familiares y que eso es lo que te ha ocurrido o te sigue ocurriendo, no debes preocuparte porque es lo normal. El cerebro necesita un tiempo para adaptarse a tu nueva vida sin la persona que hasta ahora te acompañaba en ella.

Ahora bien, si pasan los meses y ves que sigues atrapada en alguna de las fases del duelo: sigues preguntándote “¿por qué?”, sigues hablando de tu ex con rabia y como si hubiera sucedido ayer… En este caso te recomiendo que pidas ayuda.

Victoria, recuerda que por mucho que ahora estés sufriendo, una ruptura de pareja es una experiencia para la que todos, sin excepción, estamos preparados. Puedes hacerle frente y seguir adelante con tu vida, incluso siendo más feliz que antes.

PUBLICITAT





REDACCIÓ18 Març, 2022
Juan-Fco-Martín_Terapeuta_TFI-1-e1646997644714.jpg

Son muchas las personas que, en los últimos tiempos, experimentan problemas de depresión y de autoestima. Los conflictos dentro del hogar se intensifican y las parejas en crisis aumentan. Larepublicacheca.cat quiere darte la oportunidad de conocer herramientas que te permitan recuperar el control de tu vida. Conversamos con Juan Fco. Martín, terapeuta y director de Terapia Familiar Integral, quién nos explica en qué consiste la terapia familiar, sus ventajas y beneficios.

Cómo terapeuta familiar, ¿cuáles son las dificultades más comunes a las que te enfrentas?

A nuestras terapias acuden padres y madres preocupados por alguno de sus hijos, parejas en momentos difíciles de su relación de amor, adolescentes muy tristes, que se sienten muy solos, personas con adicciones o con trastornos depresivos. En auge están, sin duda, las adicciones a las nuevas tecnologías, no sólo para tratar a la persona que sufre la adicción, si no también padres y madres preocupados por cómo gestionar las mismas. 

Tras el confinamiento y las diversas consecuencias que nos ha traído (profesionales, sociales y emocionales) ¿qué tipo de herramientas recomiendas a las familias?

¡Qué difícil es vivir en la nueva normalidad!, ¿verdad?

La pandemia lo que ha hecho es obligarnos a aprender a convivir con la incertidumbre y el miedo, y darles valor en su justa medida. Por esto es importante no crearnos falsas expectativas, tener claros los objetivos de vida y las relaciones humanas.

Mi primer consejo es centrémonos en lo que funciona -antes, durante y después- del confinamiento. Esto sirve tanto para padres con hijos, parejas que están pasando por malos momentos o personas que por una u otra razón se sienten perdidos, solos o muy tristes.

Ahí va otro, en nuestra familia, pareja o en nosotros mismos, existe la capacidad para mantener la calma y la serenidad en situaciones de tensión, procurando otros momentos para resolver. Con esto reducimos la tensión emocional y pasamos al tercer consejo, hemos de procurar tener un espacio para expresar las emociones, porque al expresarlas las damos forma y cobran vida.

  “La felicidad se trabaja y un estado de felicidad se multiplica a través de gestos de generosidad y amor hacia tu pareja”

Muchas parejas pasan ahora por serias dificultades en su relación, ¿a qué crees qué es debido?

dav

Esta sociedad ha provocado, mucho antes de la pandemia, que las relaciones de pareja y los matrimonios estén en crisis. Somos el país donde las personas menos se casan y más divorcios hay.

Además hay que empezar a llamar las cosas por como son, no es lo mismo una relación afectiva-personal-sexual; y una relación en pareja. Una relación de pareja estable, como cualquier proyecto, necesita que alimentemos ese chispazo inicial con ideas nuevas cada día, con planes eficaces, mucho trabajo y esfuerzo individual y compartido. 

¿Cómo pueden nuestros lectores que se encuentren en esa situación mejorar su relación de pareja?

No tenemos que tener miedo a revisar cómo esta nuestra pareja y dar sentido a la misma; hemos de formar equipo y esto se hace a través de la comunicación, de escuchar al otro. Mostrar afecto, saber pedir perdón, decir gracias o un te quiero.

Yo repito siempre en terapia de pareja que la felicidad se trabaja y un estado de felicidad se multiplica a través de gestos de generosidad y amor hacia el otro.

Muchos padres se muestran preocupados por las dificultades que afrontan en la crianza de sus hijos, ¿qué consejos les darías?

dav

Los niños necesitan a sus padres siempre. Necesitan su seguridad, su afecto, necesitan verles y aprender de ellos y con ellos; en familia. Lo primero que deberíamos crear en casa son rutinas diarias y como padres debemos responsabilizarnos de que nuestros hijos las cumplan. Hemos de comunicarnos con ellos para que cada día vayan aprendiendo y sean más autónomos. Por otro lado, es importante que los niños/as aprendan qué es la responsabilidad, que aprendan a respetar límites, a fracasar y a levantarse,  y que experimenten, siempre bajo la supervisión de los padres y madres. 

Padres y adolescentes, eternos conflictos, pero ahora se unen las redes sociales ¿cómo lo abordamos?

Como cualquier otro aspecto de la vida, obviamente. No lo podemos prohibir pero tampoco dejar que lo utilicen sin filtro ninguno.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es ¿quién sabe más de tecnología, tus hijos o tú? Si son ellos los que más saben, mal vamos, porque no tendrás la capacidad como padre de protegerlos y orientarlos. Para ellos, como padres y madres hemos de estar a la última en aparatos tecnológicos y redes sociales; supervisar las redes de nuestros hijos y sus amistades en internet, al igual que hacemos cuando conocen a nuevos amigos/as en el instituto, actividades deportivas o de fiesta. Cada aparato tecnológico, cada red social, está marcada por una edad determinada y marca el tiempo recomendado su utilización; ahí tenemos una guía inicial.

Si convivo con una persona y detecto que puede tener problemas de autoestima o de adicciones, ¿qué podemos hacer para ayudarles?

Son problemas muy diversos y si además entendemos que cada persona es única es imposible generalizar. Veamos cada caso por separado, por ejemplo, si tienes un familiar con una autoestima baja es importante evitar que se sienta peor. Anímale a hacer cosas que se le den bien; permanece a su lado, y evita darle soluciones a su situación, el/ella sabrá encontrar el camino con la ayuda profesional adecuada.

Las adicciones las hay de muchos tipos, al alcohol y las drogas, la ludopatía, el sexo o la última y más preocupante por lo reciente que es las pantallas (móviles ordenadores o nuevas tecnologías). Cuando alguien es adicto no solo sufre la persona, si no toda la familia se ve afectada. Es importante entender que la familia no es la culpable, pero en ocasiones nos convertimos en encubridores de las adicciones, por evitar discusiones y peleas. Encubrir a un adicto provoca que la problemática crezca y se agrave, hace que nos saltemos los límites de la familia, nos convierte en cómplices del consumo y aparece un concepto que se llama “el consumo familiar”. Si esto se produce, habría que alejar a esta persona de su familia porque es perjudicial para él/ella y ninguna terapia tendría buenos resultados.

PUBLICITAT