Arxius de EL CONSULTORIO | Diari La República Checa

REDACCIÓ29 Juliol, 2022
Juan-Fco-Martín_Terapeuta_TFI-1-e1646997644714.jpg

Son muchas las personas que, en los últimos tiempos, experimentan problemas de depresión y de autoestima. Los conflictos dentro del hogar se intensifican y las parejas en crisis aumentan. Larepublicacheca.cat quiere darte la oportunidad de conocer herramientas que te permitan recuperar el control de tu vida. Hoy continuamos con la sección en que Juan Fco. Martín, terapeuta y director de Terapia Familiar Integral, y sus pacientes internautas son los protagonistas. Si estás interesado en dejar una consulta, no dudes en hacérnosla llegar a través de Facebook, Instagram o vía tfi.terapiafamiliarintegral@gmail.com. 

 

  • Mi marido y mi madre no se llevan bien y me siento entre la espada y la pared
    Hola Juan, mi nombre es Rebeca y quiero consultarte por un problema con mi pareja. Somos de Valencia y veraneamos en un pueblo de Soria de donde soy yo. Cuando estamos en Valencia todo bien, pero cuando vamos al pueblo, nos distanciamos, discutimos, él me dice que yo le abandono, pero no es verdad. Llevamos aquí una semana y ayer se marchó a dormir al coche porque dice que mi madre le ridiculiza y yo no creo que sea así. ¿Qué puedo hacer? Me tienen entre la espada y la pared, al final, la mala soy yo. Rebeca (Valencia).

Rebeca, gracias por contarnos esta situación tan complicada que estás viviendo en tus vacaciones.

De lo que me hablas no es de una mala relación entre tu madre y tu pareja, sino más bien entre una falta de límites entre vuestra pareja y tu madre. Me explico.

Cuando una relación de pareja es sana, existe la comunicación, la confianza, el respeto, el apoyo mutuo, (a esto le llamo lealtad entre la pareja) como ejes fundamentales de la convivencia. En este caso, cuándo veraneáis en el pueblo, creo que tu marido puede sentir que tu lealtad fluctúa entre tu madre y él; esto hace que la relación de pareja se resienta y las discusiones aparezcan. Ahí tenemos otro pilar que se nos cae, la comunicación. Y si no hay lealtad y comunicación, pues la confianza se va perdiendo.

En muchas ocasiones culpamos al pueblo, a las relaciones familiares o incluso al hecho de irnos de vacaciones, pero ambos tenéis que tener en cuenta que el problema fundamental es la pareja y de cómo ponéis límites a tu madre en este caso. Esto no es algo fácil, por lo que te recomiendo acudir a un profesional especializado en parejas para trabajar vuestra relación.

Mientras te decides a llamar, te recomiendo que puedas hablar con tu madre sobre las dificultades que observas en la relación con tu marido, le dejes claro que le quieres y es tu elección y ella ha de respetarlo. Por otro lado, habla con tu pareja, dile que le quieres y le apoyas, y que, si tu madre le dice algo ofensivo o hiriente, te lo diga a ti, para que tú la limites.

Rebeca, irse de vacaciones no es sinónimo de disputa si existe una buena relación. Los problemas nunca se quedan en casa, van contigo, vayas donde vayas.

Un saludo y gracias por tu consulta.

  • Hijo de 22 años que no hace nada con su vida, preocupa a su madre.
    Buenas tardes, Juan, quería darte las gracias por este espacio. Mi consulta es sobre mi hijo de 22 años. Desde que termino el instituto le encuentro apático, desanimado, le falta la ilusión, no tiene proyectos de futuro, pero tampoco en su día a día. Siento que está perdido y no sabemos qué hacer con él. Cuando le preguntamos dice que no le pasa nada, pero no es normal esta situación, no hace nada de nada. Mi marido dice que es un ‘Nini’, que le tengo muy consentido, pero yo siento que sufre. ¿Cómo podemos ayudarle? Rosa María (Reus, Tarragona).

Hola Rosa María, gracias por tus palabras y por tu consulta.

Como me gusta cuando consultáis por vuestros hijos, aunque sean mayores y seguís mirándolos y preocupándoos por ellos.

Pues bien, con 22 años tu hijo NI estudia Ni trabaja. Normalmente, si no hay ningún factor biológico o de salud mental, que por lo que cuentas no parece ser así, es probable que tu hijo haya podido llegar a esta situación por una sobreprotección por vuestra parte. Estoy convencido de que actualmente tiene todas sus necesidades vitales cubiertas y no es necesario, para él, realizar ningún tipo de esfuerzo más.

¿Y qué podemos hacer ahora?, os aconsejaría no darles dinero en general para gastos innecesarios como puede salir de fiesta, para gasolina, si no es para trabajar o ir a estudiar, ponerle límites en casa y unos horarios. Tenéis que dejarle de ver como un pobre niño desvalido, que ya es un hombre hecho y derecho.

Estoy convencido de que tu hijo tiene un gran potencial dentro, que no le estáis dejando sacar por los excesivos cuidados que le estáis dando, es mucho más de lo que te parece como persona.

Si estas ideas os plantean conflictos en la convivencia, siempre podéis acudir a un terapeuta familiar que os oriente en vuestro caso concreto y como sacar, como familia, el potencial de vuestro hijo y verle, por fin, disfrutar de su vida más allá del cuidado de papa y mama.

Ya nos contarás si te ha servido estas pautas y si tu hijo ha sido capaz de responder a ellas. Un saludo

  • Hijo de tres años que no duerme y tiene a los padres desbordados, no encuentran solución porque lo han probado todo.
    Hola Juan. Mi nombre es Carmen y tengo un niño de tres años que le cuesta ir a dormir. Cada noche terminamos cansados mi pareja y yo porque a partir de las ocho comienza a estar activo. Hemos probado con cuentos, a relajarle con masajes, baños calientes, melatonina y cada noche nos dan las once y sigue muy nervioso. El pediatra dice que es normal y que poco a poco se adaptara, pero nosotros estamos desbordados. ¿Qué podemos hacer? Carmen (Madrid)

Hola Carmen, que difícil y angustioso tiene que estar siendo para vosotros, a ver si puedo daros un poco de luz a esta situación.

Por un lado, creo que el pediatra lo que os ha intentado es tranquilizaros. Los niños absorben nuestras energías de una manera increíble, si él, a partir de las ocho, os nota más nerviosos, intranquilos y con esta sensación de que algo va a ocurrir, él va a estar alterado. Por lo que tendréis que tranquilizaros y entender que no va a ver un truco o varita mágica que duerma a vuestro hijo a las nueve de la noche.

Vamos a hacer varias cosas. Una vez vosotros entendáis que tendréis que llegar a este momento del día tranquilos, vamos a crear una rutina diaria cada noche, hacer siempre lo mismo cada día y a la misma hora. Baño, cena, podemos leer un cuento o un audiolibro, siempre el mismo y cuando se termine, nos marchamos de la habitación.

¿Y si no se duerme?, que es lo más normal el primer día. Lo volvemos a poner, pero nunca jugamos con él a otra cosa, nos mantenemos.

Además de esto, vamos a utilizar el audiolibro o el cuento que escojamos en otros momentos de día, viaje en el coche a casa de los abuelos, siesta o momento en los que queramos que se relaje. Hemos de asociar al niño a que el cuento o el audiolibro es un momento de relajación, de esta manera, él por la noche lo vivirá de la misma manera, relajado.

No podemos escoger los momentos de la relajación cuando a nosotros nos interese, ha de ser en momentos que queramos crear una rutina. Recuerda que para que tu hijo aprenda que la hora de dormir es un momento relajado, hemos de trabajarlo previamente en otros momentos del día. Carmen, prueba esta sencilla tarea y nos cuentas si has podido conseguir que tu hijo viva el momento de ir a dormir como algo relajado para todos. Un saludo.

PUBLICITAT



REDACCIÓ22 Juliol, 2022
Juan-Fco-Martín_Terapeuta_TFI-1-e1646997644714.jpg

Son muchas las personas que, en los últimos tiempos, experimentan problemas de depresión y de autoestima. Los conflictos dentro del hogar se intensifican y las parejas en crisis aumentan. Larepublicacheca.cat quiere darte la oportunidad de conocer herramientas que te permitan recuperar el control de tu vida. Hoy continuamos con la sección en que Juan Fco. Martín, terapeuta y director de Terapia Familiar Integral, y sus pacientes internautas son los protagonistas. Si estás interesado en dejar una consulta, no dudes en hacérnosla llegar a través de Facebook, Instagram o vía tfi.terapiafamiliarintegral@gmail.com. 

Madre soltera nos consulta si hace bien con no castigar a su hijo cuando hace algo mal
Buenos días Juan. Quería comentarte mi caso. Bueno, soy mama soltera y tengo un niño de cinco años. Últimamente el niño se porta muy mal, tiene muchas rabietas, sobre todo cuando le regaño, no lo lleva nada bien, por lo que he dejado de hacerlo, así estamos más tranquilos. Una amiga me dijo que eso podría tener problemas en el futuro y no sé muy bien que hacer. Gracias. Jenny (Madrid).

Hola Jenny, gracias por contarnos tu situación.

Pues en lo de no “regañar al niño”, estoy de acuerdo con tu amiga, no solo es que te puedas encontrar un problema en el futuro, sino que puede que tu hijo piense que no le importas, ya que con las rabietas y las malas conductas busca tu atención, realmente estarías dejando de hacer tus funciones parentales.

Para poder establecer consecuencias a los niños, te recomiendo que hagas lo siguiente. Tienes que poner normas y límites en casa, obviamente, pero con la edad de tu niño, han de ser pocas y claras. Un ejemplo sería, si tu hijo jugara con un balón en casa y tú le habrías indicado que es un sitio donde no se puede jugar.

Le diríamos, siempre delante de él y asegurándonos que nos está escuchando, “recuerda que no se puede jugar con el balón en casa, puedes dejarlo y jugar a otra cosa, o no podrás jugar con el balón hasta mañana”. Obviamente, tu hijo puede decidir hacer caso o no, esta es una forma de enseñar a tu hijo a madurar y a tomar decisiones. Si nos escucha y hace caso, le felicitamos.

Pero también puede decidir ignorarnos y seguir jugando. Si opta por esta opción, lo primero es controlarnos nosotros emocionalmente, porque en ocasiones lo que hacemos es repetir una y otra vez la consecuencia sin hacer nada nuevo, si ya le hemos dicho lo que va a pasar, pues hemos de asumir que somos la autoridad y hemos de cumplir con nuestra palabra.

Si cuando le retiramos la pelota el niño llora, es normal, está frustrado por no salirse con la suya, aceptamos su emoción, de hecho, podemos explicarle como se siente y que ha ocurrido hasta llegar a este momento. De esta manera, el niño aprenderá a conocer las emociones y tomar decisiones pensando en las consecuencias.

Te animo Jenny a probar esta manera de poner consecuencias y recuerda que aunque los comienzos puedan ser difíciles, la constancia es importante en la crianza de tu hijo.

Una madre está preocupada porque su hijo mayor se tira encima de su hija de 4 meses y no entiende por qué lo hace
Hola Juan. Mi nombre es Graciela (Barcelona) y quiero comentarte algo que me preocupa. Tengo un niño de cinco años y una niña pequeña de 5 meses. Pues bien, el mayor no controla su fuerza con la pequeña, se tira encima de ella con todo su peso. Yo le hablo tranquila, con todo el cariño, le explico que puede hacerla daño y cada vez lo hace más. Esto me pone bastante nerviosa, no me explico que no pueda entender que puede hacer daño a su hermana. ¿Qué estoy haciendo mal?

Hola Graciela, gracias por escribirnos y darme la oportunidad de darte algún consejo.

Me da la sensación por lo que cuentas, que tu hijo mayor siente celos de la pequeña, y que este tipo de conductas que tiene las hace para llamar tu atención y creo, que por lo que cuentas, lo está consiguiendo.

En caso de niños tan pequeños y los celos, lo que siempre recomiendo es que el mayor sea más partícipe en el cuidado de su hermana.
Por ejemplo, yo le enseñaría, siempre bajo supervisión, que cambie un pañal o darle el biberón.

Por otro lado, si tienes a alguien que pueda ayudarte con el bebe, puedes tener momentos para ir a tomar un helado con tu hijo o hacer alguna actividad que a él le guste, dándole su momento de protagonismo. Si no tienes a nadie, busca los horarios en los que la pequeña duerma para hacer este tipo de actividades con el mayor.

Lo que sí que quiero dejarte claro es que el mayor no quiere hacer daño a la pequeña, tan solo son llamadas de atención hacia ti. Esos pensamientos de “hacer daño al otro” suelen aparecer en edades más adultas.

Un saludo y disfruta de tu preciosa familia Graciela

Padre preocupado porque su hija de 11 años no sabe manejar la frustración
Hola Juan, soy Jorge (Tarragona) y tengo una niña de 11 años. Estoy preocupada por ella, porque me estoy dando cuenta que le cuesta mucho aceptar cuando se equivoca, se culpabiliza mucho y se bloquea. Yo la intento decir que no pasa nada, que todos nos equivocamos, pero ella se enfada mucho consigo misma y luego con cualquiera de la familia. ¿Cómo podemos ayudarla?

Hola Jorge, que bonito es que intentes ayudar a tu hija a realizarse y evitar su sufrimiento.

Por lo que cuentas, tu hija parece que se frustra cuando algo no le sale bien. Lo primero que tienes que hacer es explicarle este sentimiento y que es normal, a todos nos pasa.
También puedes explicarle que muchas personas cuando sienten frustración a menudo generan un sentimiento de tristeza, decepción y desilusión que en determinadas personas puede derivar en ira, rabia y agresividad. Pero sobre todo indícale que es normal y que puedes enseñarle a manejarla.

Lo primero que tendrás que enseñar a tu hija es aprender a tener más paciencia, explicarle que no tiene por qué saber hacerlo todo a la primera y que nadie espera que todo lo haga perfecto, que tiene derecho a equivocarse.

En segundo lugar, podéis hablar de las consecuencias que han tenido en su vida cuando ha discutido con vosotros. Preguntarle cómo se siente ella en pensar en esto y como cree que os habéis sentido vosotros ante esta situación.

Por último, ofrécele opciones. Te recomiendo que cuando ella se frustre apunte en un papel el problema que tiene y que apunte tres posibles soluciones, si no se le ocurre, ofrécele que te consulte o incluso poder hacer una lluvia de ideas la familia.

Jorge, te animo a que pruebes estas ideas y nos cuentes que tal han sido los resultados. Un saludo.

PUBLICITAT



REDACCIÓ15 Juliol, 2022
Juan-Fco-Martín_Terapeuta_TFI-1-e1646997644714.jpg

Son muchas las personas que, en los últimos tiempos, experimentan problemas de depresión y de autoestima. Los conflictos dentro del hogar se intensifican y las parejas en crisis aumentan. Larepublicacheca.cat quiere darte la oportunidad de conocer herramientas que te permitan recuperar el control de tu vida. Hoy continuamos con la sección en que Juan Fco. Martín, terapeuta y director de Terapia Familiar Integral, y sus pacientes internautas son los protagonistas. Si estás interesado en dejar una consulta, no dudes en hacérnosla llegar a través de Facebook, Instagram o vía tfi.terapiafamiliarintegral@gmail.com. 

Madres de dos niñas de 11 años están preocupadas por la cantidad de horas que pasan las jóvenes en verano en las redes sociales
Hola Juan, somos dos madres que llevamos un par de meses leyendo tu consultorio y te queremos dar las gracias por tus consejos, nos son de gran ayuda. Te queríamos consultar sobre nuestras dos hijas, que son amigas del cole y hablando las dos madres, nos hemos dado cuenta de que en verano pasan muchas horas conectadas a las redes sociales y delante de pantallas ¿Qué nos puedes aconsejar? Verónica y María

Hola Verónica y Marta, gracias por vuestras palabras y os animo a seguir leyendo y aprendiendo para ayudar a vuestras hijas. Sobre vuestra consulta comenzaremos a hacer un horario y este debe ser flexible. ¿Cómo lo debemos hacer? Incluiremos desde tareas domésticas, actividades al aire libre, actividades en familia, buscar nuevas experiencias (cocinar, por ejemplo) y tiempo libre para ellas.

En cuanto al tiempo libre, vuestras hijas ya están en edad de relacionarse y ser parte de grupos más allá de la familia. Hemos de estructurar horarios que han de respetar y lugares conocidos y ser supervisadas por adultos, ya que solo tienen 11 años.
También tenéis que entender que los jóvenes actualmente se relacionan por las redes y este espacio de libertad y de relación es importante para ellas y ha de estar incluido en su tiempo libre, ellas decidirán si salir o quedarse.

Otro aspecto fundamental que deberéis incluir son los descansos, horas de dormir y máxima de levantarse; romper con los ritmos biológicos es algo que resiente, no suelo nuestro cuerpo, sino nuestro estado emocional, llegando a estar más alterados y de peor humor. Nada de pantallas por las noches.

Algo a lo que hemos dado mucha importancia a nivel educacional ha sido al “repaso de verano” a pesar de que lo hayan aprobado todo. Pues bien, a nivel mental y de concentración, es más conveniente que las niñas puedan descansar y hacer otro tipo de actividades que no pueden hacer durante el curso, por eso, el verano debería ser un periodo de descanso lectivo; por lo que os recomiendo no introducir este tipo de actividades en el horario.

¿Y si se aburren? El aburrimiento es bueno en todas las edades. Puede ser molesto o incómodo al principio, pero es un paso necesario para la creatividad, para el desarrollo del pensamiento divergente y para la solución de problemas.

Un saludo y nos contáis como os ha ido el verano y si han funcionado las recomendaciones.

Padre está preocupado porque la relación entre sus dos hijas de 5 y 7 años se está perdiendo
Hola Juan, mi nombre es Miguel y soy padre soltero de dos niñas de 5 y 7 años. Hasta hace poco siempre jugaban juntas, compartían espacios, música, juegos y la verdad es que se llevaban muy bien. Desde hace unos meses la mayor no quiere jugar con su hermana, cuando van al parque la aparta de los juegos y no quiere compartir a sus amigas. En casa también se enfada mucho cuando paso más tiempo con la hermana pequeña, la noto más triste y me dice que echa de menos a su hermana mayor. ¿Qué puedo hacer para que sea como antes? Miguel

Hola Miguel, gracias por tu consulta.

Por lo que comentas parece que tu hija mayor está creciendo y busca sus propios espacios, pero es tan importante que te hayas dado cuenta de esto, que he de darte la enhorabuena.

Ser padre de dos hijas con edades tan cercanas en ocasiones caemos en la trampa de no darle a cada una su espacio y esto hace que no podamos ver la diferencia entre la una y la otra. Lo primero que has de intentar es de no buscar quien es la culpable de lo que está ocurriendo, no te va a servir de nada, lo que estás viviendo es un proceso de crecimiento de tu hija mayor.

Evita comparar a las niñas, nunca debemos hacerlo, pero menos en estos casos, ya que cada una tiene unas necesidades vitales, unos gustos diferentes y unas capacidades que, como padre, has de reconocer y potenciar, individualmente.

Cuando surjan conflictos, acéptalos, no los reprimas, no es malo que las niñas discutan y tengan necesidades distintas. Es importante ayudarles a entender que es normal enfadarse de vez en cuando, incluso con las personas que queremos, sin que signifique que nos importan menos. Eso les ayudará a no sentirse culpables solo por haberse enfadado. Tu papel es de mediador, escuchando la versión de cada hermana y haciendo que ambas se sientan comprendidas e incluso que ellas mismas busquen la solución al conflicto.

Por último, te aconsejo que les dejes su propio espacio de hermanas. Intenta que tengan momentos de juego y de complicidad solas, sin la supervisión de los adultos. De esta forma fomentas que compartan experiencias, que se hagan cómplices, que se cuiden la una a la otra o que solucionen sus rivalidades.

Te doy la enhorabuena por querer mejorar la vida de tus hijas, pero por desgracia crecen y las relaciones cambian, hemos de adaptarnos al cambio con ellas. Un saludo, Miguel.

Una madre pregunta cómo puede decirles a sus hijos que se va a divorciar de su padre
Buenas noches Juan, mi nombre es Vanesa. Te quería consultar sobre un momento muy complicado en mi vida. Desde hace un par de años mi pareja y yo estamos distanciados hasta el punto que hemos decidido divorciarnos. Tenemos un hijo de 14 años y una niña de 10. Nuestra duda es como contárselo a ellos, porque no queremos hacerles daño. Gracias

Hola Vanesa, gracias por consultarnos tus dudas sobre este momento vital que estáis pasando.

El divorcio siempre es algo doloroso para todos los integrantes de la familia, la idealización que tenemos como hijos de nuestros padres, de nuestra vida o el cambio que para todos implica, no es nada fácil. Pero si hay personas capaces de adaptase a los cambios son nuestros hijos, a lo que no se adaptaran es a que vosotros como padres os llevéis mal o incluso que puedan sentirse como moneda de cambio dentro del divorcio. Para que esto no ocurra, te doy unas pautas que te recomiendo que sigáis.

A la hora de comunicarlo, si la relación entre ambos padres no es demasiado conflictiva y podéis soportaros juntos un ratito, os recomendaría sentaros los dos con ellos. Tendréis que tener como un guion de que les vais a decir, como por ejemplo que lamentáis que el matrimonio no haya funcionado, pero que estáis haciendo lo mejor para ambos. Es importante que les comentéis que no ha sido una decisión fácil para ninguno de los dos.
Para ellos va a ser importante también escuchar que para nada ha sido culpa suya, los hijos y las hijas adolescentes tienden a culparse por buscar un motivo, lo necesitan.

El discurso ha de ser sincero, dejando claro a vuestros hijos que va a ocurrir con ellos a partir de ahora y que estáis dispuestos a tener en cuenta su opinión acerca del nuevo plan de vida. No les preguntéis con quién quieren vivir o cuánto tiempo desean pasar con cada uno de vosotros. Tener bien claro que sois vosotros los únicos responsables de este tipo de decisiones.

Por último, admitir preguntas cuando le deis la información, que ellos puedan sentirse libres de preguntar y si no tenéis la idea clara sobre la respuesta, lo mejor es decir que en unos días se la respondáis.
Si nos preguntan de quién es la culpa de separarse, podéis comentarles que son cosas de los adultos y que no necesitan saber esta información, no juguemos al juego del “culpable”, es lo más dañino para ellos, no han de tomar parte por ninguno de los dos.

Ánimo Vanesa en esta nueva etapa y estar pendientes de los niños, es lo que más a necesitar, vuestra compañía y cariño.

PUBLICITAT



REDACCIÓ8 Juliol, 2022
Juan-Fco-Martín_Terapeuta_TFI-1-e1646997644714.jpg

Son muchas las personas que, en los últimos tiempos, experimentan problemas de depresión y de autoestima. Los conflictos dentro del hogar se intensifican y las parejas en crisis aumentan. Larepublicacheca.cat quiere darte la oportunidad de conocer herramientas que te permitan recuperar el control de tu vida. Hoy continuamos con la sección en que Juan Fco. Martín, terapeuta y director de Terapia Familiar Integral, y sus pacientes internautas son los protagonistas. Si estás interesado en dejar una consulta, no dudes en hacérnosla llegar a través de Facebook, Instagram o vía tfi.terapiafamiliarintegral@gmail.com. 

Julia y Marc están preocupados porque creen que abandonan a sus hijos en verano y luego en septiembre hay problemas en casa
Hola Juan. Te escribo porque empieza el verano y siempre me preocupa no pasar tiempo con mis hijos, la verdad es que tengo la sensación de abandonarlos. Tengo una niña de 7 y un niño de 10, pasan mucho tiempo sin nosotros, algunas mañanas van a actividades y por las tardes con sus abuelos porque tienen piscina. Ambos trabajamos. Luego empieza septiembre y vienen los problemas. ¿Qué podemos hacer? Julia y Marc

Hola pareja. Lo que me preguntáis es algo muy común que pensáis la mayoría de los padres, pensando siempre en el bien de vuestros hijos, que se lo pasen bien, luego aparecen las rutinas de septiembre y las discusiones en casa por estar tres meses alejados. Ahí os dejo unas ideas fáciles para no desconectar los unos de los otros.

Es importante crear un horario, por ejemplo, si las mañanas que no van actividades hacen los deberes, ordenan la casa, se bañan en la piscina y luego juegan, sabrán que van a tener un tiempo fijo para hacer lo que más les gusta, aparece menos el estrés y la ansiedad por sus deseos.

Poner una tarea familiar. Cada día hay que hacer una cosa distinta y divertida, por ejemplo; correr por los aspersores en bañador, dar un paseo por el campo, hacer una carrera de relevos, mirar las estrellas tumbados en una toalla, hacer un postre o manualidades.

Por último, pero no menos importante, sería hacer un álbum de recuerdos o un diario de verano. Podéis crear un álbum con todas las fotos que vais sacando durante las vacaciones. Al final del verano podréis verlo todos juntos y hacer una celebración. Os servirá para rememorar todo lo que habéis hecho y comentar cuáles fueron vuestros días favoritos.

Gracias a ambos por escribirnos y por favor contarnos si os han servido estas ideas para mejorar vuestro verano y llevar mejor la vuelta en septiembre

Vanessa nos cuenta que su hija de 14 años tiene novio y se lo niega, quiere saber cómo puede hacer que se lo cuente
Hola soy Vanessa, quería agradecerte Juan que pueda consultarte un tema que me da un poco de apuro. Tengo una hija de 14 años y siempre hemos estado muy unidas, como amigas. Pero ahora le pregunto por los chicos y quien le gusta y me dice que nadie, pero yo me he enterado de que tiene un novio y me da miedo que venga embarazada algún día. ¿Qué puedo hacer para que me lo cuente?

Hola Vanessa, lo primero que quiero decirte es que si una madre es “amiga” de su hija, deja a tu hija huérfana de madre. Es importante tener comunicación y confianza, pero no perder de vista que tú eres su madre.

Además, tu hija ya te está diciendo que ella tiene claros los roles y que probablemente vuestra relación no era lo que tú te imaginabas, no por comer palomitas, pintaros las uñas igual o ir al cine, sois amigas simplemente hacéis rutinas madre e hija. Tu hija tiene claro, como cualquier adolescente que eres una madre y que hay cosas que no quiere contarte porque tendrá miedo, ya sea a decepcionarte o porque te enfades.

Lo primero que te debería preocupar, más allá que se quede embarazada, es que la comunicación entre ambas no sea útil, como en este caso, ya que ella te miente.
Tu hija, como todos los adolescentes, tiene una gran carencia de conocimientos a nivel sexual. ¿A quién se los pregunta?, o a sus amigas o a Google, que no sé que es peor.

Te aconsejo que pienses en halar con tu hija sobre sexo, más que si tiene novio o no. ¿Cómo?, muy fácil, saca el tema con naturalidad cuando se presente la ocasión, con motivo de alguna película o alguna historia en televisión, una anécdota que surja, una canción que suene en la radio, etcétera. Que no parezca algo forzado, a ser posible. Y si no quieres personalizar ni acusar a tu hija para no intimidarla, puedes hablar en términos generales, y así evitas que se ponga a la defensiva. Pero sobre todo, incide en la importancia de los métodos anticonceptivos y la prevención de enfermedades de transmisión sexual.

Vanessa, tu hija está creciendo y te necesita, no quieras ser su amiga, tampoco su enemiga, sino como madre, para empujarla cuando lo necesite y arropándola y animándola cuando se equivoque.

Verónica nos cuenta que su pareja mira a otras mujeres cuando está con ella y por mucho que sus amigas le dicen que es normal, ella no lo tiene claro
Hola Juan. Me llamo Verónica y quiero contarte un problema con mi pareja. Ya son unas cuantas veces que he visto a mi pareja mirando a otras mujeres. Ayer mismo mientras estábamos en un banco sentados, planificando nuestras vacaciones y tomando un helado, pasó otra chica medio desnuda y él se quedó mirándola. Cuando yo se lo dije, que le había visto, porque la siguió un buen rato con la mirada, él me dijo que era por mi culpa, que yo era muy insegura. Cuando se lo he dicho a mis amigas, en otras ocasiones, me dicen que es normal, que todos lo hacen. Quisiera un consejo de un profesional para saber que ocurre y que puedo hacer. Gracias.

Hola Verónica, pues a pesar de que muchos hombres y mujeres lo hagan, no es normal si hay respeto entre ambos, y mucho menos, la respuesta que tu pareja te ha dado.

Es cierto que el ser humano, tanto el hombre como la mujer, son sensibles a los estímulos visuales, en este caso, hacia personas físicamente atractivas, pero hay un componente que no podemos olvidar en las relaciones, el respeto. Si tu pareja, como se dice coloquialmente, “se come con los ojos” a otras mujeres delante de ti, hay un desprecio implícito hacia ti y hacia vuestra relación.

Te aconsejo que si te encuentras en una situación similar, es importante que le hagas saber que su comportamiento te está haciendo daño y le pidas que se comporte de una forma más acorde y respetuosa contigo. Después, debes observar su respuesta, si encuentras una respuesta en la que se disculpa, es el momento de que tengáis una conversación tranquila, en la que expliques cómo te sientes y qué esperas de él, para que ambos estéis más felices en vuestra relación.
Si por el contrario, lejos de entender tus sentimientos, minimiza sus actuaciones constantemente y no te da el sitio que mereces, tal vez deberíais replantearos las reglas básicas de vuestra relación, e incluso, reflexionar si es una relación en la que los sentimientos de ambos se tienen en cuenta.

Por último y no menos importante, es que la otra mujer NUNCA es el problema. Recuerda que tiene derecho a existir, a ser atractiva, a vestirse y actuar como quiera.

Gracias Verónica por consultarnos, pon en práctica estas ideas y toma decisiones consecuentes a lo que te he explicado. Aquí estaremos esperando a conocer tus decisiones.

PUBLICITAT




REDACCIÓ24 Juny, 2022
Juan-Fco-Martín_Terapeuta_TFI-1-e1646997644714.jpg

Son muchas las personas que, en los últimos tiempos, experimentan problemas de depresión y de autoestima. Los conflictos dentro del hogar se intensifican y las parejas en crisis aumentan. Larepublicacheca.cat quiere darte la oportunidad de conocer herramientas que te permitan recuperar el control de tu vida. Hoy continuamos con la sección en que Juan Fco. Martín, terapeuta y director de Terapia Familiar Integral, y sus pacientes internautas son los protagonistas. Si estás interesado en dejar una consulta, no dudes en hacérnosla llegar a través de Facebook, Instagram o vía tfi.terapiafamiliarintegral@gmail.com. 

Una hija nos consulta por qué ve a su padre triste y sin ilusión
Buenas, Juan. Déjame empezar por darte las gracias y que podamos consultar a alguien nuestras dudas. En mi caso es por mi padre, tiene 72 años y le veo muy triste. Cuando se jubiló se le veía con ilusión, nos ayudaba con mis hijas, pero ahora son mayores y no tiene nada que hacer cada día. El domingo hablando con él en la comida le pregunté por qué estaba tan triste y me dijo que no sabía, que no tenía ilusión y no sé cómo ayudarle. ¿Puedes darme algún consejo? María Rosa.

Hola, María Rosa. Lo primero es darte la enhorabuena por haberte dado cuenta de cómo se siente tu padre. No podemos saber lo que sienten los que nos rodean, por eso es importante que pongamos atención y les escuchemos para que se sientan acompañados. Esa actitud nos acerca a los demás.

Nuestros mayores, por lo general, han tenido siempre unas rutinas, ya fuera en el trabajo o en casa. Tu padre ahora ha de crearse unas rutinas saludables. Actividades sencillas y cotidianas, como comprar el pan, ir al mercado, ir a visitar a algún familiar, etc. favorecen el contacto social.

Otra opción podría ser tener una mascota. Los propietarios de mascotas se sienten menos solos y muchos de los adultos que viven solos han llevado mejor el confinamiento gracias a sus mascotas. Los animales de compañía representan un fundamental apoyo: acariciarlos o abrazarlos reduce el nivel de estrés, y con los paseos diarios, además de realizar ejercicio físico, se favorecen las relaciones sociales.

Por último, sería interesante que podáis o le ayudéis a planificar actividades que se adapten a las necesidades sociales y familiares de tu padre. Que se pueda apuntar a algún curso o incluso que le acompañéis al principio (pintura, baile, clubs de lectura, etc.) facilitará encontrar a otras personas con los mismos intereses y aficiones.

Gracias Maria Rosa por escribirnos, pero sobre todo gracias por ser tan buena hija y por estar siempre al lado de los tuyos.

Raquel y su marido están preocupados porque su hija de 20 años está muy cansada, apática e irritable
Hola Juan. Quería comentarte algo que me lleva pasando unas semanas. Mi nombre es Raquel y llevo un tiempo viendo a mi hija de 20 años muy cansada y apática, cosa que no es habitual. También noto que está más irritable, se enfada por cualquier cosa y cuando le pregunto qué le pasa me dice que está muy cansada. Ayer, por ejemplo, me dijo mi marido que también se ha dado cuenta de que está durmiendo poco. ¿Qué le está pasando?

Hola Raquel, que importante que hayas sido capaz de darte cuenta de la situación y que tú y tu marido podáis poner en común lo que observáis sobre vuestra hija.

Al decirme que es algo poco común ver a tu hija así, no tiene por qué ser una problemática grave, más bien podríamos estar hablando de algo que en ocasiones pasa desapercibido como es la astenia primaveral y más en este tiempo tan cambiante que tenemos.

Al no ser ninguna enfermedad, la astenia no tiene un tratamiento específico, solo se deben adoptar una serie de buenos hábitos para recuperar la energía y vitalidad.

Comenzaría por recomendaros el aparcar todo lo que podamos la tecnología, sobre todo antes de irnos a dormir, nuestro cerebro no para de recibir estímulos que lo sobreexcitan, y esto no ayuda a conciliar el sueño. Podemos cambia este hábito por otros más relajantes como leer, meditar o escuchar música.

Otro aspecto tener en cuenta es mantener un buen estado de salud, comer cinco veces al día, de esta manera se pueden compensar los bajones de energía con comidas de menos cantidad pero repartidas. Que no olvide beber mucha agua para eliminar toxinas que puedan afectar a su vitalidad y para que el cuerpo funcione correctamente.

Por último, pero no menos importante, aunque, debido al cansancio, no sea lo que más le apetezca, debe procurar hacer alguna actividad física diaria durante unos 20 minutos. El ejercicio libera endorfinas, las hormonas del placer y de la felicidad, cuyos niveles suelen bajar con la astenia primaveral.

Estoy seguro de que si además, como familia, podéis incluir estos hábitos para todos, ella se sentirá más arropada y será más fácil que haga estos pequeños cambios en su vida.

Ánimo y espero que en poco tiempo podáis contarnos que vuestra hija se encuentra mejor.

Tras un accidente de tráfico, Abril nos consulta por qué se siente muy angustiada, con pesadillas y mucho miedo a la hora de pensar en utilizar un coche
Buenas noches Juan. Te escribo porque estoy muy angustiada, con pesadillas, comienzo a temblar y tengo mucho miedo, me explico. En Semana Santa me fui con unas amigas de viaje, a pasar unos días, pero a la vuelta tuvimos un accidente de tráfico. Yo iba en el asiento de atrás, iba dormida y solo recuerdo dar vueltas y no saber qué había pasado. Lo que me pasa es que, por la noche revivo el accidente, no he vuelto a montar en un coche, nada más pensarlo me da pánico, pero mi marido y mis hijos quieren ir al pueblo como todos los años, pero no puedo. No sé qué hacer. Abril.

Hola Abril, siento mucho que el viaje terminara de esta forma y quiero destacar lo valiente que estás siendo al poder contarlo.

Este accidente ha provocado en ti emociones muy intensas que son difíciles de digerir por uno mismo. Tú y cualquiera en tu lugar, necesitaríamos un acompañamiento que, además de ser realizado por parte de un profesional, debe sumarse el apoyo de las personas próximas, esto evitará que te asiles.

Una de las principales dificultades para pedir ayuda es vencer el miedo a hablar de lo vivido y afrontar los sentimientos que aparecen. Pero mientras buscas este profesional que te ayude y oriente, puedes seguir los siguientes consejos.

Lo primero que te recomiendo es escribir sobre lo ocurrido, te puede facilitar procesar tu vivencia traumática. Pero estos escritos solo puede verlos un profesional que pueda ayudarte a gestionar las emociones y recuerdos que ahí escribes.

Es importante que mantengas una vida con unos horarios y rutinas, esto te puede devolver la sensación de seguridad y ayudar en la recuperación. Otra idea que quiero transmitirte es que no te autoexijas en exceso. En ocasiones, debido a la culpa por sentir estas emociones, puede llevarte a sentirte agotada e incluso a castigarse al percibir que lo que te pasa es un signo de debilidad. No lo es.

Algo que no debemos olvidar es que tanto la actividad física como disciplinas como el yoga o técnicas de respiración o de visualización sirven para relajar el cuerpo; además, pueden ayudar a disminuir los síntomas y las emociones que te generan los recuerdos.

Por otra parte, quiero decir a tu familia que deben ser pacientes, ya que la persona que ha sufrido un trauma como el que has sufrido tú, puede tardar mucho en recuperarse y en poder hablar de lo ocurrido sin emocionarse.

Gracias Abril por consultarnos, busca un profesional y pon en marcha estos consejos hasta que puedas ponerte en sus manos.

PUBLICITAT




REDACCIÓ17 Juny, 2022
Juan-Fco-Martín_Terapeuta_TFI-1-e1646997644714.jpg

Son muchas las personas que, en los últimos tiempos, experimentan problemas de depresión y de autoestima. Los conflictos dentro del hogar se intensifican y las parejas en crisis aumentan. Larepublicacheca.cat quiere darte la oportunidad de conocer herramientas que te permitan recuperar el control de tu vida. Hoy continuamos con la sección en que Juan Fco. Martín, terapeuta y director de Terapia Familiar Integral, y sus pacientes internautas son los protagonistas. Si estás interesado en dejar una consulta, no dudes en hacérnosla llegar a través de Facebook, Instagram o vía tfi.terapiafamiliarintegral@gmail.com. 

Joven de 17 años nos pregunta por qué se bloquea en los exámenes
Buenos días Juan. Me llamo Sara y tengo 17 años, estoy al final de curso y lo paso muy mal en los exámenes finales. Yo soy una buena estudiante, me preparo y me organizo, pero cuando veo al profesor entregando los exámenes y me deja el mío en mi mesa, mi corazón parece que se sale del pecho, me sudan las manos y me cuesta respirar. Tengo un pánico muy grande a poder quedarme en blanco y no sé qué puedo hacer para llegar más tranquila. Gracias.

Hola Sara, gracias por escribirnos. Que sientas ansiedad ante un examen no es algo negativo, lo que te ocurre son emociones básicas que suelen aparecer como una respuesta adaptativa a poder suspender o el no saber hacerlo bien, tiene que ver con la confianza que tenemos en nosotros mismos.

Te animo a que pruebes la escritura expresiva, es una estrategia que suele resultar muy útil para calmar los ánimos y el estrés ante un examen, entrevista de trabajo e incluso una cita.

Un rato antes del examen, tienes que escribir cuáles son tus pensamientos y sentimientos que te está generando la situación en el momento. Este hecho, aunque creas que te provocará más estrés, lo que hace es reducir los pensamientos negativos y obsesivos tales como “voy a suspender”, “no lo conseguiré” o “me voy a quedar en blanco”.

Estoy convencido de que esta técnica te va a servir y si la aplicas a más momentos de tu vida, verás que serás capaz de enfrentarte más segura de ti misma a situaciones estresantes con mayor facilidad.

Ánimo y suerte.

Pareja preocupada porque su hija de 14 años se ha echado un novio y los límites no les funcionan
Buenas noches Juan. Somos Mercè y Sergi. Te escribimos preocupados por nuestra hija de 14 años. La niña siempre ha sido muy buena, estudiosa, deportista, nunca nos ha dado un ruido. Pero desde hace como un mes su conducta ha cambiado, sale con un chico que a nosotros no nos gusta, han bajado sus notas y quiere dejar su deporte. La hemos castigado sin móvil y sin salir para que deje a este chico. Pero no está funcionando porque ahora está llegando cuándo quiere y ya no nos habla. No sabemos qué hacer.

Hola pareja, gracias por contarnos vuestro caso.
Es complicado ver crecer a nuestros hijos y que poco a poco se vayan alejando de nosotros, que vayan tomando decisiones con las que no estamos de acuerdo, pero se empeñan en cometer sus propios errores, es muy duro verlos equivocarse.

Yo empezaría por no perder lo que ya habéis conseguido, que es un vínculo con vuestra hija desde que nació, la confianza, la comunicación y el afecto. Si mantenéis esto y vuestra hija se confunde en sus decisiones, vosotros estaréis ahí, para ayudarla, recogerla y recomponerla. También es importante que el control hacia vuestra hija, sea un control consensuado, es decir, límites tiene que tener siempre, pero hay algunos que se pueden consensuar, por ejemplo, con el tema de novios, aceptar la decisión de tu hija de conocer y mantener una relación con una persona, pero ella tiene que saber que ha de cumplir con sus responsabilidades exactamente igual esté sola o con alguien; implicarse con los estudios, respetar las horas de entrada y salida de casa o si ella y su novio están preparados, estar abiertos a conocerle y tener el teléfono del chico o incluso el de sus padres, por si ocurre algo.

Siempre os recomiendo a los padres que es mejor estar informados y tengáis una comunicación fluida con vuestros hijos/as, a que ellos decidan encerrarse en sí mismos y no sepáis nada de su vida y acaben siendo unos extraños para vosotros.

Sentaros con ella, marcar unos límites con ella y confiar en el buen trabajo que como padres habéis hecho hasta el momento, seguro que ella os lo agradecerá. Si por cualquier razón, no os veis preparados, podéis consultar con un terapeuta y en pocas sesiones os ayudarán a mejorar vuestra relación como familia.

Un saludo y esperamos que podáis contarnos como os ha ido esta solución.

Un joven nos cuenta como ha vuelto a recaer en la anorexia y tiene miedo por contárselo a sus padres
Hola mi nombre es Jorge y quiero pedirte ayuda porque he recaído de mi anorexia y no sé cómo decírselo a mis padres. Todo empezó cuándo yo tenía 12 años, siempre he sido muy perfeccionista, exigente conmigo mismo, algo reservado e introvertido. Estuve acudiendo al hospital para que me ayudaran a superarlo, aprendí muchas cosas y mis padres también, entre otras, a comunicarnos entre nosotros, a valorarme, a quererme y a comer. Este año he estado de Erasmus y he recaído, he vuelto a usar mi peso como escape mis problemas y no sé cómo volver a empezar.

Hola Jorge, siento mucho los momentos tan duros que estás pasando, pero que te hayas dado cuenta es un gran paso para volver a recuperarte.

Lo primero que te recomiendo es hablar con tus padres, seguro que ellos estarán a tu lado en esta recaída, además conocen los pasos para poder acompañarte en el proceso y hay más probabilidades de reparación con el apoyo de la familia que si lo hace uno solo. Entiendo que puedas pensar que puedes desilusionarles o miedo a disgustarles, pero seguro que como ya hicieron antes, lo primero que harán será arroparte y acompañarte. Si aun así no lo ves viable, puedes pedirle a algún familiar, hermano, primo o amigo de confianza que este a tu lado mientras se lo cuentas. Otra idea que se me ocurre es, si crees que no te salen las palabras, hacerles una carta y dársela en un memento que consideres oportuno, esta misma semana. Estoy convencido de que ellos comprenderán tu situación.

Lo segundo que tendréis que hacer es ir a vuestro médico de cabecera y os derive al servicio especializado, dependiendo de la comunidad en la que estéis, será uno u otro. También podéis contratar algún seguro privado y acudir alguna clínica privada que os acompañen y guíen en el proceso.

Me pongo en tu lugar y sé que estás pasando por un momento muy difícil, pero quiero que pienses en cuándo tenías 12 años y terminaste tu tratamiento y recuerdes como te sentiste al haber cambiado tu vida, sé que no es fácil, pero se puede volver a empezar.

Ánimo y espero que pronto puedas escribirnos y nos digas que tal te está yendo. Un abrazo enorme.

PUBLICITAT



REDACCIÓ10 Juny, 2022
Juan-Fco-Martín_Terapeuta_TFI-1-e1646997644714.jpg

Son muchas las personas que, en los últimos tiempos, experimentan problemas de depresión y de autoestima. Los conflictos dentro del hogar se intensifican y las parejas en crisis aumentan. Larepublicacheca.cat quiere darte la oportunidad de conocer herramientas que te permitan recuperar el control de tu vida. Hoy continuamos con la sección en que Juan Fco. Martín, terapeuta y director de Terapia Familiar Integral, y sus pacientes internautas son los protagonistas. Si estás interesado en dejar una consulta, no dudes en hacérnosla llegar a través de Facebook, Instagram o vía tfi.terapiafamiliarintegral@gmail.com. 

La relación con mi pareja está perdiendo cariño y deseo

Hola Juan, mi nombre es Anabel y necesito que me aconsejes con mi relación de pareja. Mi marido y yo llevamos casados más de 8 años y casi cinco de novios. Tenemos dos hijos maravillosos, pero desde hace un tiempo nuestra relación ha perdido el cariño y el deseo. Hemos intentado estar más tiempo juntos sin los niños, hemos salido de vacaciones, pero cuándo volvemos a la rutina todo sigue igual. ¿Qué podemos hacer, ya que es algo que hemos hablado los dos y no sabemos como solucionarlo? Gracias

Hola Anabel, gracias por exponernos tu situación. El estrés, el exceso de preocupaciones y el ritmo de vida que llevamos, junto a la falta de comunicación, pueden contribuir a la pérdida del deseo sexual. Parece que este puede ser vuestro caso y a pesar de que a veces hayáis hablado del tema, no conseguís transformar los buenos deseos en otra realidad, digamos que la rutina os aplasta.

Pues bien, para comenzar volver a re-enamorarnos del otro, lo primero que tenéis que tener claro es que hay que volver a conquistar al otro.
Para esto tenemos que volver a seducir a nuestra pareja, dejándole notas de amor, regalándonos flores, escapadas románticas o cenas inesperadas. Mientras hacemos de nuevo este descubrimiento del otro, solo hay una cosa prohibida, hablar de los hijos.

Es importante recordar que cuándo os conocisteis erais 13 años más jóvenes y estoy seguro de que habéis cambiado a medida que avanzaba el tiempo. A estas conversaciones nos tenemos que dirigir, a conocer nuestros nuevos Yo. Tenéis que conseguir ilusionaros en conjunto, ya que las ilusiones son la energía que hace avanzar cualquier relación.

Una vez que queremos conocer al otro, hemos de dar un segundo paso y es tener la suficiente confianza con el otro para poder decirle claramente que es lo que queremos de él/ella. Esto quiere decir que cada uno de vosotros tendréis que aportar novedades a vuestra relación, sea en el terreno que sea y como mínimo tendréis que sentiros escuchados. Y justo pasaremos al otro escalón, que es cuando nosotros escuchamos a nuestra pareja hacernos peticiones y queremos complacerle.

Y todos estos pasos han de regirse por la flexibilidad y la continuidad de aquello que nos está funcionando.

Recuerda Anabel, que el que no sueña no es realista y que la vida es sueño convertido en acción. Nada merece más la pena que invertir en vosotros, para aprender a ser feliz.

Un padre viudo hace poco tiempo está observando que su hija está cambiando porque no supera la muerte de su madre, él tampoco lo hace.
Mi nombre es Jonás y estoy muy preocupado por mi hija. Mi mujer falleció hace un año y medio por culpa del COVID. Tengo una hija de 8 años que lo está pasando muy mal, no acepta la muerte de su madre, yo tampoco lo he superado porque no pudimos despedirnos de ella. Sus profesoras llevan tiempo diciéndome que la en muy triste, que ya no sonríe. Últimamente, además, se está peleando en el patio y a la hora del comedor. Conmigo no se comunica, no sé qué hacer.

Lo primero de todo Jonás es darte mi más sentido pésame por tu perdida.

Los niños de la edad de tu hija necesitan que les demos explicaciones, sin ocultar lo trágico de la situación. Entiendo que el poder hablar de la perdida de tu mujer es un trago muy duro para ti y tal vez no estés incluso preparado, pero para tu hija es importante que seas honesto con ella, sobre tus sentimientos, sobre los cambios que se han producido y se pueden producir en vuestras vidas. Solo piensa que aceptar la muerte de un ser querido es, de por sí, difícil; pero es más difícil aun si nos sentimos confusos acerca de lo que realmente ha ocurrido, que es algo que le puede estar pasando a tu pequeña.

Todos estos comportamientos que le están pasando a tu hija tanto en la escuela, con los compañeros en el patio o que se encuentre menos comunicativa contigo es porque ella a su manera está tratando de dar sentido a la muerte de su madre, ya todos los cambios que están ocurriendo en su vida. Es importante que las rutinas que tenía antes de esta pérdida tan importante para vosotros, se sigan manteniendo, siendo tu el protagonista del acompañamiento de tu hija, cuanto más hagas por mantener la estabilidad, más la ayudaras a centrarse en la importante tarea de entender lo que ha ocurrido y aceptarlo con el tiempo

Cuando nos sentimos tristes porque alguien a quien amamos ha muerto, estamos reaccionando del modo correcto en el momento adecuado. Y es importante que enseñemos a los niños cómo sobrellevar un sentimiento difícil, incluso si es una emoción muy dolorosa.
Pero si el dolor que siente es demasiado grande para ti, lo mejor es que te apartes de ella, mientras, trata de recomponerte, o que busca el apoyo de un profesional, que tanto mereces, a fin de no abrumar o asustar a tu hija con tus emociones.

Un fuerte abrazo Jonás

Padre divorciado de siete años que está preocupado por no ser un buen padre, consulta si es conveniente poner límites en el tiempo que pasa con su hijo.
Hola Juan, no sé si responderás a esta consulta o no porque tal vez para la gente no sea muy grave, pero no sé si lo estoy haciendo bien como padre, yo la escribo por si acaso. Me llamo Gerardo y tengo un niño de 7 años. Estoy divorciado desde hace tres años y la relación con mi ex es cordial. Ella se ha echado novio, llevan dos años y viven juntos. Mi hijo últimamente me habla mucho de este novio y ya le llama papa, no te voy a negar que me duele y siento que estoy perdiendo a mi hijo. Yo cuando está conmigo, dos fines de semana al mes, le consiento de todo, le llevo donde quiere, le doy de comer lo que quiere. Mis amigos me dicen que es normal, porque yo le veo poco, pero creo que debería ponerle algunas normas. Gracias por la oportunidad de poder contártelo. Gerardo

Hola Gerardo, gracias por contarnos tu problema. Pues pienso que es de ser muy valiente por contar lo que nos has contado y por supuesto por preocuparte de que tu hijo tenga una buena educación, también desde tu casa.

Lo primero que quiero destacar es que es normal que te sientas dolido porque tu hijo llame a otro hombre papa, seguro que sientes que alguien está quitándote el puesto y en cierta forma es así. Digo en cierta forma, porque, aunque tú y su madre no estéis juntos, tú siempre serás su padre y verás que cuando sea más mayor podrás vivir momentos muy bonitos con él.

Por otro lado, el que tu hijo llame a otro hombre papa quiere decir que confía en él, le trata adecuadamente y se siente protegido; esto también es muy bonito. Si bien es cierto que te aconsejaría, centro de la relación cordial que tienes con la madre, que pudieras hablar sobre este hecho, ya que puede ser un elemento de confusión para el niño y desde el entorno familiar de la madre podrían rectificar a tu hijo, por el bien del niño por supuesto y no se confunda de roles familiares.

Me parece muy importante que destaques la importancia de los límites con tu hijo. A pesar de que solo lo veas dos fines de semana al mes, sería conveniente que vuestro hijo no notara que ir con papa es ir de vacaciones, ya que esto puede traer problemas en el futuro. Además, de que te estas quitando una responsabilidad que también te compete, por lo que te animo a que decidas poner unas normas, horarios y límites a tu hijo acordes a su edad, porque de esta forma la relación padre e hijo pasara a un nivel más íntimo para los dos y no te confunda con un amigo cuándo crezca.

Un saludo y espero que nos cuentes como te han ido estas pautas.

PUBLICITAT



REDACCIÓ4 Juny, 2022
Juan-Fco-Martín_Terapeuta_TFI-1-e1646997644714.jpg

Son muchas las personas que, en los últimos tiempos, experimentan problemas de depresión y de autoestima. Los conflictos dentro del hogar se intensifican y las parejas en crisis aumentan. Larepublicacheca.cat quiere darte la oportunidad de conocer herramientas que te permitan recuperar el control de tu vida. Hoy continuamos con la sección en que Juan Fco. Martín, terapeuta y director de Terapia Familiar Integral, y sus pacientes internautas son los protagonistas. Si estás interesado en dejar una consulta, no dudes en hacérnosla llegar a través de Facebook, Instagram o vía tfi.terapiafamiliarintegral@gmail.com. 

Madre de una hija de 13 años que no entiende por qué su hija quiere que le llamen David y que se siente un chico
Buenas Juan. Tengo un problema y no sé cómo resolverlo. Desde hace un par de años, ahora tiene 13, mi hija ha ido cambiando su forma de ser, comenzó diciendo en broma que le gustaban las chicas, yo la acepte y seguí con su conversación, no la corté. Después ha ido cambiando su manera de vestir, de andar y se ha cortado el pelo como un chico. Nos dice que no se siente chica y que le llamemos David. ¿Puede ser una fase en su vida y que quiera fastidiar a nuestra familia? O es que es así. Charo

Hola Charo, gracias por contarnos tu situación familiar.
Ante la pregunta que me haces de sí tu hija pasa por una fase o está aceptando su identidad de género, no sabría responderte; pero has de saber que sí que puedes hacer algo al respecto, acompañar a tu hija, hijo mejor dicho, amarlo y respetarlo tal y como es.

Ningún médico o profesional puede verificar cuál es la identidad de género de nadie. Tenga la edad que tenga, si ya te ha revelado cuál es su identidad de género, entonces no hay nada que cuestionar, acompáñale en el camino de su proceso, porque te lo agradecerá enormemente. Harás que crezca en un entorno feliz y seguro, sin miedo, una familia que le dé las herramientas para desarrollarse en sociedad igual que cualquier otra persona.

Te propongo una manera de actuar en casa. Comienza por escucharle sin interrumpirle, en momentos de tensión o que incumpla límites y normas en casa, no será por ser chico o chica… sino por ser adolescente. Tendréis que respetar su nombre, el que David ha escogido para él y sobre todo acompáñale a asociaciones de tu bario o ciudad donde puedan informaros.

Para la familia es probable que paséis por una fase de negación, de tristeza o incluso de culpa. Debes saber que nadie es responsable de la identidad de género de nadie y que esto no debe ser vivido como un problema, simplemente es una situación. En muchas familias de personas trans, aparecen muchos miedos, inseguridades, debido a todo el conocimiento mal aprendido que existe de lo trans, o al desconocimiento; por eso, que busques información en tu ciudad ha de ser prioritario para toda la familia.

Espero que puedas acompañar a David en este momento de su vida y nos cuentes como os va el proceso para la familia.

Mujer muy preocupada por la adicción de su pareja a los videojuegos
Hola Juan. Me llamo Alicia y estoy preocupada por mi pareja, Gonzalo. Llevamos seis años juntos, nos conocemos desde pequeños, (ahora tenemos 22). Desde hace un año él ha abandonado nuestro mundo por los videojuegos. Siempre ha sido una persona introvertida, sobre todo con los demás, pero ahora me estoy enterando de que está faltando a las clases de la universidad por jugar. Él me lo está ocultando, la otra noche, por ejemplo, le pillé en la cama jugando a los videojuegos con la tablet, no duerme. Esto está afectando a nuestras vidas, a nuestra relación y no sé qué hacer.

Hola Alicia, que importante que hayas sido capaz de darte cuenta de la situación.

Es crucial que toda la familia estéis a una con este problema que tiene Gonzalo y debéis tratar esta situación como una enfermedad.
Para esto lo primero es ayudarle a admitir que tiene este problema, siempre desde la preocupación y de las consecuencias que tiene sobre su salud.

¿Cómo lo hacemos? Vamos a elaborar un plan. Lo primero que tenemos que hacer es ayudarle a identificar el daño que jugar le está haciendo y las cosas que está perdiendo por esa dependencia. En ocasiones esto es fácil y tal vez Gonzalo se dé cuenta del problema, en este momento hay que acompañarle a un centro especializado para que realicen una valoración psicosocial.

Si no acepta que esto esté ocurriendo y lo niega todo, podemos proponerle limitar el uso de los videojuegos, alternar vuestro tiempo libre entre los videojuegos y otras actividades y valorar semanalmente con él como se siente. Seguro que su carácter cambiara y ahí puede valorar que tiene un problema. En este punto hay que acompañarle a un centro especializado para que hagan una valoración psicosocial.

Tendréis como familia una labor muy importante cuándo comience un tratamiento, tendréis que estar a su lado para que se complete todo el tratamiento y apoyar a los profesionales en todo momento.

Una vez que termina el tratamiento, hay que evitar dejar atrás las rencillas por su comportamiento anterior al tratamiento, además de estar en contacto con su equipo terapéutico para ayudarle con las alertas antes recaídas y seguir sus recomendaciones

Quería aprovechar para darte ánimos, espero que podáis comenzar un camino de la mano de los profesionales y va a ser duro, pero de esta enfermedad como de otras se sale si se cumplen las indicaciones de los profesionales. Mucho ánimo Alicia.

Jennifer lleva años tratándose la depresión, pero recientes acontecimientos han hecho que empeore su situación y ha engordado 50 kg
Buenas noches Juan, no sé si leerás mi correo, pero como no puedo dormir por lo menos paso el tiempo. Mi nombre es Jennifer. No he sido nunca una persona con mucha autoestima, mejor dicho, ninguna. He estado tomando medicación para la depresión desde hace años, pero ahora todo ha empeorado. Ha fallecido mi madre, he perdido mi trabajo fijo y he engordado más de 50 kg en un año. ¡NO PUEDO MÁS! No sé si puedes aconsejarme algo o soy un caso perdido.

Hola Jennifer, gracias por contarnos tu historia, dura, por cierto y en un momento muy difícil.
En esta situación en la que estas has de tener una cosa clara y es la importancia de que un profesional escuche tu problema y te pueda acompañar semanalmente.

Me comentabas que estabas tomando medicación, tal vez sea hora de cambiar de profesionales y buscar nuevas ideas; no porque lo estén haciendo mal, sino porque en ocasiones, un cambio puede ayudar a hacer cosas nuevas en tu tratamiento. No lo dejes.

Consejos que te doy, que puedes ir haciendo tú. Como bien sabes, tu mayor enemigo son tus pensamientos intrusivos y dañinos que sin darnos cuenta los magnificamos. Para intentar evitar esto, te recomiendo que apuntes en un diario los momentos más complicados de la semana, así como los pensamientos negativos. Con esto el profesional con el que decidas trabajar te podrá dar herramientas para trabajarlo.

Algunas ideas que te planteo para controlar los pensamientos negativos es que no los evites, intenta no darle un valor de gravedad, has de decir BASTA y busca distraer tu mente, como por ejemplo con música que no te deje pensar.

Por otro lado, son importantes las emociones que sientes. Muchas veces cuando una persona está en momentos tan complicados como el tuyo, cree que todo sentimiento es malo. Para nada, todo el mundo sentimos y es normal que en ocasiones nos desborden. También te digo que puede ser que en ocasiones estés sintiendo emociones y desarrollando pensamientos de manera desproporcionada. Cuando esto ocurre es porque sentimos con demasiada intensidad y esto, un profesional, puede ayudarte a calibrarlas.

Para ayudar a calibrar tus emociones tu misma, te aconsejo que observes cómo te sientes. Sé la creadora de los momentos y las sensaciones que te hacen feliz y te proporcionan alegría. Toma tu café con ese rayito de sol que te acaricia el rostro por la mañana. Despierta con esa canción que tiene el superpoder de ponerte de buen humor al instante. Sé generosa.

Estoy convencido de que si das con el profesional adecuado y apliques las estrategias para controlar tus pensamientos y a regular las emociones, podrás dar un cambio en tu vida. Un saludo y gracias Jennifer.

PUBLICITAT



REDACCIÓ27 Maig, 2022
Juan-Fco-Martín_Terapeuta_TFI-1-e1646997644714.jpg

Son muchas las personas que, en los últimos tiempos, experimentan problemas de depresión y de autoestima. Los conflictos dentro del hogar se intensifican y las parejas en crisis aumentan. Larepublicacheca.cat quiere darte la oportunidad de conocer herramientas que te permitan recuperar el control de tu vida. Hoy continuamos con la sección en que Juan Fco. Martín, terapeuta y director de Terapia Familiar Integral, y sus pacientes internautas son los protagonistas. Si estás interesado en dejar una consulta, no dudes en hacérnosla llegar a través de Facebook, Instagram o vía tfi.terapiafamiliarintegral@gmail.com. 

Mujer divorciada siente que pierde a su hijo de 15 años y no encuentra apoyo de su ex pareja.
Me llamo Mercedes y quería agradecerte Juan el tiempo que dedicas a contestar nuestras dudas. Soy una mujer divorciada de hace 12 años, vivo en el mismo edificio de mi marido e hijo, que ahora tiene 15 años. Desde principio de este curso escolar ha cambiado de amigos y ahora está sacando malas notas, nunca ha sido un buen estudiante, ha dejado el balonmano también. Cuando hablo con mi ex, este me dice que no me preocupe, que es una fase, yo le castigo por las malas notas, entonces el niño se va a casa de su padre y hace lo que quiere y cuando se enfada con su padre se viene a mi casa. No sabemos qué hacer para que vuelva a ser quien era, deje a sus amistades y vuelva a los estudios.

Hola Mercedes, estoy encantado de poder leeros cada semana y sobre todo cuando me contáis como han resultado las ideas que os planteo. En tu caso es obvio que tu hijo está pasando por una adolescencia rebelde, no quiere límites, evita esforzarse en sus responsabilidades como es en los estudios y en el balonmano. Para volver a lo que era antes ya te digo que no va a poder ser, porque una vez que los jóvenes entran en la adolescencia, cambia tanto su aspecto físico como en su manera de procesar la vida, pero tranquila, que todavía no está todo perdido.

A esta edad lo que necesita tu hijo es una orientación por parte de sus padres, esta orientación ha de venir consensuada por ambos padres. Lo primero que tenéis que evitar es que vuestro hijo se salte vuestros límites cuando se enfada con cualquiera de los dos, por eso es importante, que viviendo en el mismo edificio, vuestro hijo tenga claro que sin vuestro consentimiento no puede ir a casa del otro y antes de que cambie de casa, ambos padres tendréis que estar de acuerdo, si no, no entra.

Papa y mama tendréis que acordar unos limite claros, como por ejemplo acudir al instituto, horarios de entrada, salida y estudios, pero sobre todo mantener una constancia en su vida y en sus responsabilidades, si no quiere hacer este deporte, que busque otro. Si los adultos no tenéis unas ideas claras de normas y límites, vuestro hijo estará perdido en vuestra indecisión y no estaríais cumpliendo vuestra función como padres.

Una vez que tengáis los límites claros, los padres tendréis que dialogar con vuestro hijo, por separado o juntos (depende de vuestra relación), ya que a estas edades las imposiciones son conflictos y el ser demasiado rígidos no sirve para la educación de vuestro hijo, por lo que tendréis que negociar con él tanto los limites como con las consecuencias si se los salta. Los tres debéis estar de acuerdo.

Probar estas ideas y me contáis como son los resultados. Muchas gracias por escribirme.

Abuela que se encarga de criar a sus dos nietas y una de ellas se ha marchado de casa sin permiso. La otra nieta lo ve normal porque todo el mundo se marcha.
Me llamo María y tengo 63 años. Hace 3 años que viven conmigo mis dos nietas de 13 y 15 años porque su madre falleció y su padre se desentendió de ellas, se perdió en la bebida. Al principio todo iba bien, yo iba al trabajo y ellas iban a la escuela. Hace unos meses la mayor ha empezado a salir con un chico, yo no lo apruebo porque es muy pequeña, es solo una niña. Este fin de semana se ha ido a casa de la familia del novio sin mi permiso, yo no sé donde vive y estoy muy preocupada y enfadada. Su hermana me dice que la deje y que se quiere ir, que se vaya, que todo el mundo se va. ¿Qué puedo hacer?

Hola María, gracias por contarnos esta situación tan delicada que vives.

Lo primero que te aconsejaría hacer es buscar a tu nieta, estoy seguro de que a su hermana o alguien en el Instituto sabe dónde está. Si nadie le da información es el momento de denunciar la desaparición de la joven.

Si le dan algún contacto, bien sea del novio o la dirección de la casa donde se encuentra o el teléfono de la madre del chico, le recomiendo llamarla por teléfono e indicarle la situación de su nieta, que se ha marchado sin permiso. Es importante acordar con esta madre o padre la manera de que su nieta vuelva a casa y marcar las dos familias, normas para estos dos jóvenes, por desgracia, con 15 años, va a ser muy difícil prohibir, es mejor tener controlada la situación entre las dos familias.

Por otro lado, me da la sensación que ambas hermanas no han superado la pérdida de sus dos padres, cada uno por las causas que usted describía. Sería conveniente que vieran a algún profesional que les ayudara a superar el duelo y afrontar su situación vital.

También quería aprovechar para darle ánimos, ya que ha pasado de ser abuela a cumplir una función de madre, no es lo que tocaba y ya sabemos que los adolescentes no lo ponen fácil. La animo a seguir insistiendo en su educación, a ayudarles en este momento de su vida y a seguir haciéndolo tan bien como lo está haciendo, ya que solo si usted confía y cree en ellas, ellas lo podrán hacer en sí mismas.

Mi madre me trata diferente que al resto de mis hermanos. A mi familia e hijas también las deja de lado.
Hola Juan, me llamo Andrés y tengo problemas con mi madre. Soy padre de dos hermosas niñas de 2 y 5 años y mi madre no se quiere quedar con ellas, dice que está cansada y dan mucho trabajo, pero con los hijos de mis dos hermanos no hay problemas. Además, me estoy dando cuenta, con esta situación, que siempre me han tratado diferente, mis regalos de cumpleaños o navidades son de menor valor o se le olvida, no felicita a mi mujer o no la invita cuando queda con las otras mujeres de la familia. Siento que me hace el vacío a mí y a mi familia. Mi mujer me dice que lo hable con ella, pero no me atrevo por si me deja de hablar mi familia ¿Qué puedo hacer?

Hola Andrés, gracias por contarnos tu problema.
Lo primero que quiero decirte es que si tú te sientes así, no dejes que nadie te diga lo contrario, haz caso a tus sentimientos y defiéndelos. ¿Cómo? Pues como bien te dice tu mujer, hablándolo; ahora te explicaré como lo haría yo.

Lo primero sería sentar a tus hermanos y hermanas y a tu madre. Explícales como te sientes, más allá de regalos o momentos puntuales, ya que en ocasiones es peor los malos entendidos que la realidad en sí. Como bien dices, en muchas ocasiones existe el miedo a que nuestra familia nos deje de hablar, por eso en ocasiones es mejor tener un profesional que medie en la situación y en unas pocas sesiones se pueden llegar a acuerdos que facilitaran las relaciones con la familia.

Si decides hablar tú solo, es importante que tengas claro el mensaje y no te instales en la crítica “no quieres a mi familia”, “mis regalos son peores”, ya que este no será el clima en el que se puedan resolver los problemas. Mi consejo sería el poder explicar a tus hermanos primero como te sientes respecto a tu madre y que puedan ayudarte en la conversación con tu madre a que pueda cambiar la forma de actuar contigo.

Me he encontrado, en ocasiones, que ciertos miembros de las familias monopolizan el tiempo de los abuelos y no dejan sitio para el cuidado de los demás; es relevante que tus hermanos colaboren. Por último, es crucial no solamente ir con la claridad en sus ideas, sino también con la capacidad de escuchar que cosas has de cambiar tú para que todo funcione mejor.

Te animo a fomentar la comunicación entre la familia, bien sea con profesional o sin él, después cuéntanos como te ha ido para saber si se ha solucionado esta situación.

Gracias Andrés.

PUBLICITAT



REDACCIÓ13 Maig, 2022
Juan-Fco-Martín_Terapeuta_TFI-1-e1646997644714.jpg

Son muchas las personas que, en los últimos tiempos, experimentan problemas de depresión y de autoestima. Los conflictos dentro del hogar se intensifican y las parejas en crisis aumentan. Larepublicacheca.cat quiere darte la oportunidad de conocer herramientas que te permitan recuperar el control de tu vida. Hoy continuamos con la sección en que Juan Fco. Martín, terapeuta y director de Terapia Familiar Integral, y sus pacientes internautas son los protagonistas. Si estás interesado en dejar una consulta, no dudes en hacérnosla llegar a través de Facebook, Instagram o vía tfi.terapiafamiliarintegral@gmail.com. 

Trabajo en una escuela infantil y tenemos un niño que es muy agresivo con algunos compañeros y algunas monitoras. Los padres no reconocen que su hijo tenga estos comportamientos.
Gracias por este espacio Juan, mi nombre es Mariona, a ver si puedes aconsejarme que hacer en este caso. Trabajo en una escuela infantil, tenemos un niño que es muy agresivo con algunos compañeros suyos y con dos monitoras del comedor. Hace unos días la dirección del centro estuvo hablando con sus padres y la situación ha ido a peor, ya que los padres ahora también están enfadadas con las profesionales que trabajamos aquí, nos echan la culpa de todo y su hijo es siempre bueno.

¿Puede darme algún consejo? Gracias.

Hola Mariona, pues si te parece vamos a atajar este problema desde dos puntos de vista. El primero y más importante es el niño. Por un lado, para que podáis cambiar la situación es necesario vincular con el niño. Como equipo de profesionales que sois, alguna de vosotras estoy convencido de que tiene mejor relación con este jovencito, si es así, el niño puede escuchar más a esta profesional y entenderá mejor las explicaciones y se portará mejor.

Pues vamos a partir de ahí. Esta o estas profesionales seriáis las encargadas de poder dirigiros al chico, con un lenguaje claro y poniéndole los mismos limites que a los demás. Si este chico es tan conflictivo, empezaría a trabajar en pequeños grupos y después iría introduciendo al resto de la clase. Podéis empatizar en cómo se tiene que sentir una criatura para hacer lo que hace; pero solo con la empatía no se ayuda, por eso es fundamental tener una idea como equipo para que este niño tenga la oportunidad de ser uno más.

Por otro lado, los padres. La dirección del centro hizo su labor y advirtió de la situación y de las consecuencias de sí no actuaban para ayudar en esta situación. Pero vuestro trabajo es el más valioso, hacer entender a estos padres que algo está ocurriendo en casa para que este jovencito se comporte así. Lo primero es escuchar lo que nos tienen que decir los padres y las opiniones que nos trasladen, siempre y cuando no se entrometan en vuestro trabajo, ya que sois los profesionales y sabéis como actuar.

Han de saber que estáis a su lado y únicamente queréis el bien para su hijo. Para ello utilizar un lenguaje cercano, un vocabulario adaptado para la familia, utilizando sus expresiones y su nivel formativo. Tendréis que hacerles partícipes de las dificultades del comportamiento de los niños, eso sí, es crucial no juzgarles, ya que no ayuda en nada, sobre todo al niño. Lo peor que puede pasar es que cambien al niño de escuela el año que viene, que seguramente ocurra lo mismo y otros profesionales puedan abordar esta situación, seguramente con el mismo resultado.

Pero hay posibilidades de que esta familia encuentre en vuestro equipo esta ayuda y sobre todo este niño aprenda a socializar y aceptar las normas sociales como el resto. Mil gracias por vuestro trabajo en las escuelas. Un saludo.

Mi pareja es muy cabezota, me cuesta mucho que haga su parte en las tareas de la casa y cuando hablamos termina por hacerme dudar de las situaciones vividas.
Hola Juan, mi nombre es Nekane y soy de Madrid. Llevo tres años con un chico, vivimos juntos y más o menos va todo bien, pero es que es muy cabezota, le cuesta mucho entender las cosas o son blancas o negras y siempre quiere tener la última palabra. La mayoría de nuestras discusiones viene por ahí, su cabezonería y las tareas de la casa. La verdad es que ya paso de discutir, muchas veces hago yo las cosas, aunque sea su tarea. Lo que pasa es que me estoy dando cuenta de que me estoy cargando yo con todas las responsabilidades y con el trabajo y demás, no me parece justo. Y lo que más me enfada es que tiene un discurso tan elocuente que a veces me hace hasta dudar. ¿Estoy haciendo bien? Gracias.

Hola Nekane, gracias por contarnos tu situación con tu pareja

Lo que te ocurre es que tienes un problema de límites con tu pareja. Me recuerda tu relato al de una madre con un hijo adolescente que no quiere hacerse la cama, poner la mesa o lavarse los dientes. Además, si tu chico tiene buena capacidad para el lenguaje, pues lo tiene todo para poder convencerte y que nada cambie.

Vayamos por pasos, el primero es no culpabilizarte por haber llegado a esta situación, no es algo que te vaya a ayudar ni a cambiar la situación ni a tu estado anímico. Lo segundo es que te estructures tu primero, que tareas hace cada uno al día y como ha de quedar la tarea realizada. Como tercer paso es sentarte con él sin distracciones, decirle como te sientes y pedirle que no te corte mientras hablas. Y repito, decirle como te sientes, no que de tareas haces, porque las tareas, tu chico, te las puede discutir, pero lo que sientes, eso nadie te puede decir que sientes ante una situación.

El objetivo de esta charla es generar comunicación, acuerdos y establecer unos nuevos límites que ambos debéis de aceptar y estar de acuerdo. Tras esto viene lo más importante y es valorar si estos acuerdos los estáis cumpliendo. Para eso, os recomiendo que una vez a la semana, cenéis los dos a solas, sin televisión, sin móviles y podáis hablar de cómo van estos acuerdos y como os sentís el uno y el otro en la relación con estas nuevas directrices.

Si consideras que sola sería muy complicado llegar a acuerdos, ya que tu pareja tiene una gran capacidad de convencerte, te recomiendo que busques a un terapeuta especializado en parejas, os ayudara a comunicaros mejor y aprenderéis juntos a regular estas situaciones tan comunes en las parejas.

Ánimo Nekane y cuéntanos como solucionaste este conflicto que nos contentabas hoy.

Mi hijo se ha ido de viaje de fin de curso, ha comprado alcohol siendo menor y se ha emborrachado con otras dos menores. Le han expulsado del instituto y no sé qué hacer.
Hola Juan, te agradezco que puedas darme espacio en tu consulta para preguntarte un problema que tengo. Mi nombre es Marta, soy mama de un niño de 16 años. Mi hijo se ha ido de viaje de fin de curso con su clase, estuvieron varios días fuera y cuando han llegado le preguntamos a los profesores que tal había ido. Para mi sorpresa me dicen que se lo encontraron junto con otras dos chicas en estado ebrio. Este lunes fui al instituto para que me explicaran que había ocurrido y por lo que pudieron saber los profesores mi hijo compró el alcohol en una tienda y lo subieron a la habitación del hotel. Por si fuera poco, le han expulsado tres días del instituto. No sabemos qué hacer, que consecuencias ponerle, estamos muy decepcionados.

Hola Marta, gracias por contarnos esta situación que habéis vivido con vuestro hijo. Actualmente, tu hijo está en una edad en la que explorar forma parte de su crecimiento. El consumo de alcohol es una fase que, por lo general, la gran parte de los/as adolescentes suelen pasar. La gran preocupación de los padres es si ha sido algo puntual o se puede convertir en una costumbre. ¿Qué hacer como padres para corregir esta situación?

Lo primero es apoyar la decisión del instituto, hacerle entender a vuestro hijo que la sociedad pone consecuencias cuando se salta las normas. Después deberíais tener una charla con vuestro hijo. Algo que es importante que practiquéis como padres y madres es que si le decís a nuestro hijo que estáis decepcionados, sin más, vuestro hijo se alejara de vosotros y cuando esto ocurra nuevamente, no podremos ayudarle a tomar as mejores decisiones.

Os propongo que cuando habléis con él, intentéis entender que le llevó a tomar esta decisión y que consecuencias ha tenido para él, la familia y para vosotros como padres. Intentar utilizar un lenguaje clamado, preguntando que como se siente él con esta situación y que ha pensado hacer para que esto no vuelva a ocurrir. Ahora mismo, para él, solo es un proceso en su vida, una experiencia más y como no vais a poder estar las 24 horas del día con él, los 365 días del año, tenéis ayudarle a tomar buenas decisiones y si algo así vuelve a ocurrir o más grave, el mismo ha de tener a confianza de poder contároslo antes de enteraros por terceras personas y sobre todo, que siempre estaréis ahí para ayudarle.

Como consecuencias yo te sugiero dos, la primera es que mientras esté expulsado del instituto, tenga que hacer el mismo horario escolar en casa, como si estuviera en el cole, que no crea que son unas vacaciones. Por otra parte, podríais decidir un plazo de tiempo en el que no puede volver a salir, por ejemplo, no salir durante el próximo fin de semana.

Espero Marta que con estos consejos puedas reconectar con tu hijo y solucionar este momento complicado para la familia.

PUBLICITAT






RCPRESS no es fa responsable de les opinions expressades pels usuaris i col·laboradors. El contingut d’aquestes són a títol personal de l’autor

NOTA LEGAL   |   POLITICA DE PRIVACITAT I COOKIES


Newsletter