Arxius de EL CONSULTORIO | Diari La República Checa

REDACCIÓ13 Maig, 2022
Juan-Fco-Martín_Terapeuta_TFI-1-e1646997644714.jpg

Son muchas las personas que, en los últimos tiempos, experimentan problemas de depresión y de autoestima. Los conflictos dentro del hogar se intensifican y las parejas en crisis aumentan. Larepublicacheca.cat quiere darte la oportunidad de conocer herramientas que te permitan recuperar el control de tu vida. Hoy continuamos con la sección en que Juan Fco. Martín, terapeuta y director de Terapia Familiar Integral, y sus pacientes internautas son los protagonistas. Si estás interesado en dejar una consulta, no dudes en hacérnosla llegar a través de Facebook, Instagram o vía tfi.terapiafamiliarintegral@gmail.com. 

Trabajo en una escuela infantil y tenemos un niño que es muy agresivo con algunos compañeros y algunas monitoras. Los padres no reconocen que su hijo tenga estos comportamientos.
Gracias por este espacio Juan, mi nombre es Mariona, a ver si puedes aconsejarme que hacer en este caso. Trabajo en una escuela infantil, tenemos un niño que es muy agresivo con algunos compañeros suyos y con dos monitoras del comedor. Hace unos días la dirección del centro estuvo hablando con sus padres y la situación ha ido a peor, ya que los padres ahora también están enfadadas con las profesionales que trabajamos aquí, nos echan la culpa de todo y su hijo es siempre bueno.

¿Puede darme algún consejo? Gracias.

Hola Mariona, pues si te parece vamos a atajar este problema desde dos puntos de vista. El primero y más importante es el niño. Por un lado, para que podáis cambiar la situación es necesario vincular con el niño. Como equipo de profesionales que sois, alguna de vosotras estoy convencido de que tiene mejor relación con este jovencito, si es así, el niño puede escuchar más a esta profesional y entenderá mejor las explicaciones y se portará mejor.

Pues vamos a partir de ahí. Esta o estas profesionales seriáis las encargadas de poder dirigiros al chico, con un lenguaje claro y poniéndole los mismos limites que a los demás. Si este chico es tan conflictivo, empezaría a trabajar en pequeños grupos y después iría introduciendo al resto de la clase. Podéis empatizar en cómo se tiene que sentir una criatura para hacer lo que hace; pero solo con la empatía no se ayuda, por eso es fundamental tener una idea como equipo para que este niño tenga la oportunidad de ser uno más.

Por otro lado, los padres. La dirección del centro hizo su labor y advirtió de la situación y de las consecuencias de sí no actuaban para ayudar en esta situación. Pero vuestro trabajo es el más valioso, hacer entender a estos padres que algo está ocurriendo en casa para que este jovencito se comporte así. Lo primero es escuchar lo que nos tienen que decir los padres y las opiniones que nos trasladen, siempre y cuando no se entrometan en vuestro trabajo, ya que sois los profesionales y sabéis como actuar.

Han de saber que estáis a su lado y únicamente queréis el bien para su hijo. Para ello utilizar un lenguaje cercano, un vocabulario adaptado para la familia, utilizando sus expresiones y su nivel formativo. Tendréis que hacerles partícipes de las dificultades del comportamiento de los niños, eso sí, es crucial no juzgarles, ya que no ayuda en nada, sobre todo al niño. Lo peor que puede pasar es que cambien al niño de escuela el año que viene, que seguramente ocurra lo mismo y otros profesionales puedan abordar esta situación, seguramente con el mismo resultado.

Pero hay posibilidades de que esta familia encuentre en vuestro equipo esta ayuda y sobre todo este niño aprenda a socializar y aceptar las normas sociales como el resto. Mil gracias por vuestro trabajo en las escuelas. Un saludo.

Mi pareja es muy cabezota, me cuesta mucho que haga su parte en las tareas de la casa y cuando hablamos termina por hacerme dudar de las situaciones vividas.
Hola Juan, mi nombre es Nekane y soy de Madrid. Llevo tres años con un chico, vivimos juntos y más o menos va todo bien, pero es que es muy cabezota, le cuesta mucho entender las cosas o son blancas o negras y siempre quiere tener la última palabra. La mayoría de nuestras discusiones viene por ahí, su cabezonería y las tareas de la casa. La verdad es que ya paso de discutir, muchas veces hago yo las cosas, aunque sea su tarea. Lo que pasa es que me estoy dando cuenta de que me estoy cargando yo con todas las responsabilidades y con el trabajo y demás, no me parece justo. Y lo que más me enfada es que tiene un discurso tan elocuente que a veces me hace hasta dudar. ¿Estoy haciendo bien? Gracias.

Hola Nekane, gracias por contarnos tu situación con tu pareja

Lo que te ocurre es que tienes un problema de límites con tu pareja. Me recuerda tu relato al de una madre con un hijo adolescente que no quiere hacerse la cama, poner la mesa o lavarse los dientes. Además, si tu chico tiene buena capacidad para el lenguaje, pues lo tiene todo para poder convencerte y que nada cambie.

Vayamos por pasos, el primero es no culpabilizarte por haber llegado a esta situación, no es algo que te vaya a ayudar ni a cambiar la situación ni a tu estado anímico. Lo segundo es que te estructures tu primero, que tareas hace cada uno al día y como ha de quedar la tarea realizada. Como tercer paso es sentarte con él sin distracciones, decirle como te sientes y pedirle que no te corte mientras hablas. Y repito, decirle como te sientes, no que de tareas haces, porque las tareas, tu chico, te las puede discutir, pero lo que sientes, eso nadie te puede decir que sientes ante una situación.

El objetivo de esta charla es generar comunicación, acuerdos y establecer unos nuevos límites que ambos debéis de aceptar y estar de acuerdo. Tras esto viene lo más importante y es valorar si estos acuerdos los estáis cumpliendo. Para eso, os recomiendo que una vez a la semana, cenéis los dos a solas, sin televisión, sin móviles y podáis hablar de cómo van estos acuerdos y como os sentís el uno y el otro en la relación con estas nuevas directrices.

Si consideras que sola sería muy complicado llegar a acuerdos, ya que tu pareja tiene una gran capacidad de convencerte, te recomiendo que busques a un terapeuta especializado en parejas, os ayudara a comunicaros mejor y aprenderéis juntos a regular estas situaciones tan comunes en las parejas.

Ánimo Nekane y cuéntanos como solucionaste este conflicto que nos contentabas hoy.

Mi hijo se ha ido de viaje de fin de curso, ha comprado alcohol siendo menor y se ha emborrachado con otras dos menores. Le han expulsado del instituto y no sé qué hacer.
Hola Juan, te agradezco que puedas darme espacio en tu consulta para preguntarte un problema que tengo. Mi nombre es Marta, soy mama de un niño de 16 años. Mi hijo se ha ido de viaje de fin de curso con su clase, estuvieron varios días fuera y cuando han llegado le preguntamos a los profesores que tal había ido. Para mi sorpresa me dicen que se lo encontraron junto con otras dos chicas en estado ebrio. Este lunes fui al instituto para que me explicaran que había ocurrido y por lo que pudieron saber los profesores mi hijo compró el alcohol en una tienda y lo subieron a la habitación del hotel. Por si fuera poco, le han expulsado tres días del instituto. No sabemos qué hacer, que consecuencias ponerle, estamos muy decepcionados.

Hola Marta, gracias por contarnos esta situación que habéis vivido con vuestro hijo. Actualmente, tu hijo está en una edad en la que explorar forma parte de su crecimiento. El consumo de alcohol es una fase que, por lo general, la gran parte de los/as adolescentes suelen pasar. La gran preocupación de los padres es si ha sido algo puntual o se puede convertir en una costumbre. ¿Qué hacer como padres para corregir esta situación?

Lo primero es apoyar la decisión del instituto, hacerle entender a vuestro hijo que la sociedad pone consecuencias cuando se salta las normas. Después deberíais tener una charla con vuestro hijo. Algo que es importante que practiquéis como padres y madres es que si le decís a nuestro hijo que estáis decepcionados, sin más, vuestro hijo se alejara de vosotros y cuando esto ocurra nuevamente, no podremos ayudarle a tomar as mejores decisiones.

Os propongo que cuando habléis con él, intentéis entender que le llevó a tomar esta decisión y que consecuencias ha tenido para él, la familia y para vosotros como padres. Intentar utilizar un lenguaje clamado, preguntando que como se siente él con esta situación y que ha pensado hacer para que esto no vuelva a ocurrir. Ahora mismo, para él, solo es un proceso en su vida, una experiencia más y como no vais a poder estar las 24 horas del día con él, los 365 días del año, tenéis ayudarle a tomar buenas decisiones y si algo así vuelve a ocurrir o más grave, el mismo ha de tener a confianza de poder contároslo antes de enteraros por terceras personas y sobre todo, que siempre estaréis ahí para ayudarle.

Como consecuencias yo te sugiero dos, la primera es que mientras esté expulsado del instituto, tenga que hacer el mismo horario escolar en casa, como si estuviera en el cole, que no crea que son unas vacaciones. Por otra parte, podríais decidir un plazo de tiempo en el que no puede volver a salir, por ejemplo, no salir durante el próximo fin de semana.

Espero Marta que con estos consejos puedas reconectar con tu hijo y solucionar este momento complicado para la familia.

PUBLICITAT




REDACCIÓ6 Maig, 2022
Juan-Fco-Martín_Terapeuta_TFI-1-e1646997644714.jpg

Son muchas las personas que, en los últimos tiempos, experimentan problemas de depresión y de autoestima. Los conflictos dentro del hogar se intensifican y las parejas en crisis aumentan. Larepublicacheca.cat quiere darte la oportunidad de conocer herramientas que te permitan recuperar el control de tu vida. Hoy continuamos con la sección en que Juan Fco. Martín, terapeuta y director de Terapia Familiar Integral, y sus pacientes internautas son los protagonistas. Si estás interesado en dejar una consulta, no dudes en hacérnosla llegar a través de Facebook, Instagram o vía tfi.terapiafamiliarintegral@gmail.com. 

Mi hija de 8 años me odia, todo el día estamos discutiendo por cualquier cosa y cuando llega mi pareja se comporta totalmente diferente, ¿Qué puedo hacer?
Hola Juan, mi nombre es Amanda y tengo un problema. Mi hija de 8 años cada día me insulta, se enfada, da portazos; ya no sé qué hacer. Todo comienza por la mañana, cuando la levanto, la llamo media hora entes de lo normal, para que se vaya levantando poco a poco, la llamo más de diez veces y siempre con mucho cariño y ella cada día me insulta, me dice que me odia y me da un portazo. Cuando consigo que se levante, comienza la pelea de la ropa, porque no quiere ponerse la que le he escogido. Cuando conseguimos salir de casa, cada día tenemos una discusión por la calle según vamos al colegio, por el almuerzo, por los deberes o por cualquier cosa.
Por la tarde más de lo mismo, con los deberes, la ducha y es una tortura el irse a dormir. Solo cuando llega mi pareja parece que se calma y le hace más caso. Creo que me odia y no sé qué hacer. ¿Puede ayudarme? Gracias
AMANDA

Hola Amanda, que situación más dura estás viviendo con tu hija; vamos a probar cosas nuevas a ver qué ocurre.

Creo que las dificultades que presenta la crianza de tu hija, con la información que me das, puede ser debido a que no acaba de entender que tú eres una figura de autoridad o que los límites que le marcas no los llegan a entender.

Para comenzar, has de sentarte con tu pareja y revisar las rutinas que hacéis en casa y consensuar entre ambos si es adecuada para tu hija y si estamos respetando sus tiempos.
Después, te recomiendo que pruebes el método de las consecuencias. Esta forma de marcar límites a los hijos/as consiste en que ellos sean quienes tomen la decisión de decidir que va a ocurrir después. Para comenzar, cuando se te presenta una dificultad en alguna en las rutinas diarias, has de darle un mensaje claro, como por ejemplo “cielo, tienes que apagar la tele ahora e ir a la ducha y luego volver a verla, o si tengo que apagar yo la TV iras a la ducha y no podrás verla después”. Con esta guisa de establecer límites lo que conseguiremos es que los más pequeños sean capaces de tomar decisiones y fomentar la autonomía. Como padres únicamente hemos de establecer la consecuencia que les hemos dicho, respetando sus decisiones aunque se equivoquen

Es importante que los hijos entiendan que el adulto es quien marca los tiempos, los limites y son quienes les protegen y cuidan. Con estas dos pautas deberías de ver un cambio en poco tiempo.

Un saludo y coméntanos que tal te han ido las recomendaciones

Voy a casarme en tres semanas y no sé si estoy haciendo lo correcto, me estoy agobiando mucho y mis amigos y mi madre me dicen que no me ven feliz.
Buenas tardes Juan, mi nombre es Joan y estoy un poco agobiado con mi relación de pareja. Llevamos 8 años juntos y resulta que hace unos meses acordamos que sería bonito poder casarnos, algo muy íntimo. Han pasado varios meses, quedan tres semanas para casarnos y ahora la boda es más grande, de casi 100 personas, mi pareja está contenta, peroyo estoy muy agobiado. Cada día salgo del trabajo y tenemos que ir a ver preparativos, no tengo tiempo para mí, mis amigos me dicen que si estoy loco, que me voy a “atar” de por vida, mi madre me dice que si estoy seguro, que no me ve feliz. Por si fuera poco mi ex me ha buscado por internet y hemos quedado, estuve muy a gusto, sin agobios, sin presión. ¿Crees que debería anular la boda?

Hola Joan, vaya pregunta me has hecho…(risa)

Por lo que me cuentas, estás pasando un momento de estrés importante. Cuando una pareja decide casarse es porque han vivido momentos valiosos en la vida de los dos y la otra persona te ofrece seguridad, comprensión y afecto (emocional y sexual). Si lleváis juntos ocho años, estoy convencido de que habréis pasado por momentos maravillosos y también muy duros, habréis vivido momentos de felicidad y discusiones de pareja. Si en su momento pensasteis que era la mejor decisión y lo hablasteis, seguro que también valorasteis pros y contras.

Lo primero que te recomiendo hacer es hablar con tu pareja, explicarle como te sientes y que necesitas (más tiempo para ti, quedar con amigos, hablar de otras cosas…). Sé que por no herir sus sentimientos preferirás no hacerlo, pero realmente si te sientes así, que estarás haciendo a tu pareja es traicionar su confianza.

Recuerda que ya sea por estos motivos o cualquier otro, lo más fundamental en una pareja es la confianza, el diálogo y el respeto mutuo y en este caso considero que no le estás dando la oportunidad a tu pareja de poder abordar la situación.

Por otro lado, parece que le estás contando tus sentimientos a todo el mundo (madre, amigos) pero no a la persona que ralamente puede ayudarte, cuéntale como te sientes, verás que se pueden llegar a una solución.

Un saludo y ya nos dirás si has decidido casarte o si has decidido emprender otro viaje.

Mi jefe me hace la vida imposible, me vigila, me hace indicaciones fuera de lugar y me manda los peores trabajos. Estoy constantemente pensando en ello, no puedo dormir y me está afectando a toda mi vida.
Gracias Juan por darnos la oportunidad de poder contar nuestros problemas. Me presento, soy Juan Carlos, trabajo en un almacén de materiales y tengo problemas con mi jefe. Cada día que estoy en el trabajo me hace la vida imposible, me vigila, me hace indicaciones fuera de sitio y me manda los peores trabajos, cosa que no hace con mis compañeros. Yo soy responsable y respetuoso, pero esto está afectando a mi estado anímico. Mi mujer me dice que las cosas del trabajo las deje en el trabajo, pero no puedo, estoy constantemente reflexionando en ello, no puedo dormir y me está afectando a toda mi vida.

Hola Juan Carlos, gracias por contarnos tu problema.
En muchas ocasiones creemos que cuando tenemos problemas con nuestro jefe es debido a que no sabemos hacer bien nuestro trabajo. Pero que recibas este trato no quiere decir que seas un mal trabajador.

dav

Las razones que pueden llevar a un jefe a humillar, de la manera que sea, a un trabajador son muy simples.

La primera es miedo a que le puedas quitar su trabajo, si crees que esto es lo que te puede estar pasando, te recomiendo que no sigas el “juego” que tiene contigo-Te recomiendo que te apartes de su camino, le evitas; además incluso puedes alabar su trabajo; de esta manera puede dejar de percibirte como una amenaza.
Si aun así los problemas persisten, denuncia esta situación, recurre a un abogado, sindicatos, que te asesoren para llegar a un acuerdo de conciliación con la empresa.

La segunda razón es que destaques más entre la plantilla que él, esta situación es algo que no puedes hacer nada para cambiarlo, ya que si tú cambias tu forma de ser, dejarías de ser tu mismo; si lo hicieras, tendrías problemas de autoestima y cederías a este acoso que relatas. Si detectas que es esta opción te recomiendo que intentes relacionarte lo mínimo con esta persona y si lo tienes que hacer hazlo por escrito siempre.

dav

Otra de las opciones es que tu jefe sea una persona que le cuesta relacionarse con los demás. Este tipo de personalidades suelen marcar su liderazgo dentro de una empresa, humillando a otra persona que considera débil; si te ocurre esta última opción, te recomiendo afrontar esta situación de manera asertiva. Te recomiendo que, por un lado, te protejas emocionalmente (acude a un terapeuta) y por el otro comiences a defender tus derechos y así mantener tu dignidad y autoestima.

Espero que estas herramientas te sirvan para solucionar este problema y pronto puedas escribirnos indicándonos como lo has solucionado. Recibe un cordial saludo.

PUBLICITAT




REDACCIÓ29 Abril, 2022
Juan-Fco-Martín_Terapeuta_TFI-1-e1646997644714.jpg

Son muchas las personas que, en los últimos tiempos, experimentan problemas de depresión y de autoestima. Los conflictos dentro del hogar se intensifican y las parejas en crisis aumentan. Larepublicacheca.cat quiere darte la oportunidad de conocer herramientas que te permitan recuperar el control de tu vida. Hoy continuamos con la sección en que Juan Fco. Martín, terapeuta y director de Terapia Familiar Integral, y sus pacientes internautas son los protagonistas. Si estás interesado en dejar una consulta, no dudes en hacérnosla llegar a través de Facebook, Instagram o vía tfi.terapiafamiliarintegral@gmail.com. 

Mi hijo se está aislando, no sé cómo ayudarle y encima mi marido no me apoya
Estoy muy agobiada, cada día discuto mucho con mi marido por la situación con mi hijo. Le cuento, tengo un hijo de 17 años que no estudia ni trabaja, está metido siempre en su habitación, jugando a videojuegos, no se ducha, no nos hace caso en nada. Últimamente, le ha dado por ir desnudo por casa. Mi marido dice que es únicamente una fase y que tiene que encontrarse a sí mismo, pero yo no lo veo normal. Además, ha dejado de tomarse su medicación y de asistir a su psiquiatra y tengo miedo a que le pueda ocurrir algo. Por favor, necesito orientación para poder ayudar a mi hijo a ser normal. ELISABETH

Hola Elisabeth, gracias por ponerte en contacto con nosotros. Es muy dura la situación que cuentas, no solo para tu hijo, sino que también afecta al resto de la familia.

Lo primero que te aconsejaría es que tú y tu marido vayáis en la misma dirección, ya que vuestro hijo, si no os ve unidos, sufrirá las consecuencias de esta relación de pareja. Es importantísimo que sigáis, como padres, la recomendación de vuestro psiquiatra, puesto que, si vuestro hijo necesita medicación y no se la está tomando, sus dificultades diarias empeoren o se cronifiquen.

Con respecto a pautas con vuestro hijo y siendo tan mayor, os aconsejo que, más que la imposición, trabajéis unos acuerdos de mínimos. A nivel legal estáis obligados a acogerle en casa y velar por él, alimentarlo, educarlo y procurarles una formación integral y esto es innegociable hasta a la mayoría de edad.

¿Qué se puede negociar con él?, la educación (comer siempre en familia), higiene (ducharme cada día) y limpieza (orden en la habitación), si esto no ocurre tendréis que establecerle unas consecuencias (apagar el wifi durante 24 h, no poder utilizar la play hasta que lo haga…), ya que él tiene la obligación legal de obedecer a sus padres mientras permanezcan bajo su potestad y respetarles siempre.

Sobre estos acuerdos lo primero que deberías hacer es que tú y tu marido estéis de acuerdo y después hablarlo con él como un equipo. Y algo especialmente importante que deberías incluir en estos acuerdos es la toma de la medicación y acudir a todas y cada una de las citas con su psiquiatra, esto no debería ser negociable, ya que es su salud y probablemente la de todos los de la casa.

Si tienes alguna duda sobre estas prescripciones, no dudes en consultar de nuevo. Esperamos que te sirvan y puedas escribirnos para saber cómo sigue la situación. Ánimo.

Mujer de 68 años que no consigue descansar por las noches por los problemas de los familiares
Hola Juan, lo primero es agradecerte que tengas el tiempo para poder contestar a nuestras dudas. Mi nombre es Marisa y tengo 68 años. Te escribo porque llevo mucho tiempo sin poder dormir, me siento cansada, siempre le estoy dando vueltas a la cabeza y me preocupo por todo. He ido al médico de cabecera, me dice que tengo que tomarme las cosas de otra manera, que los problemas de mis hijos no los tengo que solucionar yo, que cuando una amiga me dice algo, no me lo tengo que tomar como su fuera algo mío… pero no sé hacerlo. La solución es que me tome pastillas para dormir y me gustaría probar algo distinto antes de tener que medicarme, porque sé que no lo voy a hacer, pero necesito cambiar mi forma de ser. MARISA

Hola Marisa, gracias por escribirnos. Por desgracia es una situación muy común, sobre todo en personas empáticas, a las que les cuesta obviar los problemas o darles cabida en otro momento. Lo que ocurre con esto es que una y otra vez mantenemos en nuestra mente esta situación y no le damos salida, porque como bien dice tu médico de cabecera, tal vez no puedas hacer nada. Es frustrante, lo entiendo.

Pero no te preocupes, para todo hay solución y lo primero es detectar el problema y tú ya lo has hecho. Para poder dejar de darle las vueltas a un problema, hay varias opciones.

Intenta hacer esto, cuando estés un buen rato pensando una y otra vez en algo que te ha contado alguno de tus hijos, una amiga o algo que has visto en la TV y no encuentras solución, lo primero que has de hacer es distraer tu mente, ¿Cómo?, pues haciendo algo que te guste y te distraiga, te pones música y vas haciendo alguna tarea, quedas con alguna amiga y no hablas para nada de ese tema, llamas por teléfono a otra persona y hablas del tiempo… vamos, cualquier cosa que te sirva a ti para distraer la mente y no pensar en ese problema concreto.

Me dirás, ya, pero no soluciono el problema, tal vez es que ese problema no lo puedas solucionar, no depende de ti. Lo que vamos a hacer con estas distracciones es crear en tu cabeza como un cajón de problemas no resueltos, problemas de otros, que no dependen de ti. ¿Qué hacer con esto?, verás que poco a poco estos problemas van solucionándose sin tu intervención, o no son tan graves como en un primer momento te creías.

Esto es un proceso que ciertas personas muy empáticas tiene y que sufren en silencio. El problema de la empatía tomada desde esta perspectiva, es creer que tú puedes solucionar el sentimiento de otro y mucho me temo que los sentimientos no se solucionan, solo se acompañan y lo que los otros esperan de ti no es una solución, sino compañía.

Gracias por escribir y por leer este consultorio semanal.

Padre divorciado con un niño de cinco años que siente que está perdiendo su hijo por la situación familiar
Hola Juan, no sabía si responderías a esta consulta o no porque tal vez para la gente no sea muy grave, pero no sé si lo estoy haciendo bien como padre, yo la escribo por si acaso. Me llamo Gerardo y tengo un niño de cinco años. Estoy divorciado desde hace tres años y la relación con mi ex es cordial. Ella se ha echado novio, llevan dos años y viven juntos. Mi hijo últimamente me habla mucho de este novio y ya le llama papa, no te voy a negar que me duele y siento que estoy perdiendo a mi hijo. Yo cuando está conmigo, dos fines de semana al mes, le consiento de todo, le llevo donde quiere, le doy de comer lo que quiere. Mis amigos me dicen que es normal, porque yo le veo poco, pero creo que debería ponerle algunas normas. Gracias por la oportunidad de poder contártelo. GERARDO

Hola Gerardo, gracias por contarnos tu problema. Pues considero que es de ser muy valiente por contar lo que nos has contado y, por supuesto, por preocuparte de que tu hijo tenga una buena educación, también desde tu casa.

Lo primero que quiero destacar es que es normal que te sientas dolido porque tu hijo llame a otro hombre papa, seguro que sientes que alguien está quitándote el puesto y en cierta forma es así. Digo en cierta manera, porque, aunque tú y su madre no estéis juntos, tú siempre serás su padre y verás que cuando sea más mayor podrás vivir momentos muy bonitos con él.

Por otro lado, el que tu hijo llame a otro hombre papa quiere decir que confía en él, le trata adecuadamente y se siente protegido; esto también es muy bonito.

Si bien es cierto que te aconsejaría, dentro de la relación cordial que tienes con la madre, que pudieras hablar sobre este hecho, ya que puede ser un elemento de confusión para el niño y desde el entorno familiar de la madre podrían rectificar a tu hijo. Por el bien del niño, por supuesto, y que no se confunda de roles familiares.

Me parece muy importante que destaques la importancia de los límites con tu hijo. A pesar de que solo lo veas dos fines de semana al mes, sería conveniente que vuestro hijo no notara que ir con papa es ir de vacaciones, ya que esto puede traer problemas en el futuro. Además, de que te estás quitando una responsabilidad que también te compete, por lo que te animo a que decidas poner unas normas, horarios y límites a tu hijo acordes a su edad. De esta forma, la relación padre e hijo pasará a un nivel más íntimo para los dos y evitará que te confunda con un amigo cuándo crezca.
Un saludo y espero que nos cuentes como te han ido estas pautas.

PUBLICITAT



REDACCIÓ22 Abril, 2022
Juan-Fco-Martín_Terapeuta_TFI-1-e1646997644714.jpg

Son muchas las personas que, en los últimos tiempos, experimentan problemas de depresión y de autoestima. Los conflictos dentro del hogar se intensifican y las parejas en crisis aumentan. Larepublicacheca.cat quiere darte la oportunidad de conocer herramientas que te permitan recuperar el control de tu vida. Hoy continuamos con la sección en que Juan Fco. Martín, terapeuta y director de Terapia Familiar Integral, y sus pacientes internautas son los protagonistas. Si estás interesado en dejar una consulta, no dudes en hacérnosla llegar a través de Facebook, Instagram o vía tfi.terapiafamiliarintegral@gmail.com. 

Mi hijo ha comenzado a salir de fiesta y puede tener problemas con el alcohol.
Hola Juan Fco. Gracias por esta iniciativa. Mi consulta va en referencia a mi hijo adolescente. Tras el confinamiento, le costaba mucho salir y quedar con los amigos, se encerró en su mundo y su padre y yo hemos insistido mucho en que saliera por ahí, con sus amigos del instituto y demás. Ahora ha comenzado a quedar con más gente y a salir de fiesta. Pues bien, los últimos fines de semana ha llegado a casa borracho. Hasta ahora nunca había salido de fiesta, ni consumido alcohol. Su padre y yo nos sentimos muy decepcionados con él, su actitud hacia nosotros ha cambiado y cuando le hablamos del tema se pone a la defensiva. ¿Qué podemos hacer? MANOLI

Hola Manoli, gracias por contarnos tu relato sobre la dificultad que tienes con tu hijo. Lo primero que te quiero decir es que estéis tranquilos, hay muchos adolescentes que entran más tarde a la adolescencia, les cuesta hacer relaciones y salir de casa, como bien comentabas al principio.

Cuando conoce a chicos y chicas con sus mismos gustos comienzan a crear su “familia elegida”, sus amistades, que a esta edad, por lo general, comienzan a experimentar con distintos tipos de sustancias como el alcohol, tabaco u otras sustancias prohibidas. Por lo que nos cuentas estás preocupada porque vino con alguna copa de más. Has de marcar límites más claros hacia él cómo madre, ya que, si en vuestra casa no está permitido llegar en este estado, tendréis que hacérselo saber, establecer consecuencias si llega así, por ejemplo, si vuelves a llegar bebido al salir de fiesta, no podrás salir en un mes.

El que tu hijo este a la defensiva es por sentir que estáis decepcionados y si él no lo sabe gestionar a nivel emocional, utiliza este recurso hacia vosotros. El trabajo de los padres no es el de estar orgullosos o decepcionados con el hijo, sino guiarle con los límites y las consecuencias, ser firmes en las mismas y que vuestro hijo aprenda a tomar las decisiones que considere teniendo en cuenta que ocurrirá después.

Padres piden ayuda por un hijo que ha recibido diversos diagnósticos, Trastorno Oposicional Desafiante, Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad o Trastorno Bipolar. ¿Qué le pasa a mi hijo?
En los últimos meses, mi hijo ha recibido varios diagnósticos, como Trastorno Oposicional Desafiante, Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) e incluso Trastorno Bipolar. ¿Qué debo hacer? MERCÉ

Hola Mercé, gracias por escribirnos. Por lo poco que cuentas creo que como madre has de estar pasando por momento difícil, porque estos diagnósticos indican que tu hijo está teniendo comportamientos inusuales a los que es difícil hacer frente.

En ocasiones, como padres, lo único que podemos hacer es confiar, confiar en los profesionales que trabajan con nuestros hijos, establecer con ellos unos objetivos de trabajo para el bien de la familia y sobre todo del niño.

Estos diagnósticos no dejan de ser más que etiquetas que en ocasiones calman a los familiares, ya que si un niño tiene un comportamiento diferente al resto, lo primero que pensamos es que estaos haciendo mal o que mala madre soy, de eso nada.

Cada persona somos un mundo y todos necesitamos que nos traten como seres especiales, tenemos nuestras formas de reflexionar y actuar, pero vivimos en sociedad y hemos de actuar las normas. Estos diagnósticos que le han dado a tu hijo indican que hay que buscar la manera para que el tu hijo se adapte al mundo sin traspasar los límites.

Para eso te aconsejo que busques profesionales en los que confíes, que te animen a ti y a tu familia a poder buscar soluciones a las dificultades que vengan en la crianza de vuestros hijos, porque si todos vamos a un (profesionales y familia) los resultados siempre serán beneficiosos para el niño. Ánimo Mercé y si tienes alguna duda más concreta sobre en qué podemos ayudarte, estaría encantado de recibir una nueva pregunta tuya.

Mujer que siente que ha perdido el control de su cuerpo por bajadas y subidas de peso y que se encuentra en una espiral.
En primer lugar, me gustaría decirte que aplaudo esta iniciativa. Muchos necesitamos algo de ayuda. En mi caso, reconozco que durante el confinamiento me aficioné a realizar deporte en casa, algo que nunca había hecho y comencé a bajar de peso. El caso es que me gustó verme mejor, con los meses y el paso a la nueva normalidad vivo a tope de estrés, y veo como he cogido el peso de antes y más. Me siento fatal, obsesionada con mi cuerpo, dentro de una espiral de la que no sé cómo salir. Ahora paso días solo a líquidos para compensar los atracones que me doy cuando no puedo más de ansiedad. Me podrías ayudar. LUCIA

Hola Lucía, gracias por contarnos tu problema. Para prevenir el aumento de peso y reducir el riesgo de obesidad, tienes que mantener el estrés bajo control. Al sentir menos estrés y más control en tu vida, te será más fácil mantener una alimentación saludable y el hábito de hacer actividad física.

Cuando comenzaste con este problema, en la pandemia, era un momento vital de estrés tremendamente grande para todos. Tú lo canalizaste con el deporte, pero este estrés ha desaparecido y ahora el cuerpo es el elemento de estrés. Tranquila, vamos por partes.

Primero has de ir a tu médico de cabecera y solicita cita con tu enfermera para poder hacer un calendario de comidas. Una vez que tienes la pauta de la enfermera sentirás que el estrés continuo, para ello te recomiendo que respires, dirígete a un lugar tranquilo, aunque sea de la oficina, pon los pies en el suelo, cierra los ojos. Toma una serie de respiraciones profundas mientras tu mente se tranquiliza.

Otra técnica que te puede funcionar es simplemente envolver el dedo pulgar con la otra mano durante algunos minutos y de forma continuada. Esta técnica alivia el estrés, reduce la ansiedad y calma el nerviosismo.

Por último, escuchar música, esta es una de las mejores actividades que alivian el estrés, ya que es rápida, efectiva y con la que más familiarizados estamos. Obviamente, estos son consejos para gestionar el estrés en momentos puntuales, si tú padeces de estrés crónico, has de acudir a un terapeuta, ya que tendrás que reeducar tus rutinas diarias. Un saludo y espero que nos cuentes como te han ido estas pautas.

PUBLICITAT



REDACCIÓ15 Abril, 2022
Juan-Fco-Martín_Terapeuta_TFI-1-e1646997644714.jpg

Son muchas las personas que, en los últimos tiempos, experimentan problemas de depresión y de autoestima. Los conflictos dentro del hogar se intensifican y las parejas en crisis aumentan. Larepublicacheca.cat quiere darte la oportunidad de conocer herramientas que te permitan recuperar el control de tu vida. Hoy continuamos con la sección en que Juan Fco. Martín, terapeuta y director de Terapia Familiar Integral, y sus pacientes internautas son los protagonistas. Si estás interesado en dejar una consulta, no dudes en hacérnosla llegar a través de Facebook, Instagram o vía tfi.terapiafamiliarintegral@gmail.com. 

Mujer en proceso de separación por constantes infidelidades
Primero dar las gracias por esta iniciativa. Quería explicarle mi situación. Estoy en proceso de separación por reiteradas infidelidades por parte de mi pareja. Ahora él siempre llora y se hace el arrepentido.

El caso es que ayer me reuní con todos mis hermanas porque fue cumpleaños de mi mamá y yo estaba ebria y empecé a llorar por él. Mis hermanas me dijeron que la culpa la tenía yo por dejarle el camino fácil y que debo volver con él. Me dijeron que para bien o mal el papá de mis hijas trabajaba, no bebía y era hogareño, su único defecto era la infidelidad. Me aconsejaron lo regrese conmigo y que cumpla con la casa que iba a comprar y lo ponga todo a mi nombre. Pues honestamente no sé qué debo hacer. ELENA MARIA

¡Hola Elena María! Gracias a ti por contactar con nuestro consultorio. Es normal que cuando se descubre la infidelidad el dolor tome el control de nosotros. No pasa nada, es la primera etapa que deberemos superar. El problema viene cuando nos enquistamos en esta posición retroalimentando el bucle de “yo soy la víctima y tú tienes que compensarme”. Esto suele empezar con ataques por parte de la víctima y llegado un punto, el mismo infiel puede cansarse y empezar a pagar también con ataques.

Si deseas aceptar el consejo de tu familia, lo primero es situarnos en una posición más activa, que busque defender tus intereses, proponer cambios y forma de solucionar el daño causado y dejar claro cuáles son las nuevas condiciones y límites de la pareja. Y si la otra parte no accede, entonces, dar el paso de dejar la relación como ya habías hecho.

Por otro lado, también me gustaría que pudieras plantearte los límites que tienes hacia tus hermanas, ya que eres lo suficientemente mayor y capaz de tomar tus propias decisiones y si has decidido separarte de tu pareja, han de respetarlo y apoyarte.
Un saludo y esperamos tener pronto noticias tuyas con la decisión que has tomado. Gracias

Madre de un hijo adolescente que ha intentado suicidarse
¡Buenos días, Juan Fco! Necesito ayuda, por favor, no sé qué hacer, mi hijo de 17 años ha intentado suicidarse. Me dice que ya no aguanta, que ya anteriormente, hasta en varias ocasiones, le había pasado por la mente hacerlo, pero que no se había atrevido hasta ahora. Gracias de antemano por su atención. ISABEL

¡Hola Isabel! Lo primero de todo y lo más importante has de visitar a un profesional, acude a tu médico de cabecera y que os derive a los servicios psicológicos de la zona. Ellos guiarán la intervención y el tratamiento indicado para tu hijo.

Por tu parte, has de apoyar el plan de tratamiento de su médico. Recuérdale que podría llevar tiempo sentirse mejor, ayúdalo a seguir las recomendaciones de su médico.

Además, puedes tomar medidas para ayudar a proteger a tu hijo adolescente, como por ejemplo; escucha lo que dice y observa cómo se comporta. Nunca ignores las amenazas de suicidio como un melodrama adolescente. Alienta a tu hijo a pasar tiempo con amigos y familiares que lo apoyen.

Controla y habla acerca del uso de las redes sociales; aunque las redes sociales pueden ofrecer a los adolescentes un valioso apoyo, también pueden exponerlos al hostigamiento, a la propagación de rumores, a las opiniones poco realistas sobre la vida de otras personas y a la presión de grupo. Promueve un estilo de vida saludable para que coma bien, haga ejercicio y duerma regularmente. También anímalo a participar en actividades que le sirvan para recuperar la confianza en sí mismo. Esperamos recibir noticias tuyas pronto.
Un saludo.

Me siento triste desde hace meses, y a pesar de los antidepresivos que me han recetado no me encuentro mejor
¡Hola Juan Fco! Quería comentarle que, desde hace meses, me siento triste continuamente. No me apetece hacer nada, no duermo. Acudí al médico de cabecera y llevo un mes tomando antidepresivos, pero no estoy durmiendo y aún siento un poco de ansiedad, ¿qué me aconseja? ENCARNA

¡Hola Encarna! Tal vez el tipo de medicamento que está tomando no te ayuda mucho con la ansiedad, consulta a tu médico sobre la medicación lo primero.

Por tu parte, para ayudar al cuerpo a dormir, podrías tomar un té de valeriana y ducha tibia por las noches, aumenta tu actividad física durante el día, ejercicio o caminatas, pero es importante no hacerlo al menos 5 horas antes de tu hora de dormir. Recuerda que el cerebro descansa de 22:00 de la noche hasta las 8:00 de la mañana, intenta adecuar tus ritmos de sueño a este horario.

Para la ansiedad, pasa tiempo con amigos o familiares. Las actividades organizadas son muy buenas, pero simplemente pasar el tiempo con otros te hará bien. Hacer cosas con quienes nos sentimos cercanos profundiza nuestros vínculos y nos permite sentirnos apoyados y seguros. Y la diversión y el compartir nos permiten sentirnos más felices y menos preocupados por las cosas.

Si te sientes preocupada o nerviosa por algo, hablar sobre el tema con una persona que te escuche y se preocupe puede ayudarte a sentirte más comprendida y más capaz de hacer frente a la situación. Te recordará que todos tenemos estos sentimientos en algún momento.
Un afectuoso saludo.

PUBLICITAT



REDACCIÓ8 Abril, 2022
Juan-Fco-Martín_Terapeuta_TFI-1-e1646997644714.jpg

Son muchas las personas que, en los últimos tiempos, experimentan problemas de depresión y de autoestima. Los conflictos dentro del hogar se intensifican y las parejas en crisis aumentan. Larepublicacheca.cat quiere darte la oportunidad de conocer herramientas que te permitan recuperar el control de tu vida. Hoy continuamos con la sección en que Juan Fco. Martín, terapeuta y director de Terapia Familiar Integral, y sus pacientes internautas son los protagonistas. Si estás interesado en dejar una consulta, no dudes en hacérnosla llegar a través de Facebook, Instagram o vía tfi.terapiafamiliarintegral@gmail.com. 

Madre desorientada al perder de pronto la relación de “amistad” con su hija, adolescente, que pasa el día con el móvil o la tablet en su cuarto
Primero dar las gracias por esta oportunidad que nos brindáis de contar con la ayuda de un profesional. En mi caso, necesito ayuda por qué me siento muy desorientada. Hasta hace poco mi hija que ahora tiene 14 años y yo éramos grandes amigas. Me contaba todo, hablábamos con total confianza, pero de unos meses para acá ha pegado un cambio radical. Se pasa el día en el cuarto, con el móvil o con la tablet, ya no quiere acompañarme, le pregunto que si le ocurre algo y su respuesta siempre es no. ¿Qué puedo hacer para recuperar esa relación de amistad con mi hija? ANGIE

¡Hola Angie! Gracias a ti por contar con nosotros. Es muy duro para los padres ver cómo crecen los hijos y poco a poco se van distanciando. Pero como bien sabes, es ley de vida que necesite más espacio. Que comience a buscar un grupo de amigos lejos de las miradas y del resguardo familiar.

Por otro lado, los adolescentes no solo se relacionan a nivel presencial con otros iguales, también se relacionan a nivel digital. Lo más importante es saber ¿qué hace tu hija en el mundo digital? Al igual que harías si estuviera todo este tiempo fuera de casa, hay que saber ¿con quién habla?, ¿qué contenidos ve en Internet?, ¿qué busca por las redes sociales? Nuestros adolescentes tienen lo que yo llamo un “alma digital” y necesita ser protegida por los padres y madres.

La relación que tenías con tu hija “la niña” ya no volverá, no será igual, pero eso no quiere decir que no vayas a tener relación con ella, vuestra relación de madre e hija, NO de amigas (nunca olvides que si una madre se convierte en amiga de su hija, convierte a esta en una huérfana). Al igual que tu hija está evolucionando hacia mujer, vuestra relación debe madurar.

Te propongo una pequeña actividad con ella para comenzar esta nueva relación. Siéntate con ella, explícale con tus palabras que te sientes más distante de ella y que te gustaría volver a reconectar, pero de otra forma y que quieres hacer algo distinto con ella.

Cogéis una cajita que os guste a ambas y en pósits de distintos colores (un color para ti y otro para ella) escribís que cosas te gustaría que tu hija haga por ti (un masaje, ver una peli, una tarde en un spa las dos, que te regale una flor) y ella lo mismo (un día de compras juntas, comer una hamburguesa, ir a baile juntas). Cuando os apetezca, abriréis la caja y escogéis un papel que haya escrito la otra y cumplís su deseo. Solo haréis una de cada vez y que os apetezca hacer, que no sea una obligación.

Espero que podáis utilizar esta técnica muy útil para fortalecer relaciones y estaré encantado de saber los resultados.
Gracias por tu consulta. Un saludo.

Vivo con miedo a mi mujer. Mi pareja tiene un carácter muy fuerte, déspota, exigente y es muy celosa. Me siento atrapado
Mi pareja me maltrata. Soy un hombre que está viviendo un tormento en el hogar que nadie se puede imaginar. Mi pareja tiene un carácter muy fuerte, déspota, exigente y muy celosa. Si paseando por la ciudad me encuentro con alguna compañera de trabajo y me para y me saluda, ya la tengo liada para todo el día. Que si me paso el día coqueteando con todas, que soy un desgraciado. Me insulta de todo. Me siento atrapado. Un día traté de contárselo a un compañero por si me podía aconsejar, pero tuve miedo de que se riera de mí. De que no entendiera que vivo con miedo por la actitud de mi mujer, me monta escándalos en cualquier sitio. Me avergüenza mucho, así que intento evitar acudir a sitios públicos, o donde pueda encontrarme con algún conocido. Ya no quedo con nadie para no molestarla. Pero aun así cada día es peor. ¿Qué puedo hacer? ANÓNIMO

No puedo ni imaginar lo duro que tiene que ser vivir una situación como la que describes. Por lo que explicas, tu relación ha perdido una regla fundamental de las relaciones, el respeto. De hecho, es capaz de faltarte el respeto en todas las facetas posibles, hay una manipulación emocional, una crítica constante, insultos y el vivir con miedo.

Te recomiendo que marques unos límites claros a tu pareja; debes hablar con ella y explicarle cómo esto te hace sentir. Además, en esa conversación es recomendable establecer una serie de límites por los que no se ha de pasar.

Te propongo comenzar a comunicarse de una forma asertiva. Esto es, exponer opiniones o comentarios de inmediatamente anteriores. De una manera respetuosa, sin que nadie se sienta ofendido y evitando la posibilidad de que se generen conflictos.

Si esto no te funciona, lo mejor es darte un tiempo con ella y, sobre todo, si pasado este tiempo decidís volver juntos, deberías de poner la condición de acudir a terapia de pareja para que las dificultades que tenéis ahora no se vuelvan a reproducir.

Esperamos tus noticias. Un abrazo.

Perdí a mi madre hace meses, sola en un hospital. Era mi guía, mi apoyo y no consigo levantar cabeza, mi marido está muy preocupado por mí.

Antes que nada, gracias por esta iniciativa, la salud mental es importante y somos muchos los que necesitamos ayuda. Así que gracias. En mi caso, hace ocho meses que perdí a mi madre, falleció como tantos otros sola en un hospital sin que pudiéramos acompañarla en sus últimos momentos. Ella era mi apoyo, mi consejera, mi guía y desde entonces no consigo levantar cabeza. Mi marido preocupado por mi estado de apatía a todo, incluso hacia mi familia, me animo a que acudiera al médico. Y así lo hice, me han estado tratando con antidepresivos durante meses, pero yo no me sentía mejor. Al contrario, estaba el día medio drogada, me costaba acordarme de las tareas y no podía ni ayudar a mis hijos con sus deberes. Así que los deje de tomar. Necesito que alguien me ayude, que me diga que puedo hacer, porque me siento sola, perdida e inmensamente triste. JULIA

dav

Julia, al leer tu relato me conmuevo. Gracias por compartirlo con nosotros.
Ha sido terriblemente duro lo que nos ha tocado vivir, pero lo peor es no poder despedirnos de nuestros seres queridos, no poder realizar un funeral. Convertimos lo que antes era un duelo, en un duelo patológico.

Me encantaría poder tener una solución mágica para poder devolverte a tu madre, pero esto es imposible. Lo que sí que te puedo recomendar es que te acompañe su recuerdo en ciertos momentos en tu día a día. Puedas preparar en tu casa, un lugar donde hablar, llorar, rezar… lo llamaremos “un rincón para el recuerdo”. No únicamente para ti, sino para toda la familia.

Después, te puedes permitir dos momentos al día para recordar momentos con tu madre. Un momento, por la mañana, dónde pondrás música, una o varias canciones que hayáis compartido juntas. Este tiempo intenta que coincida con horas en las que estabas con ella. Otro momento, por la tarde, dónde cogerás una foto suya y recordarás, en un sitio privado, qué pasó ese día en tu vida con tu madre, cada día una foto. Te recomiendo, además, que las fotos sean de momentos bonitos para las dos, como a ella le gustaría que la recordaras.

Si combinas estas propuestas con la ayuda que te dio tu médico, poco a poco irás sintiéndote más en paz. Te permitirá que conectes de una forma diferente con tu madre, dejando a un lado la negación, la rabia y la depresión.

Un abrazo enorme y esperamos saber, en un tiempo, cómo te ha ido la práctica de estas técnicas.

PUBLICITAT



REDACCIÓ1 Abril, 2022
Juan-Fco-Martín_Terapeuta_TFI-1-e1646997644714.jpg

Son muchas las personas que, en los últimos tiempos, experimentan problemas de depresión y de autoestima. Los conflictos dentro del hogar se intensifican y las parejas en crisis aumentan. Larepublicacheca.cat quiere darte la oportunidad de conocer herramientas que te permitan recuperar el control de tu vida. Hoy estrenamos una sección en la que Juan Fco. Martín, terapeuta y director de Terapia Familiar Integral, y sus pacientes internautas son los protagonistas.

Madre de dos hijos pequeños, desbordada por el estrés, y cuya relación de pareja no para de empeorar
¡Hola Juan Fco.! Tenemos dos hijos de 5 y 2 años, desde que nació el pequeño no levantamos cabeza. Vivimos muy estresados. No contamos con ayudas de abuelos, yo no trabajo. Me dediqué, este último año, a estudiar una oposición que salió mal. Estoy perdiendo mucho pelo y las discusiones en casa casi son diarias, a la mínima voces… que puedo hacer. BRIANA

¡Hola Briana! Lo primero darte las gracias por haberte puesto en contacto con nosotros. Yo comenzaría por un cambio en la organización de vuestro hogar. Es necesario que tu pareja y tú busquéis un hueco, hoy mismo, y organicéis el día a día. Ambos tenéis que saber cuáles son vuestras funciones porque como bien explicas el estrés es una emoción que se percibe en tus palabras.

La organización es un factor fundamental a la hora de controlar el estrés, otorga un lugar dentro de la familia y evita confusiones innecesarias en la pareja. La rutina diaria nos aplasta como una gran losa con la que ninguno de los dos puede, por separado, pero no olvides una cosa, esa tremenda losa que llevas encima, entre dos, se soporta mejor.

En esa nueva planificación, tendréis que incluir los horarios de vuestros hijos y quién se encarga de hacer cada tarea, si tu, tu pareja o ambos. También han de incluirse las horas de comidas, guarderías y colegios, horas de parque, duchas y hora de dormir y despertarse. Ambos, la pareja, tendréis que estar de acuerdo en cómo y cuando se hacen las rutinas.

Otro aspecto importante es que en el horario tendréis que tener cada día un concepto al que yo llamo ‘Conversaciones de Alcoba’, el poder hablar en pareja de cómo ha ido el día con los niños. Importantísimo es que en ese nuevo horario de familia se incluya, mínimo un día a la semana, una hora para cada miembro de la pareja. Ese será vuestro momento personal, en ese espacio podéis incluir actividades que os gusten: gimnasio, yoga, cine, quedar con amigos, ese es vuestro momento personal para cada uno.

Por último, y esto ya es para sobresaliente, si lo conseguís. Una vez a la semana poder hacer una cena especial para los dos cuando los niños ya se han dormido, os ayudará a reencontraros como pareja.

Intentar promover estos cambios en casa y estoy convencido de que juntos podréis quitaros esta “losa pesada” de la rutina del día. Recuerda, siempre, que la felicidad se trabaja.
Un saludo.

Madre desesperada porque su hijo de 2 años se niega a comer alimentos
Ayuda, mi hijo ya va a cumplir 2 años, comía superbién y de todo, al cumplir el año y nueve meses, ya no quiere comer nada. Solo pasta de las simples, leche, yogur y galletas. Nada de frutas ni verduras, carnes, NADA. Algunos días ni siquiera pasta, solamente bebe todo el día líquidos. Por ejemplo, ahora lleva 2 días así, estoy desesperada, no entiendo. ¿Algún consejo para que se le abra el apetito? O ¿alguien sabe por qué pasa esto? Gracias. ANABEL

¡Hola Anabel! Lo primero que te aconsejo es acudir a tu pediatra, para descartar factores biológicos, que pueda tener algún problema en el aparato digestivo y esto le pueda causar molestias. El cuerpo humano es una máquina perfecta y aunque nosotros pensemos que necesita alimento, si al niño no le viene bien es el propio cuerpo quien se protege.

Si ya has ido y parece que todo está bien, al igual que te habrá dicho tu pediatra, la importante es que el niño no se deshidrate. Una vez entendido que puede ser un factor educativo a nivel alimentario, te ofreceré unos consejos que te pueden ayudar a superar esta fase del crecimiento del niño. Lo primero que haría sería que toda la familia comiera junta, en cada comida, en la medida de lo posible, que nunca coma solo. Recuerda que los niños aprenden de la observación, si todos comemos, para él será más sencillo.

En las comidas hay que eliminar pantallas, únicamente personas y que su punto de atención este en la comida y en la familia, así le ayudamos a que se centre en la comida y en la relación familiar. Hazle comidas simples, nada elaborado, no lo necesita. Si, además, es la misma comida que comen todos, mejor que mejor.

Yo comenzaría por comidas que le gusten más, si le gustan líquidos, sopa para todos, pero cada comida debe ser nutritiva y saludable (si, verduras, carnes y pescados también). No hay que llevar cada comida a un conflicto. Ten paciencia. Aplica estos cambios y cuéntanos. Un saludo.

Discusiones de pareja diarias, frustración y rabia ponen al límite la relación de esta pareja, ¿será el divorcio la solución?
Buenas, llevo más de 15 años con mi pareja y desde hace meses siento que no estamos en la misma onda. Cada día que pasa me siento más solo, me paso gran parte del día trabajando y al llegar a casa todo son reproches. Las discusiones han pasado a ser diarias, por cualquier cosa. En ocasiones, si el día de trabajo ha sido duro, me cuesta volver a casa. No tengo fuerzas para más problemas. Me siento frustrado y con mucha rabia. Ya no sé si el divorcio sería la solución. Puedes ayudarme. TOMÁS

dav

Agradecerte, en primer lugar, tu franqueza y confianza. Tomás, obviamente el divorcio es una solución. De hecho, por lo que comentas este sentimiento de frustración y rabia, en ocasiones lo que provoca es que no podamos pensar con lucidez y tengamos que utilizar nuestros instintos más básicos, que son el atacar (las discusiones) o el huir (el divorcio).

Ahora mismo estáis pasando por una crisis existencial de la pareja y es importante pararse a reflexionar, si como pareja imaginabais estar en el momento actual. Si no es así, ambos tendréis que buscar una ayuda profesional, ya que es fundamental que los dos volváis a compartir objetivos vitales.

Para empezar es necesario organizaros como pareja en el día a día (que hago yo en casa y que haces tú) porque la mayoría de las discusiones suele ser por las rutinas diarias.

El segundo paso sería volver a crear rutinas de pareja, para eso os propongo un pequeño juego. Un día a la semana, que ambos acordéis, preparar una cena especial para sorprender al otro. Os vais turnando. En esta cena no podréis ver la televisión ni utilizar el móvil. Te recomiendo emplear estas dos estrategias y que nos cuentes que ha ocurrido.
Un saludo

PUBLICITAT





RCPRESS no es fa responsable de les opinions expressades pels usuaris i col·laboradors. El contingut d’aquestes són a títol personal de l’autor

NOTA LEGAL   |   POLITICA DE PRIVACITAT I COOKIES


Newsletter