21. Febrer 2024

JAVIER VILLAMAYOR: Del “Barrio de La Esperanza” a la Anilla Mediterránea (II)

La transformación de un barrio (casi) olvidado en símbolo de unión y futuro para Tarragona

OPINIOA mediados de los ochenta muchas de las familias residentes que habían conseguido progresar al conseguir un trabajo más estable fueron abandonando el barrio y se trasladaron a vivir a Bonavista, Campclar y Torreforta. Es el caso de la célebre “Maria Follones” que consiguió un empleo fijo en una empresa de limpieza. Se empezó progresivamente a tapiar o demoler las viviendas desocupadas.javier villamayor

Fueron años en los que la venta y consumo de droga en el barrio vivió un “boom”. La degradación iría en aumento, hasta convertirse en una especie de supermercado de la heroína y en uno de los principales puntos negros de la provincia en todo lo relacionado con la droga y la delincuencia. Incluso las tres religiosas que vivían allí ante el duro y peligroso cariz que estaba tomando la vida en el barrio decidieron trasladarse a vivir a Bonavista, aunque siguieron desempeñando su trabajo en el mismo.

M.ª Carmen Almonacid que trabajó muchos años como monitora de manualidades en el centro social y que vivía en Bonavista me comenta: “ En aquellos duros años cuando terminaba mi trabajo, algunas madres mandaban a sus hijos mayores a que me acompañaran hasta la entrada de Bonavista, pues por el camino era habitual encontrarse con gente muy poco recomendable”.

1 Barrio La Esperanza 1977En 1990 quedaban apenas 40 familias en el barrio y tan sólo 9 o 10 eran de las que habían llegado en 1976. Todos los intentos por parte de las administraciones públicas de remediar la situación fueron infructuosos y en 1995 se decidió derribar lo que quedaba del barrio.

La última etapa de “La Esperanza”, que siempre tuvo algo de “territorio comanche” para los ciudadanos de Tarragona, ha sido desgraciadamente la que ha quedado grabada en la memoria de la mayoría.

Conviene remarcar, transcurridos veinte años desde la demolición del barrio, que sobre sus cimientos se construye hoy la Anilla Mediterránea de los Juegos, el mayor proyecto de regeneración urbana de la historia reciente de Tarragona.

Hace poco, y con el objetivo de documentarme sobre el tema de fondo de este artículo, leía unas reflexiones de José María Ballesteri en relación al progreso urbano de nuestras ciudades desde los años sesenta, década marcada por un desarrollo económico acelerado que impactó en el crecimiento desordenado de muchas de nuestras ciudades; crecimiento que acabaría generando no pocos problemas, hoy afortunadamente superados, de carácter social y urbanístico.barrio de La Esperanza años 1993

Como apuntaba Ballester, la desaparición de barrios como “La Esperanza” (y otros similares en Madrid o Barcelona) nos priva de un testimonio esencial para entender las viscisitudes de la vida cotidiana hace apenas cuatro décadas.

“La Esperanza” y la “Anilla Mediterránea” nos invitan a viajar en el tiempo; a comprobar contemplando la dermis de nuestra ciudad como éramos ayer y como anhelamos ser mañana. La propia concepción de la Anilla actualiza la forma de entender la cohesión social y el equilibrio territorial a los estándares, demandas y necesidades ciudadanas de la Tarragona del siglo XXI. Cuando aún asoman los viejos cascotes de “La Esperanza” entre la tierra y la maleza, se va abriendo paso para siempre una gran zona verde y unos extraordinarios equipamientos para la práctica deportiva y el ocio saludable.

Anilla JJMM 2018La Anilla y el desarrollo de la zona comercial y residencial contigua (conocida como el “Plan Parcial 10”) representan, pues, la respuesta a algunos de los retos a los que se enfrenta nuestra ciudad: facilitar el acceso a la vivienda, generar nuevos crecimientos urbanos bajo premisas de sostenibilidad y cuidado por el entorno, reforzar nuestra capitalidad comercial, así como una defensa del acceso igualitario a servicios públicos locales para todos los tarraconenses.

Ese es el verdadero legado de los Juegos Mediterráneos; un legado del que sentirnos orgullosos y que no sólo tiene que ver con grúas y hormigón; un legado en forma de ilusión colectiva que refuerce el sentimiento de pertenencia de todos los tarraconenses para con su ciudad, un sentimiento del que no quede ajena la (casi) olvidada “Maria Follones”.

Javier VILLAMAYOR
Teniente de Alcalde y Comisionado de los Juegos Mediterráneos Tarragona 2018

Quins partits governaran a Tarragona?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Informació bàsica respecte a protecció de dades
Responsable República Checa Press +info...
Finalitat Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimació Consentiment de l'interessat +info...
Destinataris Automattic Inc., EEUU per filtrar spam. +info...
Drets Accedir, rectificar i esborrar les dades, així com altres drets. +info...
Informació addicional Podeu aconseguir més informació sobre protecció de dades a la pàgina de política de privadesa.

Download WordPress Themes
Download Premium WordPress Themes Free
Download WordPress Themes Free
Download WordPress Themes
online free course