JOSE MARIA ASENCIO: Mil lanzas por los Mossos

 Hace unos días, paseando por el Raval de Barcelona, vi una consigna pintada sobre un muro. “Fora la policia dels nostres barris”, decía. Estaba escrita en letras rojas y el presunto artista, en un alarde de creatividad sin precedentes, había cambiado todas y cada una de las letras “a” por el símbolo anarquista.

No me detuve a contemplarlo. La obra no merecía ni un segundo de mi tiempo. Pero cuando regresé a casa, no pude evitar reflexionar sobre el sentido de aquellas palabras. ¿Qué pretendía su autor? ¿Crear conciencia? ¿Acerca de qué? El discurso que sustenta este slogan es fácil. Y precisamente por ello, peligroso. La policía es mala, los manifestantes son buenos. Unos ejecutan las órdenes del poder y otros luchan por la libertad. Así de simple. Todo lo que se salga de este puzle infantil queda descartado.

Lo más curioso es que, a golpe de noticia adulterada y comentario televisivo propagandístico, el mensaje hostil hacia las fuerzas y cuerpos de seguridad ha calado en una parte de la sociedad, hasta tal punto de que alguna fuerza política ha propuesto crear una oficina ad hoc para fiscalizar y sancionar a los Mossos d’Esquadra, dando a entender que éstos actúan impunemente y sin sumisión a regla interna alguna. Una declaración que no sólo es falsa, sino que, para más inri, denota una ignorancia supina e irresponsable de quienes, por principio y nómina, tienen encomendada la función de legislar en pos del bien común.

  La policía de Cataluña es una policía propia de un Estado democrático, moderna y rigurosa en sus procedimientos, consciente de los cambios y de los nuevos retos a los que se enfrenta la sociedad

Si no quieren a la policía en sus barrios, ¿a quiénes desean en éstos? Permítanme dudar de que, en efecto, estas personas prefieran convivir entre delincuentes sin control que hacerlo en un lugar donde puedan salir a la calle sin miedo a que les agredan, les roben el bolso o les destrocen su comercio.

Además, ¿cuáles son sus barrios? Desde luego se trata de un posesivo impropio de aquellos que desean impulsar el concepto de colectividad. Los barrios son de todos los que habitan en ellos. En eso radica su riqueza, en la diversidad de sus gentes, en la pluralidad de culturas, de gustos, de opiniones. La heterogeneidad otorga vida a las calles, a los bares, a las plazas. Los barrios son de todos y al mismo tiempo no son de nadie.

Por mi profesión, he tenido la oportunidad de conocer a muchos policías, tanto en los juzgados, como en el Institut de Seguretat Pública de Catalunya, donde usualmente imparto docencia. Y después de varios años haciéndolo, no puedo sino llegar a la conclusión de que el Cuerpo de Mossos d’Esquadra está integrado por miles de mujeres y hombres formados, responsables, valientes y con una vocación de servicio al ciudadano que ya quisieran otros.

Cuando sucede una catástrofe, allí están los Mossos. Cuando alguien es víctima de un delito, allí están los Mossos. Cuando grupos violentos tratan de alterar el orden público, allí están los Mossos. Y todo ello por un sueldo que, muchas veces, no compensa los riesgos para su vida o integridad física.

La policía de Cataluña es una policía propia de un Estado democrático, moderna y rigurosa en sus procedimientos, consciente de los cambios y de los nuevos retos a los que se enfrenta la sociedad. No es una policía represora de las libertades de los ciudadanos, como se quiere hacer ver por algunos.

Cuando se ataca a un policía se nos está atacando a todos nosotros, a los ciudadanos de a pie

Por otro lado, tengamos en cuenta que, cuando se ataca a un policía, no sólo se está agrediendo a una persona, a un hombre o a una mujer uniformados. Se está agrediendo a todo el sistema. La autoridad de un agente no viene determinada por el hecho de serlo, sino porque sobre él recae la autoridad del Estado y la responsabilidad de éste en mantener el orden público y la paz social. Cuando se ataca a un policía se nos está atacando a todos nosotros, a los ciudadanos de a pie, que simplemente queremos seguridad en las calles para poder desarrollar nuestra vida sin miedo a ser víctimas de un delito.

La violencia no tiene ideología. Es sólo violencia, vulgar y deshumanizada. No importa que quien la ejerza porte una bandera u otra o vista de un color u otro. Todos los violentos son iguales. Pero afortunadamente son los menos. Y por ello tampoco podemos demonizar una movilización social de miles de personas por el mero hecho de que unos pocos hayan ejercido la violencia. Tendremos que sancionar a éstos. No a todos los demás que han salido a la calle pacíficamente.

Tendremos que proteger a los policías, que son quienes deben evitar que estas residuales manifestaciones de violencia se produzcan

Y lo más importante, tendremos que proteger a los policías, que son quienes deben evitar que estas residuales manifestaciones de violencia se produzcan. Y para ello no bastan elocuentes declaraciones políticas. Se necesitan actos concretos y una legislación que proteja a quienes nos protegen a todos.

Estamos en manos del Govern. Es su competencia. De sus decisiones depende que, dentro de unas semanas, podamos pasear sin miedo o, por el contrario, nos veamos obligados a permanecer encerrados en casa cuando caiga la noche.

Puede que ayude o puede que no, pero desde aquí quiero reiterar mi admiración por el Cuerpo de Mossos d’Esquadra y por todos los que llevan su uniforme y patrullan nuestras calles y nuestras plazas.

José María ASENCIO GALLEGO
Juez y escritor

PUBLICITAT







PUBLICITAT

PUBLICITAT
Advertisement

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Informació bàsica respecte a protecció de dades
Responsable República Checa Press +info...
Finalitat Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimació Consentiment de l'interessat +info...
Destinataris Automattic Inc., EEUU per filtrar spam. +info...
Drets Accedir, rectificar i esborrar les dades, així com altres drets. +info...
Informació addicional Podeu aconseguir més informació sobre protecció de dades a la pàgina de política de privadesa.



RCPRESS no es fa responsable de les opinions expressades pels usuaris i col·laboradors. El contingut d’aquestes són a títol personal de l’autor

NOTA LEGAL   |   POLITICA DE PRIVACITAT I COOKIES


Newsletter

Download WordPress Themes Free
Download Best WordPress Themes Free Download
Download WordPress Themes Free
Download WordPress Themes Free
free download udemy course