JESÚS ARJONA: “Perdón”

La palabra perdón puede ser un gran alivio para nuestros problemas, junto con la palabra “gracias” y “hola” puede que sea una de las más importantes de toda la humanidad.

Pedir perdón implica algo horrible y que roza en ocasiones la maldad, el haber hecho daño a alguien, pero también significa ser consciente de que eso no era bueno, ni para el que lo realiza ni para aquel que lo recibe, significa una conciliación, la búsqueda de una mejora y, lo más importante, que aquello que se produjo seguramente no volverá a ocurrir, que no se volverá a ocasionar daño, por tanto, también es parte de la bondad.

Durante mi vida he sido consciente de muchos daños que he ocasionado, de muchas palabras que han herido y de muchas acciones que no eran acertadas, a todas aquellas personas heridas quiero pedir perdón. No obstante, me gustaría pedir perdón en nombre de unos que a día de hoy no pueden hacerlo…

Durante el proceso colonial, al continente africano, se le hicieron unas heridas que pocas armas punzantes y de fuego pueden ocasionar en los ataques más salvajes y agresivos existentes e imaginables. Heridas que a día de hoy siguen abiertas y otras muchas que en la medida que se pueden cerrar las vuelven a abrir y no dejan de sangrar.

La mayoría de estas heridas fueron ocasionadas a las poblaciones de las que muchas veces os escribo. La gente de África, su cultura y tradición fueron las que más sufrieron en el momento, pero son también las que, a día de hoy, en otras tierras alejadas a aquella realidad colonial, sufren los impactos de unos sucesos de hace más de cien años.

Hoy os presento dos obras de los años 50, concretamente del Reino de Benin, uno de los reinos que más sufrió. Estas obras, realizadas en bronce con la técnica de la cera perdida no pertenecen a la época de esplendor del Reino, no obstante, son un ejemplo extraordinario del arte de Benin. Estos bustos eran utilizados como objetos decorativos en los palacios reales, representaban miembros de la corte e incorporan hasta el último detalle de las facciones de la cara.

Hubo un momento en el que a estos objetos se les daba un origen totalmente diferente al real, dado que pensaban que “los africanos” no eran capaces de realizar obras “tan bellas”. Hubo un momento en la historia en el que estas obras fueron traídas a Europa como trofeos de guerra. Hubo un momento en el que se olvidó a las personas.

Por la parte que me toca, hoy os quiero pedir perdón por aquello que un día os hicieron, como humano, como europeo, como amante de vuestra cultura, de vuestra gente, de vuestro arte… como amante de la vida.   Perdón!!!

PUBLICITAT

One comment

  • Oscar

    23 Setembre, 2020 at 10:18 pm

    Ahondar en la historia de la esclavitud y colonialismo, conocerla, pedir disculpas es reparar. Además nos da conciencia para construir la lucha postcolonial que es una cuestión de todos. Gracias por tu labor

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Informació bàsica respecte a protecció de dades
Responsable República Checa Press +info...
Finalitat Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimació Consentiment de l'interessat +info...
Destinataris Automattic Inc., EEUU per filtrar spam. +info...
Drets Accedir, rectificar i esborrar les dades, així com altres drets. +info...
Informació addicional Podeu aconseguir més informació sobre protecció de dades a la pàgina de política de privadesa.



RCPRESS no es fa responsable de les opinions expressades pels usuaris i col·laboradors. El contingut d’aquestes són a títol personal de l’autor

NOTA LEGAL   |   POLITICA DE PRIVACITAT I COOKIES


Newsletter

Free Download WordPress Themes
Download WordPress Themes Free
Download Nulled WordPress Themes
Premium WordPress Themes Download
download udemy paid course for free