Viaje a Dakhla (Día5): Una despedida que suena a un ‘hasta siempre’

Último día en Dakhla. Se acababa nuestra aventura en el sur de Marruecos organizada por. El viaje terminaba, al menos, para los periodistas españoles y mexicanos. La mañana fue la más ‘tranquila’ de todas, preparando artículos y fotografiando infraestructuras hoteleras de la zona. En concreto, pudimos capturar paisajes y estancias hoteleras como puede ser el Dakhla Attitude, el Ocean Vagabond, Le Crique y Bavero. Muchos de ellos mostraban una combinación perfecta entre buenas vistas, deporte y comodidad. Ejemplo de ello era la playa a los pies del Attitude, dónde la marea hacía subir el nivel del Atlántico hasta tan solo unos metros del complejo. Cuando la marea baja, una explanada de arena invita al paseo y a la aventura.

Era viernes, día grande de rezo en el islam acompañado de un plato típico y tradicional marroquí, el cuscús. Con esa idea en mente, pudimos degustar un cuscús acompañado de amlou, una salsa de almenaras tostadas, mezcladas con aceite de argán y miel. Delicioso. El final de la comida fue de lo más divertido, nos deleitaron con un baile de bienvenida marroquí. Todo un espectáculo para mostrarnos su más sincero agradecimiento por nuestra implicación en la región.

Después de comer, tuvimos la ocasión de visitar la Mediateca de Dakhla, una mezcla entre museo histórico y biblioteca. Puede parecer un espacio sencillo, pero nada más lejos de la realidad. El edificio constaba del correspondiente itinerario, 4 bibliotecas distintas y 1 sala con manuscritos históricos. Cada sala estaba dirigida a una franja de edad distinta: niños de hasta 4 años, infancia y adolescencia, y adultos. Además, también había una sala solo con libros en español que, según nos contaron, era todo un éxito de afluencia. De hecho, era el espacio con más contenido.

Respecto al museo, todo estaba dirigido a la cultura y costumbres saharauis. Se podían observar tanto jaimas como monturas de camello, pasando por bisutería y artículos del día a día de los nómadas. Toda una experiencia para los interesados en la vida en el desierto. Al finalizar el recorrido, todos firmamos en el libro de la Mediateca, justo antes de salir por la puerta dirección al hotel. Ya atardecía, símbolo de que nuestro tiempo en Dakhla se agotaba. Por la noche, tuve tiempo de admirar por última vez la belleza de la luna del desierto, única y brillante dónde las haya. No es un ‘adiós’, es un ‘hasta siempre’.

VÍDEO 

PUBLICITAT

PUBLICITAT
Advertisement

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Informació bàsica respecte a protecció de dades
Responsable República Checa Press +info...
Finalitat Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimació Consentiment de l'interessat +info...
Destinataris Automattic Inc., EEUU per filtrar spam. +info...
Drets Accedir, rectificar i esborrar les dades, així com altres drets. +info...
Informació addicional Podeu aconseguir més informació sobre protecció de dades a la pàgina de política de privadesa.



RCPRESS no es fa responsable de les opinions expressades pels usuaris i col·laboradors. El contingut d’aquestes són a títol personal de l’autor

NOTA LEGAL   |   POLITICA DE PRIVACITAT I COOKIES


Newsletter

Premium WordPress Themes Download
Download Premium WordPress Themes Free
Premium WordPress Themes Download
Download WordPress Themes
free download udemy course