TARRAGONA ES EL FAROLILLO ROJO DEL DEPORTE CATALÁN

Olvidemos la pesadilla de los nefastos Juegos Mediterráneos y ataquemos el presente deportivo de Tarragona para darnos de bruces con una penosa e irritante realidad: nuestra ciudad es el FAROLILLO ROJO del deporte catalán. Sin peros. Sin paliativos. Así de crudo.

Tomemos una referencia objetiva y metódica: las máximas categorías estatales masculina y femenina de los deportes con mayor calado social en Cataluña. Estos deportes son fútbol, básquet, fútbol sala, balonmano, voleibol, waterpolo, hockey patines y hockey hierba. Añadamos, incluso, dos disciplinas que también tienen máxima competición estatal de clubes: atletismo y natación. En total 10 disciplinas que desdobladas entre masculinas y femeninas suman un total de 20 competiciones estatales.

En esas 20 competiciones nuestra olímpica Tarragona suma CERO equipos defendiendo el nombre de la ciudad. Cero cerapio, cero patatero, cero multiplicado por cero. En contraste, nuestras rivales directas, por ser capitales de provincia, Girona y Lleida, suman un total de 4 y 2 equipos respectivamente entre las 20 competiciones. Barcelona la dejamos comer a parte porque es omnipresente.

Otras ciudades catalanas nos atizan por goleada: Terrassa 11 equipos; Sabadell 4; Mataró 4 o Sant Cugat 4. De las 10 disciplinas deportivas que analizamos, algunas tienen una amplia y antigua raigambre en Cataluña, como son el básquet, balonmano, waterpolo, hockey patines o hockey hierba y por esa razón encontramos otras poblaciones catalanas con uno o más equipos que las representan en esas máximas categorías: Granollers (balonmano); Santa Coloma de Gramanet y Esplugas de Llobregat (fútbol sala); Badalona y Seu d’Urgell (básquet); Taradell, Reus, Igualada, Caldes de Montbui, Manlleu, Cerdanyola, Vilanova i la Geltrú, Bigues, Voltregá, Palau de Plegamans, Lloret de Mar, Calafell, El Vendrell i Noia (hockey patines); Rubí y Sant Feliu de Llobregat (waterpolo).

Pero por si a alguien le parece que hemos discriminado deportes con cierta solera, ningún problema, sumemos otras competiciones estatales en sus categorías top, tales como rugby, tenis de mesa, futbol americano, hockey hielo o fútbol playa… el abismo deportivo tarraconense se hace inmenso. En esas competiciones estatales encontramos equipos catalanes de Sant Boi, l’Hospitalet, Lleida, L’Escala, Badalona, Barberà del Vallés, Puigcerdà, Sabadell, pero ni un solo equipo defendiendo la bandera ondulada de Tarragona.

Si seguimos repasando la lista de otros deportes nos empujaremos irremediablemente a un ataque depresivo profundo, porque no podemos ocultar un dato demoledor: Tarragona es la única capital de provincia española que no tiene ningún equipo compitiendo en alguna de esas 32 competiciones de máximo nivel. Repasen el dato y verán que es tan cierto como triste.

Ni uno solo de los clubes de Tarragona está encaramado a la máxima categoría de esos 16 deportes, ni para hombres ni para mujeres. De ahí que surjan algunas preguntas angustiosas: ¿En Tarragona somo genéticamente impedidos para el deporte? ¿Nuestros clubes están dirigidos por una panda de incompetentes? ¿Todas las federaciones deportivas han urdido un maquiavélico plan para dejarnos fuera de la élite deportiva? ¿La causa de nuestra tragedia deportiva son las emisiones de la industria petroquímica? ¿La culpa es del chartreuse?

En nuestros días no es ninguna exageración afirmar que el deporte es un parámetro inequívoco de desarrollo social y aunque cuatro ignorantes con cargo político y sueldo público digan que lo importante es el deporte popular, resulta más que obvio que Tarragona es un desierto deportivo: no tenemos equipos en la élite de las principales competiciones estatales, el tejido deportivo de Tarragona vive en la indigencia financiera, no disponemos de ningún evento deportivo de referencia estatal y ya no digamos internacional, en definitiva, somos una verdadera calamidad deportiva se mire por donde se mire.

Y frente a esta insoportable realidad, ¿Qué dice nuestro ínclito gobierno municipal? Nada. Pero no “nada” de “nadar”, sino nada de nada, encefalograma plano, absentismo total y permanente, no va con ellos. El deporte de Tarragona lleva tiempo desangrándose, sin un plan, sin un horizonte que no sea sobrevivir un día más, pero los gobernantes municipales ni se inmutan y mientras tanto Tarragona suma más y más puntos… en la clasificación de ciudades invisibles, también en lo deportivo. Eso sí, nuestra regidora de deportes hace zumba…

No es nada personal, son solo negocios

Vito TARRACORLEONE

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Informació bàsica respecte a protecció de dades
Responsable República Checa Press +info...
Finalitat Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimació Consentiment de l'interessat +info...
Destinataris Automattic Inc., EEUU per filtrar spam. +info...
Drets Accedir, rectificar i esborrar les dades, així com altres drets. +info...
Informació addicional Podeu aconseguir més informació sobre protecció de dades a la pàgina de política de privadesa.



RCPRESS no es fa responsable de les opinions expressades pels usuaris i col·laboradors. El contingut d’aquestes són a títol personal de l’autor

NOTA LEGAL   |   POLITICA DE PRIVACITAT I COOKIES


Newsletter

Download WordPress Themes Free
Download Premium WordPress Themes Free
Premium WordPress Themes Download
Download WordPress Themes Free
udemy paid course free download