Arxius de cataluña | Diari La República Checa

REDACCIÓ14 Març, 2022
248a07e2-e643-4c28-a25b-b59fdf07f117-1280x853.jpg

Se cumplen dos años de la pandemia que llegó para cambiarnos la vida para siempre. Hasta ahora, el balance del coronavirus en España se salda con seis olas, 1,3 millones de contagios y 12.800 muertos, en una de las enfermedades que más nos ha afectado en la historia en el país y que, aunque no lo parezca, sigue presente.

La pandemia cogió por sorpresa a toda España, y por ende a las comunidades autónomas, que tuvieron que vivir el confinamiento de los ciudadanos para evitar contagios y el colapso hospitalario. Desde que el 13 de marzo se produjeron las primeras muertes por coronavirus en España, las víctimas mortales fueron en aumento hasta sumar 308 el primer mes de pandemia, con un incremento incesante en abril hasta las 930 víctimas, todo ello en pleno Estado de Alarma.

Se cumplen dos años del primer Estado de Alarma

En mayo empezó a bajar el número de fallecidos, lo que conllevó la flexibilización de las medidas restrictivas aprobadas en el estado de alarma decretado el 14 de marzo, y el descenso fue aún más acusado en junio, cuando hubo 20 víctimas por covid-19, y bajó aún más en julio, con nueve fallecidos, el mes con muertes por esta enfermedad.

Era el final del confinamiento para “disfrutar” de las vacaciones de verano, pero el virus permanecía vigente, como repetían sin cesar todos los expertos, hasta el punto de que la cifra volvió a subir en agosto, con 60 fallecidos, septiembre -334- y octubre -717-, dando paso a la “anunciada” segunda ola del coronavirus.

El final del 2020 fue especialmente duro para los ciudadanos, que comprobaron que las restricciones afectaban a las tradicionales fiestas navideñas. Rara era la semana en la que no se producía un brote, especialmente en las residencias de mayores, el colectivo más vulnerable y con el que se cebaba el virus.

Una niña recibiendo la vacuna contra la Covid

De hecho, la primera ola cogió por sorpresa a la sanidad y a los profesionales sin apenas mascarillas y sin equipos de protección suficientes, una situación que obligó a los centros de atención primaria y a los hospitales a redoblar sus esfuerzos para atender a los enfermos, e incluso se tuvieron que habilitar algunos hoteles para atender, principalmente, a los ancianos.

Muchos expertos hablan de la sexta ola como la última, porque bajan los contagios, la incidencia, las hospitalizaciones y los ingresados en la UCI, y las autoridades empiezan a valorar la vuelta a la normalidad en algunos aspectos, sobre todo los relativos a las mascarillas en las aulas.

Dos años después del primer caso de coronavirus en España, casi el 95 por ciento de la población mayor de 12 años tiene la pauta completa de vacunas. Los ciudadanos se preguntan si esta sexta ola será el final de la pandemia, pero los indicios apuntan a que la Covid-19 seguirá presente entre nosotros mucho más tiempo.

PUBLICIDAD


REDACCIÓ15 Juliol, 2021

El Govern de la Generalitat ha decretado este miércoles un toque de queda nocturno, pendiente del aval del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya, para contener la expansión del Covid-19. La movilidad se verá restringida en hasta 158 municipios entre la 1 de la madrugada y las 6 de la mañana.

El confinamiento, que entrará en vigor este fin de semana si lo avala la justicia, afectará a casi seis millones de catalanes y pretende, según ha justificado el Govern, salvaguardar el sistema sanitario y “la recuperación económica ya iniciada”.

¿En qué municipios se aplica?
La movilidad estará restringida en 158 municipios catalanes entre la una y las seis de la madrugada. Las localidades afectadas por el toque de queda son aquellas de más de 5.000 habitantes que presentan un índice de incidencia acumulada del virus igual o superior a 400 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos siete días o municipios vecinos que, pese a tener menor incidencia de coronavirus, están rodeados por altas cifras de contagio.

En la lista figuran Tarragona, Reus, Salou, Barcelona, L’Hospitalet del Llobregat, Terrassa, Badalona, Sabadell, Mataró, Santa Coloma de Gramanet, Girona, Sant Cugat del Vallès, Cornellà, Granollers, Castelldefels, Blanes, Martorell, Sitges, Sant Feliu de Guíxols, Palamós o Puigcerdà, entre otros.

¿Cuándo entra en vigor?
La restricción de movilidad entrará en vigor cuando el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya resuelva positivamente sobre la decisión del Govern. Este tribunal ya ha avalado el límite de 10 personas en reuniones sociales, así como la limitación de acceso a los espacios públicos, como parques y playas, entre las 00.30 horas hasta las 6.00 horas. Tampoco se permite beber y comer en concentraciones en espacios públicos salvo para salidas escolares, actividades de intervención socioeducativas y ocio educativo.

¿Cómo se garantizará el cumplimiento del toque de queda?
Los Mossos d’Esquadra y las policías locales serán los encargados de velar por el cumplimiento de estas nuevas restricciones una vez lo avale el TSJC y se publique el decreto en el Diario Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC). Al igual que en la aplicación del primer toque de queda generalizado en toda España, habrá dispositivos policiales que vigilarán las calles para evitar que la ciudadanía se salte el toque de queda en el horario establecido.

¿Hay sanciones por incumplimiento?
Sí. Las sanciones por incumplir las medidas decretadas por el Govern oscilan entre los 300 euros y los 6.000 euros y están reguladas en base al decreto ley 30/2020 del 4 de agosto.

 

 

Las excepciones que permiten saltarse el toque de queda son:

  • Los desplazamientos por asistencia sanitaria de urgencia o para ir a la farmacia por razones de urgencia.
  • Ir o volver del centro de trabajo.
  • La movilidad de profesionales o voluntarios, debidamente acreditados, para realizar servicios esenciales, sanitarios y sociales.
  • Los viajes para la recogida y cuidado de menores de edad en caso de progenitores separados, divorciados o con residencia en lugares distintos o el cuidado de mascotas y animales de compañía, de manera individual, y solo entre las 4 horas y las 6 horas.

¿Cuánto tiempo estará vigente el toque de queda?
Las medidas decretadas tienen un plazo de siete días prorrogables y están sometidas a una revisión semana tras semana. Si un municipio consigue mejorar sus datos epidemiológicos puede desaparecer de la lista cuando haya la revisión semanal, al igual que otro puede incluirse si las cifras empeoran.

PUBLICITAT



REDACCIÓ6 Juliol, 2021
diners2.jpg

El Gobierno de España, a través del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), ha destinado 21.484.569,90 euros a 46 proyectos de I+D+I empresarial en Cataluña este  junio. De estos 46, tan solo 1 es de Tarragona, 2 de Girona, 9 de Lleida y 34 de Barcelona. En total se han aprobado 150 iniciativas, en las que se incluyen 2 relacionadas con la covid-19.

En el desarrollo de estos proyectos participan 162 empresas, de las que 59 reciben financiación  del CDTI por primera vez y 99 son pymes. Estas entidades cuentan con 558 personas dedicadas  a los objetivos propuestos.

PUBLICITAT


REDACCIÓ5 Juliol, 2021
Lloguer.jpg

Cataluña ha sido la comunidad autónoma en la que más se ha incrementado el precio del alquiler en lo que llevamos de 2021. Concretamente y según pisos.com, ha aumentado en un 5,29%, lo que representa un precio medio de alquiler de 10,60 euros por metro cuadrado. Esto coloca a las tierras catalanas en el tercer puesto de regiones más caras, por detrás de Madrid (12,28 €/m²) y Baleares (11,03 €/m²).

En cuanto a las capitales catalanas, Tarragona (7,39%) fue la octava que más repuntó de España en el primer semestre, y Barcelona (-8,02%) fue la tercera que más se ajustó a nivel nacional. Interanualmente, todas se ajustaron, registrando Girona (-13,62%) el segundo recorte más llamativo de España. En el apartado de rentas medias mensuales, Barcelona (15,65 €/m²) fue la capital de provincia más cara de España. Tarragona (7,19 €/m²) fue la capital más asequible de la autonomía.

PUBLICITAT


REDACCIÓ30 Juny, 2021
Palau_de_la_Generalitat_de_Catalunya_1-1280x934.jpg

Cataluña tiene un 12,1% del total de empleados públicos de España, el equivalente a 327.357 trabajadores. Con esta cifra, el territorio catalán se convierte en la tercera comunidad autónoma con más trabajadores del Estado. Al desglose, 211.437 son del sector público autonómico, 89.900 corresponden a la Administración Local y 26.020 al Estado. En diez años, Cataluña ha aumentado el número de empleados en un 27,5%, por encima del 20,4% de la media española.

PUBLICITAT


REDACCIÓ8 Maig, 2021

A partir de mañana domingo 9 de mayo finaliza el estado de alarma en España. A partir de entonces las comunidades autónomas se verán más limitadas a la hora de poner restricciones, pero podrán implementar algunas como cierres de bares o restaurantes. Así, Catalunya anunció este viernes las restricciones que estarán vigentes para sus ciudadanos entre los días  9 y 23 de mayo, ambos incluidos. Serán las siguientes:

  • Trabajo: Las empresas están obligadas a seguir con el teletrabajo siempre que sea posible.
  • Hostelería y restauración: Bares y restaurantes podrán abrir de 7:30h a 23h ininterrumpidamente. El aforo permitido será del 100% en el exterior y del 30% en el interior, con grupos de máximo 4 personas o con burbujas de convivencia. Fuera de este horario deberán servir para llevar. Los restaurantes de los centros comerciales también podrán abrir.
  • Comercio: Todas las tiendas, esenciales y no esenciales, podrán abrir de 6 a 22h dentro de su horario habitual con un 30% de aforo.
  • Educación: Desde infantil hasta bachillerato, además de ciclos formativos y escuelas de música y danza regladas tendrán presencialidad del 100%; las universidades del 30% del alumnado simultáneamente. Se pueden realizar actividades socioeducativas para personas con necesidades especiales, actividades extraescolares (máximo 6 personas), actividades de ocio educativo (máximo 6 personas).
  • Reuniones sociales: Se limitan a un máximo de 6 personas no convivientes y se prohíbe el consume de comida o bebida en espacios públicos.
  • Deporte: Los equipamientos deportivos pueden abrir hasta la 23:00h con un aforo del 50%. Cuando sean al aire libre no hay limitación de aforo y no es obligatorio llevar mascarilla; cuando sea en espacios cerrados se deben realizar las actividades con grupos de máximo 6 personas con mascarilla, se debe pedir cita previa y se ha de ventilar el espacio. Los vestuarios estarán abiertos. Las competiciones de ligas federadas se pueden celebrar y no habrá público en las competiciones estatales e internacionales de fútbol y baloncesto. En el resto de competiciones deportivas podrá haber público con aforo del 50%, pero si es en espacios cerrados no podrá pasar de 1000 personas.
  • CulturaTeatros, cines, auditorios o similares pueden abrir con el 50% de aforo y un máximo de 1000 personas, sentadas y al aire libre. Las bibliotecas, archivos, museos, galerías de arte y similares también tendrán un aforo del 50%. Las actividades culturales con público deben terminar a las 23:00h. Las salas de concierto y similares pueden abrir con las mismas condiciones que la restauración. Las actividades de cultura popular y tradicional están permitidas si son estáticas dentro de un espacio perimetrado, con público sentado y limitaciones de aforo como en el resto de actividades.
  • Otras limitaciones: Los actos religiosos se celebrarán con un 50% de aforo y máximo 1000 personas. Los casinos, bingos y salas de juego tendrán un 30% de aforo y un máximo de 100 personas separadas por grupos de máximo 6 personas con 2 metros de distancia entre ellos, además no podrán consumir. Los parques de juegos infantiles y parques de atracciones tendrán un 30% de aforo, las fiestas mayores no están permitidas.

 PUBLICITAT


REDACCIÓ7 Abril, 2021
mental_salut.jpg

Mucho se ha avanzado en la lucha por la integración y la no discriminación de personas con discapacidad intelectural. No así en salud mental, donde el episodio vivido el pasado miércoles en el Congreso, en el que un diputado del PP gritó “¡vete al médico!” a Íñigo Errejón en pleno debate sobre salud mental demostró hasta qué punto se trata de un tema tabú. Luchar contra el estigma y la discriminación asociados las enfermedades mentales, que se han incrementado durante la pandemia de Covid, es el objetivo de entidades como Obertament. Las cifras son impactantes: un 82% de los catalanes con una dolencia mental lo esconde.

Miquel Juncosa es director de Obertament, una plataforma que nació en 2010 integrada por los principales agentes sociales dedicados a la salud mental en Cataluña. Su objetivo es luchar contra el estigma y la discriminación.

“La salud mental es un tabú enorme. Muchas personas se niegan a pedir ayuda por miedo a ser discriminadas, no logran superar la barrera de la vergüenza”, afirma Juncosa.

En el ámbito laboral, las consecuencias de ese miedo son muy graves, tanto para la empresa como para el trabajador. “La depresión y la ansiedad son las principales causas de baja por depresión. Los trabajadores nos cuentan que, cuando informan de esa situación, son sometidos a una supervisión muy invasiva. Lo cual da lugar a situaciones absurdas. No pides ayuda, no te atreves a parar, lo cual genera mucha tensión que se va acumulando y, al cabo de un tiempo, cuando ya no puedes más, tienes que pedir una baja de varios meses. La empresa pierde productividad y el trabajador, la salud”, afirma el director de la entidad.

Uno de los informes de referencia en el terreno de la salud mental fue realizado en 2016 por la Universitat Autònoma de Barcelona y Spora Sinergies para Obertament. Se titula El estigma y la discriminación en salud mental en Cataluña 2016 [se puede leer en este enlace] y entre los datos más impactantes destaca que el 82,4% de las personas que tienen diagnosticado un problema mental lo oculta. El informe desvela, asimismo, que el 55% se siente discriminado habitualmente, la mayoría por una sobreprotección y control (51,6%), la evitación y el rechazo (50,7%), el desprecio, las burlas, los nsultos o la coacción (47,4%) y las agresiones físicas o sexuales (11,9%).

Obertament, que forma parte de la Global Alliance Against Stigma, un movimiento mundial contra el estigma y la discriminación en salud mental, acaba de lanzar la campaña Jo tampoc estic bé (yo tampoco estoy bien), centrada en los efectos del Covid en la salud mental. Financiada por la Consejería de Trabajo y Asuntos Sociales de la Generalitat, incluye testimonios de personas que explican su situación.

“Me ahogo. Siento miedo por mi madre. Me falta la respiración”, cuenta M., de 43 años. “Necesito proyectar mi malestar hacia una persona de mi círculo. Sé que no soy justo”, dice J., de 60 años. “Me siento culpable por estar mal”, explica M. de 20 años. “la pandemia me ha hecho perder peso y ha salid una anorexia”, confiesa L., de 25 años. La campaña pretende precisamente eso, que quienes sufren algún tipo de problema mental compartan su historia. Un problema que no para de crecer. Según los expertos, una de cada cuatro personas sufrirán a lo largo de su vida una enfermedad mental. Es decir, que todas las familias tendrán que afrontar esa situación.

Obertament permanece a la espera de que el Govern renueve el convenio que, junto a La Caixa, permite a esta entidad financiarse. La cantidad fue creciendo hasta llegar a los 400.000 euros. Pero el Covid y el cambio de gobierno está retrasando esos ingresos. Miquel Juncosa asegura que hay predisposición por parte de la Generalitat y de la entidad financiera. No obstante, Obertament pidió ayuda a los grupos parlamentarios. Su iniciativa fructificó en la aprobación por unanimidad de una resolución presentada por la exdiputada de Ciudadanos, Blanca Navarro, en julio de 2020 en la que se instaba al ejecutivo catalán a garantizar la continuidad del programa de prevención del estigma en la salud mental.

La web de Obertament incluye un teléfono de prevención del suicidio, el 900 92 55 55.

M.J.C.

PUBLICITAT


REDACCIÓ28 Març, 2021
Proposta-per-incentivar-el-consum-a-petit-comerç-18_5_2020-1280x960.jpeg

El Gobierno de España destinará 993,3 millones de euros para ayudar a las pymes y autónomos de Cataluña. Se trata de un paquete de bonificaciones -ya publicado en el BOE- que consta de 7.000 millones de euros destinados a esta finalidad. Con dicha cifra, Cataluña recibirá casi una séptima parte del total presupuestado para todo el Estado, siendo esta la 2a comunidad autónoma que asume más cantidad. Estas cuentas corresponden a los llamados fondos-covid, los cuales pretenden paliar la grave crisis económica y social por la que atraviesa el país.

PUBLICITAT


REDACCIÓ11 Març, 2021
Discoteca.jpg

El ocio nocturno catalán, uno de los sectores más afectador por la pandemia y sus restricciones, ya ha visto como un 25% de sus empresas han cerrado. Por lo tanto, han bajado la persiana un total de 958 locales de los 3.750 que existían en marzo de 2020. Según las patronales de dichas entidades, las pérdidas ascienden ya a los 585,66 millones de euros, con una caída en la facturación cifrada en 3.813,6 millones. Por todo ello, el sector vuelve a pedir ayudas efectivas al Gobierno central de Pedro Sánchez.

En concreto, el Gremi de d’Empresaris de Discoteques de Barcelona i Provincia, FECALON y la Federación Nacional de Empresarios de Ocio y Espectáculos (España de Noche), piden exigen al ejecutivo central que incluya en su anunciado paquete de medidas económicas un plan de rescate específico de 800 millones de euros, con inyección de liquidez directa, para salvar sus empresas. Más concretamente, desde las dos patronales catalanas reclaman que el Ejecutivo de Pedro Sánchez destine 160 millones de euros para la supervivencia del sector en Cataluña.

Aparte, las asociaciones denuncian un “abandono del sector del ocio nocturno por parte de las administraciones”. Afirman que por parte del Ministerio de Hacienda se vienen suspendido los aplazamientos del pago de impuesto, por la imposibilidad de conseguir nuevos avales, y los apremios y embargos se acumulan para las pymes sin ningún tipo de ingresos. Además, se les sigue reclamando puntualmente el pago de sus obligaciones fiscales y cotizaciones sociales.

PUBLICITAT


REDACCIÓ20 Febrer, 2021
Carretillero.jpg

Según un estudio realizado por ADECCO, Cataluña tiene un gran déficit de puestos de trabajo muy especializados o que requieren dominar idiomas. De hecho, la mayoría de trabajo que cuestan cubrir se enmarcan en los sectores de industria y servicios. En el primero, existen dificultades para encontrar trabajadores en la rama logística y químico-farmacéutica, aunque ADECCO advierte que hay perfiles necesitados en todas las áreas de este sector. En cuanto a los servicios, las ramas con más problemas para encontrar personal cualificado son la comercial y la administrativa. 

Ello se debe a la escasez de perfiles aptos y bien formados en ciertos ámbitos, el dominio de idiomas, la búsqueda de candidatos muy especializados, los turnos cambiantes para determinados puestos, y los salarios poco competitivos en algunas regiones y para posiciones concretas, así como el notable incremento de la demanda de algunos perfiles en comparación con su oferta están provocando esta escasez de talento. Además hay que sumar la poca predisposición al movimiento de los empleados, un aspecto que se ha visto gravemente afectado por la pandemia. 

Respecto a perfiles IT, se requiere personal sanitario casi a cualquier nivel, arquetipos de FP asociados a la industria como electromecánicos, soldadores, técnicos de mantenimiento, fresadores, torneros…, carretilleros en logística, perfiles asociados al desarrollo del sector servicios como comerciales y administrativos con idiomas, teleoperadores; ingenieros y operarios cárnicos son algunos de los puestos más difíciles de cubrir ahora mismo en nuestro país. De hecho, muchos de ellos gozan de lo que técnicamente se denomina pleno empleo.

PUBLICITAT




RCPRESS no es fa responsable de les opinions expressades pels usuaris i col·laboradors. El contingut d’aquestes són a títol personal de l’autor

NOTA LEGAL   |   POLITICA DE PRIVACITAT I COOKIES


Newsletter