Arxius de Basura | Diari La República Checa

REDACCIÓ14 Octubre, 2020
xavipuig-1280x722.jpg

Dice un sabio refrán que cuando veas las barbas de tu vecino quemar, pon las tuyas a remojar. También es una certeza científica que los políticos son la única especia avanzada que gusta de tropezar con la misma piedra tantas veces como se tercie. Ambas cosas son aplicables a la guerra que se avecina: la batalla de la basura de Tarragona. Analicemos los contendientes y las circunstancias, tras haber indagado sobre el asunto.

Hace dos años la vecina Reus se planteó lo que se propone estudiar ahora Tarragona: la posible municipalización del servicio de recogida de basuras y limpieza urbana. El gobierno de Pellicer contrató una ingeniería de prestigio y el resultado fue inapelable: económicamente, la municipalización era un mal negocio para las arcas municipales y levantó los ánimos de los trabajadores que presionaron para arrumbar el proyecto. Todos los grupos municipales votaron unánimemente contra la municipalización en Reus, a excepción de las CUP, que ya sabemos que hace tiempo viven su propia realidad cuántica.

El gobierno de Ricomà, cada vez con menos abrigo y más pendiente de las corrientes de aire, ha decidido contratar a una ingeniería por 124.000 euros para contentar a cuperos y comuns, que quieren a toda costa la municipalización del servicio de saneamiento urbano que actualmente desempeña FCC.

No hace falta ser un lince para deducir que el mencionado estudio de 124.000 euros explicará que la municipalización es una opción, pero que comporta una serie de inconvenientes y un fuerte tonelaje económico de inicio para las arcas municipales. En vez de pagar 124.000 euros, Puig podría invitar a comer a algún responsable técnico del ayuntamiento de Reus y por unos modestos 124 euros le explicarían que no vale la pena que el gobierno de Ricomà se meta en este lío.

Claro que también anda por ahí hurgando en la basura el psicodramático Nadal, que ya no sabemos ni donde milita, ni con quien quiere pactar y ni tan si quiera tenemos claro si vive en Tarragona o en la Rue del Percebe nº13. Lo único que sabemos a tiro fijo es que quiere ser alcalde a toda costa y caiga quien caiga.

Y frente a todos ellos, está el indescriptible Ángel Martín de Sande: sindicalista a la antigua, con una mano rezando y la otra con el mazo dando. Igual lo encuentras un día organizando un acto benéfico y al día siguiente montando la batalla de Basuringrado. Él se opone furiosamente a la municipalización porque nadie asegura los puestos de trabajo a quienes ahora son trabajadores fijos indefinidos y que pasarían a ser personal laboral interino a la espera de concurso. No sé vosotros, pero yo mataría a patadas a cualquier gobernante que pretendiese hacerme esta putada.

De lo que ningún miembro del consistorio puede dudar es de que si el proyecto de municipalización tira adelante en Tarragona, las tribus sindicales se van a movilizar en contra y con una virulencia jamás vista en la ciudad. Lo puedo afirmar porque me lo ha dicho personalmente el propio Martín de Sande (disculpen el spoiler).

Será interesante descubrir si el gobierno de Ricomà es tan valiente como insensato o tan listo como hábil, para sortear el campo minado de basuras explosivas.

Vito TARRACORLEONE

No es nada personal, son solo negocios.

 

 




RCPRESS no es fa responsable de les opinions expressades pels usuaris i col·laboradors. El contingut d’aquestes són a títol personal de l’autor

NOTA LEGAL   |   POLITICA DE PRIVACITAT I COOKIES


Newsletter