PAU RICOMÀ PIERDE SU “VIRGINIDAD”

Pau Ricomà alcanzó la alcaldía con un aura de político inmaculado que le benefició durante la campaña electoral, coincidiendo con un tiempo político especialmente enfangado. Sus anteriores cuatro años en la oposición fueron un derroche de intransigencia e inflexibilidad para con el gobierno de Ballesteros.

No obstante, esta aura sin mácula no es nada precisa, pues Ricomà ha tenido una carrera fulgurante en el seno de ERC, primero, y en el consistorio, después, que resulta inquietante: se afilia a ERC en el estreno del siglo XXI y en un plazo de tiempo sorprendentemente breve, desaloja a los históricos del partido y a los jóvenes aspirantes y se instala en la poltrona republicana local ¿Una trayectoria no exenta de intrigas vaticanas?

Su acceso a la alcaldía también anduvo sobre berenjenales, que hemos ido conociendo en los meses siguientes gracias a las desventuras uno de los conjurados (Hermán Pinedo), aunque un calendario benévolo (verano, Santa Tecla, Navidades y Pandemia), lo aprovechó Ricomà para abrir puntos suspensivos en su mandato.

Sin embargo, a día de hoy, Ricomà ya sabe lo que es ser deudor político de los que te consideran un mal menor. Los Comuns-Podem han desvirgado políticamente a Ricomà, marcándole el paso en una serie de asuntos de calado en la ciudad y que están abriendo importantes brechas en el equipo de gobierno del alcalde.

Principalmente, son los temas urbanísticos los que mejor teledirigen los Comuns-Podem y eso es lógico a tenor de que el interlocutor y negociador de ERC con los grupos municipales que dan apoyo a Ricomà es Xavier Puig, a la postre, responsable del área urbanística consistorial.

Temas tan estratégicos para la ciudad como el desarrollo de proyectos que se daban por asumidos, tales como Mas d’en Sorder, la Budallera o la Savinosa, están siendo bloqueados, en primera instancia, y reformulados, en segunda instancia. Detrás de estos cambios, aparentemente caprichosos, encontramos el mando a distancia de los Comuns-Podem y su concepción urbanística de Tarragona, que se la imponen a Ricomà como peaje por su apoyo discreto y fuera de cámara.

Hasta tal punto llega esta pérdida de virginidad política de Ricomà que la propia Noemí Llauradó, ascendente presidenta de la Diputación de Tarragona, se ha visto obligada a intervenir en el proyecto de la Savinosa y achicarle los espacios a Ricomà. Mientras Llauradó sigue proyectando una imagen de solvencia y visión institucional, Ricomà anda de puntillas para no molestar a sus socios de gobierno, que no son precisamente dos gigantes de la política: una inquieta y aplicada licenciada universitaria con “asesor espiritual” y un defenestrado de Podemos, pero con mucha voluntad política.

No es nada personal, son solo negocios.

Vito TARRACORLEONE

PUBLICITAT

PUBLICITAT
Advertisement

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Informació bàsica respecte a protecció de dades
Responsable República Checa Press +info...
Finalitat Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimació Consentiment de l'interessat +info...
Destinataris Automattic Inc., EEUU per filtrar spam. +info...
Drets Accedir, rectificar i esborrar les dades, així com altres drets. +info...
Informació addicional Podeu aconseguir més informació sobre protecció de dades a la pàgina de política de privadesa.



RCPRESS no es fa responsable de les opinions expressades pels usuaris i col·laboradors. El contingut d’aquestes són a títol personal de l’autor

NOTA LEGAL   |   POLITICA DE PRIVACITAT I COOKIES


Newsletter

Download Premium WordPress Themes Free
Free Download WordPress Themes
Download Premium WordPress Themes Free
Download Best WordPress Themes Free Download
udemy course download free