Hay más riesgo de divorcio si la promogénita es una niña

Cuanto menos polémico y muchas veces puesto en duda, el concepto de que las hijas mujeres de un matrimonio están muy relacionadas con las causales de divorcio en una pareja vuelve a actualizarse con la presentación de un nuevo estudio en Estados Unidos.

Desde la década de los 80, en ese país, varias investigaciones se han volcado hacia esa hipótesis: si el primogénito en una relación es una niña aumenta la probabilidad de que los padres se separen.

En ese momento, los investigadores involucrados especularon que se trataba de una expresión de “preferencia por el hijo”, un fenómeno que, en su forma más extrema, se manifiesta como el aborto selectivo o infanticidio de la descendencia femenina.

Sin embargo, un trabajo publicado en el Economic Journal desacredita esa idea en particular. En Daughters and Divorce (Hijas y Divorcio), Jan Kabatek de la Universidad de Melbourne y David Ribar de la Universidad Estatal de Georgia, en Atlanta, confirman que tener una primogénita de hecho aumenta el riesgo de que los padres de ese niño se divorcien, tanto en Estados Unidos como en los Países Bajos. Pero a diferencia de trabajos anteriores, su estudio también analizó el efecto de la edad de la niña.

Según los datos develados por el estudio, el riesgo de “divorcio de la hija” surge solo en la adolescencia de una niña primogénita.

Antes de cumplir los 12 años, las hijas no están más vinculadas a las parejas que se separan que los hijos.

“Si los padres fueran realmente más propensos a despegar porque preferían a los hijos varones, seguramente no esperarían 13 años para hacerlo”, razona el doctor Kabatek. En cambio, argumenta, el hecho de que el riesgo sea tan específico de la edad requiere una explicación diferente.

Tomado a lo largo de los años, el efecto hija, aunque real, es pequeño. En los Países Bajos, para cuando su primogénito tenga 18 años, el 20,12% de las parejas se habrán divorciado si ese hijo es un hijo, en comparación con el 20,48% si es una hija, un aumento de probabilidad del 1,8%.

Pero en los cinco años en que el primogénito tiene entre 13 y 18 años, ese aumento llega al 5%. Y alcanza su punto máximo, al 9%, cuando el niño tiene 15 años. En Estados Unidos, para los cuales los datos recopilados por los investigadores fueron más escasos que los de los Países Bajos, las cifras son aproximadamente el doble.

Las encuestas confirman que las hijas adolescentes y los padres, en particular, se ponen nerviosos unos a otros. También muestran que los padres de hijas adolescentes discuten más sobre la crianza de los hijos que los padres de hijos varones, y que las madres de hijas adolescentes reportan significativamente más desacuerdos con sus parejas sobre el dinero y se vuelven más abiertas a la idea del divorcio.

Investigaciones anteriores también han demostrado que una de las cosas más comunes por las que los padres se pelean es sobre cuánto deben controlar las elecciones personales de sus adolescentes, como cómo se visten, con quién salen y dónde trabajan.

El doctor Kabatek y el doctor Ribar encontraron un tipo de pareja que parece inmune al efecto hija: aquellas en las que el padre creció con una hermana. Haber visto las cosas desde el punto de vista de una hermana puede actuar como una especie de “vacuna social”.

El año pasado, un artículo publicado por Bloomberg advirtió que la pandemia por coronavirus, además de las consecuencias humanitarias y económicas, podría llevar a una alta tasa de divorcios.

Algo similar a lo que ocurrió después de la Segunda Guerra Mundial, cuando en Estados Unidos se registró el mayor pico de separaciones. En ese entonces, cuando los soldados regresaban a sus casas, “eran recibidos por sus esposas que se habían acostumbrado a dirigir los hogares”.

En estos tiempo de coronavirus, en cambio, muchas parejas se han reencontrado, pero de una manera forzada. Muchos nunca antes habían compartido tanto tiempo juntos, ya sea por horarios de trabajos, actividades, viajes, etc. Ahora, la situación es diferente.

El confinamiento los llevó a estar prácticamente las 24 horas juntos, aislados de otras personas, y por tiempo indeterminado.

PUBLICITAT

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Informació bàsica respecte a protecció de dades
Responsable República Checa Press +info...
Finalitat Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimació Consentiment de l'interessat +info...
Destinataris Automattic Inc., EEUU per filtrar spam. +info...
Drets Accedir, rectificar i esborrar les dades, així com altres drets. +info...
Informació addicional Podeu aconseguir més informació sobre protecció de dades a la pàgina de política de privadesa.



RCPRESS no es fa responsable de les opinions expressades pels usuaris i col·laboradors. El contingut d’aquestes són a títol personal de l’autor

NOTA LEGAL   |   POLITICA DE PRIVACITAT I COOKIES


Newsletter

Download Nulled WordPress Themes
Download WordPress Themes Free
Premium WordPress Themes Download
Download Best WordPress Themes Free Download
download udemy paid course for free