El exjefe de gabinete de la ministra la responsabiliza de la polémica entrada de Ghali en España

Camilo Villarino, ex número 2 del Ministerio de Asuntos Exteriores y exjefe de gabinete de la ex ministra Arancha González Laya, ha confirmado ante el juez de instrucción de Zaragoza, Rafael Lasala, que aunque fue la propia exministra quien ejecutó la operación de entrada de Brahim Ghali por el aeropuerto de Zaragoza, la decisión fue tomada más arriba.

De su declaración se ha desprendido que no fue la exministra quién tomó la decisión sino que, textualmente, Villarino ha dicho que González Laya le comunicó que “se había tomado la decisión” sin especificar quiénes ni dónde la tomaron (no hay muchos que puedan tomarla), y que él debía facilitar la entrada de Ghali en España según las instrucciones.

Igualmente, le dijo que a él se le ordenó coordinar la operación con el Ministerio de Defensa, vía el teniente general de Estado Mayor del Ejército del Aire, Francisco Javier Fernández Sánchez.

Villarino ha destacado que, en todo momento, se le exigió un alto nivel de discreción y sigilo porque los que habían tomado la decisión de admitir en España a Brahim Ghali eran conscientes de que había terceros países que podrían entender lo que se había hecho como un ataque a sus intereses, como así ocurrió en el caso de Marruecos.

Curiosamente, la declaración de Villarino se ha producido en ausencia de la Fiscalía, que no ha estado presente en la sesión según fuentes presentes en la Sala. Recuérdese que la defensa de Villarino está siendo ejercida por la Abogacía del Estado lo que le confiere al caso un extraño aspecto procedimental.

En un momento de su declaración, Villarino dijo estar en posesión del pasaporte argelino de Brahim Ghali y del documento de identidad y residencia en España de su hijo. Las acusaciones particulares exigieron conocer el documento que pertenecía a una persona que había nacido en Orán (Argel) el 16 de agosto de 1949. Ante la apreciación de las acusaciones de que esos datos eran falsos, Villarino dijo que él no era quién para certificar los datos de identidad de Brahim Ghali y que ese era el documento que se le había facilitado.

Por su parte, el teniente general de Estado Mayor del Ejército del Aire Fernández Sánchez dijo haber recibido el mensaje de Exteriores, como es habitual en casos parecidos, y que en esta ocasión, en la que concurría una grave enfermedad del afectado en fase aguda de coronavirus, aceptó no aplicar las instrucciones para aduana y extranjeros existentes en Defensa.

Pero el segundo jefe de Estado Mayor del Ejército del Aire ha dejado en evidencia a Exteriores cuando ha afirmado en la sala que Villarino “no le dijo, exactamente, quién era el pasajero” del vuelo internacional que el 18 de abril aterrizó en la Base Aérea de Zaragoza. “Si Exteriores dice que tiene pasaporte diplomático”, Defensa “no está obligada” a exigir al titular del documento que se identifique, se ha dicho en su defensa en la sesión de hoy.

Tal respuesta provocó una aguda tensión cuando una de las acusaciones le preguntó: “¿Y si se hubiese dejado entrar a un terrorista?”, lamentando la situación vivida en la base aérea de Zaragoza y que no se hubiera tenido una mayor información de la persona a la que se dejaba entrar en España sin control alguno de su identidad.

Tras estas declaraciones, las acusaciones pedirán en los próximos días la imputación de la exministra González Laya que será la que tendrá que culminar este largo camino hacia la persona o personas que tomaron la decisión de permitir la entrada en España de Brahim Ghali sin control alguno, lo que originó como es sabido un agudo conflicto con Marruecos causando un gran daño a la ciudad autónoma de Ceuta y la inquietud general de la sociedad española.

Ya Villarino, en uno de los whatsapps que remitió al teniente general mientras se fraguaba la operación, dejó claro que quién tenía que saberlo, lo sabía. Ahora las acusaciones están dispuestas a que la ex ministra, si finalmente se la considera investigada responda a la pregunta de quién era la alta autoridad que tenía que saberlo y decidió la operación Ghali.

El president algerià amb Ghali

El abogado Antonio Urdiales, quien ejerce la acusación popular en el caso Ghali, ha anunciado que solicitará al titular del Juzgado de Instrucción número 7 de Zaragoza, que comparezca para declarar como investigada la exministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya.

Según Urdiales, se sabía que el líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, fue investigado por terrorismo y genocidio y es preciso que se esclarezcan todas las circunstancias del caso por si hubo o no “encubrimiento” por parte del Gobierno de la Nación. “Que nos expliquen cómo entró”, añadiendo que si no obtiene explicación convincente pedirá la celebración de un juicio.

PUBLICITAT








Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Informació bàsica respecte a protecció de dades
Responsable República Checa Press +info...
Finalitat Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimació Consentiment de l'interessat +info...
Destinataris Automattic Inc., EEUU per filtrar spam. +info...
Drets Accedir, rectificar i esborrar les dades, així com altres drets. +info...
Informació addicional Podeu aconseguir més informació sobre protecció de dades a la pàgina de política de privadesa.



RCPRESS no es fa responsable de les opinions expressades pels usuaris i col·laboradors. El contingut d’aquestes són a títol personal de l’autor

NOTA LEGAL   |   POLITICA DE PRIVACITAT I COOKIES


Newsletter

Premium WordPress Themes Download
Download Premium WordPress Themes Free
Free Download WordPress Themes
Premium WordPress Themes Download
udemy paid course free download