Arxius de EL CONSULTORIO | Pàgina 2 de 4 | Diari La República Checa

REDACCIÓ4 Novembre, 2022
Dona-home-sexe.jpg

Son muchas las personas que, en los últimos tiempos, experimentan problemas de depresión y de autoestima. Los conflictos dentro del hogar se intensifican y las parejas en crisis aumentan. Larepublicacheca.cat quiere darte la oportunidad de conocer herramientas que te permitan recuperar el control de tu vida. Hoy continuamos con la sección en que Juan Fco. Martín, terapeuta y director de Terapia Familiar Integral, y sus pacientes internautas son los protagonistas. Si estás interesado en dejar una consulta, no dudes en hacérnosla llegar a través de Facebook, Instagram o vía tfi.terapiafamiliarintegral@gmail.com. 

Hace un tiempo que mi hijo se está aislando, no quiere salir con sus amigos, ni ir al cole
Buenas tardes, Juan. Hace tiempo que leo tu consultorio y por fin me atrevo a contarte mi problema. Hace un año mi hijo de 14 años ha comenzado a aislarse más de la familia, de los amigos, le cuesta mucho la higiene, el cole. Estaba apuntado a futbol por las tardes y me ha pedido dejarlo, le noto muy triste y estoy muy preocupada de que esté depresivo. Le he preguntado y me dice que no es feliz, que le dejemos en paz. ¿Qué puede hacer? Mari Carmen (Zaragoza)

Hola Mari Carmen, me encantan los padres y madres tan observadores y que se dan cuenta cuando sus hijos no pasan por un buen momento. Buen trabajo.

Una depresión solo debe ser diagnosticada por un profesional de la salud mental, por lo que te recomiendo que, si necesitas un diagnóstico, no dudes en consultar con el especialista.

También es importante que entendamos que tu hijo pasa por una etapa complicada en su vida, la adolescencia. Se trata de un periodo en el que afecta al estado anímico, de manera que la tristeza o la irritabilidad y la frustración interfieren significativamente en la vida diaria tu hijo. Durante este período las emociones van a dificultar su vida personal, social, escolar o laboral.

Esta etapa se puede confundir fácilmente con la depresión.
¿Qué cosas has de tener en cuenta para saber si es algo propio de la adolescencia o es algo más? Si se aísla solo de vosotros, si es de todos sus amigos o ha cambiado de grupo, perder interés solo por las actividades como el futbol o el cole. O si las ha cambiado por otras diferentes (juegos on-line), si tiene pareja o ha comenzado a consumir sustancias psicotrópicas. Estas señales de alerta serán las que te guíen para valorar la gravedad del aislamiento.

Yo lo que te aconsejo, Mari Carmen, es que generes un clima de confianza y comunicación en casa sobre las emociones que siente tu hijo, que se pueda expresar sin miedos o reproches. Además de esto, es importante que no invalidéis las emociones del hijo con un “esto que te pasa no es nada”, “yo a tu edad no tenía esas tonterías en la cabeza” o “venga, espabila, que la vida no es fácil”. De esta forma, sin darnos cuenta, lo que hacemos es “no eres capaz” y el “no eres suficiente”.

Cuéntanos, por favor, como le está yendo a tu hijo y si has podido aplicar estas ideas.

Siento mucha ansiedad en mi trabajo y como para poder controlarla…
Buenas, Juan. Soy Joel y tengo un problema con la ansiedad. Desde muy joven, cada vez que me enfrento a un problema o una época de mucho estrés me da por comer. Me da igual el qué y me puedo acabar una hamburguesa o un bocadillo de tres mordiscos, casi sin masticar. Ahora en mi trabajo me han dado más responsabilidad y cuando comemos todos juntos, se burlan de mí por cómo como y he aumentado de peso. ¿Qué puedo hacer? Joel (Barcelona)

Hola Joel, gracias por contarnos tu dificultad con la ansiedad y como utilizas la comida para reducir sus síntomas.

Para comenzar, una vez que ya sabes que tu problema viene derivado de la ansiedad que te provoca el trabajo, te recomiendo que pruebes a hacer algo de deporte. No con el objetivo de adelgazar, ni mucho menos, sino más bien para acostumbrarte a desfogar esta ansiedad a través del deporte.

Otra opción más que aconsejable es acudir a Yoga. Tengo que decirte que yo he descubierto, no hace mucho tiempo, esta herramienta tan beneficiosa para la salud. Esta disciplina te ayudará a centrarte en el aquí y ahora, alivia tensiones, mejora la atención y la concentración. Combate el insomnio, mejora el equilibrio, la flexibilidad y la fuerza, además de aliviar la ansiedad, ya que disminuye el agotamiento físico y mental.

Mantener uno o varios hobbies. En ocasiones, el exceso de tiempo libre o la falta para poder realizar las actividades que nos gustan, se traduce en acudir a la comida por sentimientos de infelicidad. Hay que ocupar el tiempo en cosas sanas para tu cuerpo y tu mente.

Cuando tenemos problemas con la comida, asociadas a un proceso de ansiedad, lo más recomendable es buscar a personas que nos apoyen, es decir, que puedan conocer nuestra dificultad y el momento que estamos pasando y puedan enfocarnos en pautas adecuadas de alimentación. En ocasiones una buena charla alivia la ansiedad y no tenemos que recurrir a la comida.

Joel, si pruebas estos consejos y observas que tu ansiedad no disminuye y que no eres capaz de poder mantener una dieta equilibrada, te aconsejo que acudas a un profesional, un terapeuta puede ayudarte a regular tus estados emocionales y a controlar esas ingestas de comida.
Un saludo y esperamos que nos cuentes como ha ido evolucionando tu ansiedad.

Me cuesta llegar al orgasmo con mi pareja, lo hemos intentado todo y no soy capaz de llegar
Hola Juan. Soy Rebeca y quería hacerte una consulta sobre las relaciones sexuales y el orgasmo. Me cuesta mucho llegar con mi pareja y la verdad es que no lo entiendo porque mi pareja me excita muchísimo. Hemos intentado utilizar juguetes y olores; nos hemos disfrazado, hemos ido de vacaciones y hemos intentado relajarnos para poder disfrutar plenamente, pero no lo consigo y me estoy obsesionando. Rebeca (Madrid)

Hola Rebeca. Mil gracias por leernos y contarnos tus dificultades, espero poder ayudarte.

Hay muchas técnicas para alcanzar el orgasmo, pero la mayoría solo se centran en habilidad y el reto. Esto que quiere decir, que parece que todo el mundo sabe de sexo. Sabe que partes milagrosas del cuerpo tocar e incluso juguetes maravillosos que te hacen ver las estrellas, pero, por lo general, generan es frustración.

En estas líneas no te diré como y donde tocarte, lo siento, ni revelaré ritmos infalibles, ni la música o comidas especiales para llegar al clímax. Tampoco explicaré temas tan importantes como la piel, la erótica, el deseo o la excitación. Porque ninguno de ellos funcionaría sin conocer lo que hoy te descubriré.

El sexo es para disfrutar, pero la realidad es que lo solemos vivir con ansiedad, expectativas y exigencias. Como si fuera una carrera en la que solo gana quien “se corre”.

Tienes que tener claro que has de estar relajada para poder disfrutar. Entablar mensajes contigo misma de aquí y ahora, como por ejemplo, “Sí, lo noto, ¡oh! Qué gozada… cómo me pone. Esto no me gusta, ¡paso! Pero aquí… sí…quiero más. Sin prisas. Noto cómo aumenta el calor, cómo me llega. Y si no, da igual, esto me gusta… Deja de hablar mentalmente y disfruta cada sensación. Venga, vale, Sí, viene, lo noto. Solo existe esto. Me dejo llevar…”

Lo que sí quiero que te llegue, además del orgasmo que desees, es este mensaje: estar donde hay que estar, o sea, en lo que sucede en el momento presente, te sirve para disfrutar y esa es la clave del sexo.

Has de dejar tu hipervigilancia a un lado, Rebeca, si fuerzas tu respuesta sexual, olvidándote de sentir, nuestro cuerpo se queja, se siente presionado y conseguimos justo lo contrario a lo que buscábamos.

PUBLICITAT




REDACCIÓ28 Octubre, 2022
madre-hablando-hija-adolescente.jpg

Son muchas las personas que, en los últimos tiempos, experimentan problemas de depresión y de autoestima. Los conflictos dentro del hogar se intensifican y las parejas en crisis aumentan. Larepublicacheca.cat quiere darte la oportunidad de conocer herramientas que te permitan recuperar el control de tu vida. Hoy continuamos con la sección en que Juan Fco. Martín, terapeuta y director de Terapia Familiar Integral, y sus pacientes internautas son los protagonistas. Si estás interesado en dejar una consulta, no dudes en hacérnosla llegar a través de Facebook, Instagram o vía tfi.terapiafamiliarintegral@gmail.com. 

Mi hija de 14 años ha mandado fotos desnuda a un chico, dicen que son novios, no sé qué hacer
Buenas noches, Juan. Soy mama de una niña de 14 años. Ayer le cogí el móvil y como sé su contraseña, entre en su Instagram y vi que había enviado fotos a un chico de 15 años. En ese momento casi me muero. La verdad que le chille, le quite el móvil y le prohibí salir de casa. Estoy muy decepcionada, pero no sé qué hacer, como tratar este tema. Nuria (Barcelona)

Hola Nuria. Vaya situación que te has encontrado. Ayer les llevábamos al cole de la manita y ahora esto.

Una vez pasado el estado de shock, ahora toca ser racionales y adultos. Ser conscientes de que los niños crecen, toman decisiones y, en muchas ocasiones, muy malas decisiones como ha sido el caso de tu hija.

Lo que la niña necesita ahora es a su madre, ya le has dejado que claro, que estás enfadada y desilusionada, pero como madre no has hecho nada. Tienes que sentarte con ella, dile que quieres hablar, que sientes haberte enfadado tanto, que no deberías haber cogido su móvil sin permiso, pero que viste las fotos que mandó y que estás preocupada. Intenta obtener la mayor información posible del otro chico. Una vez que tengas esta información, pregúntale si conoce los riesgos y las consecuencias de las fotos enviadas. Escúchale con atención y dale la información que necesite.

Es importante que se sienta arropada y protegida por vosotros. Para ellos, después de escucharla y de darle la información, tendréis que poneros en contacto con el chico y con sus padres. Explicarle lo ocurrido y ofrecerles por las buenas que elimine todas las fotos delante de sus padres o que si en el futuro aparecen por cualquier chat o lugar de internet se le denunciará por vuestra parte.

Nuria, la mejor manera de prevenir estas situaciones es enseñar a nuestros hijos a utilizar internet, servicios y redes sociales de manera adecuada y segura. Pero, sobre todo, lo fundamental es hablar con la mayor naturalidad posible sobre este y cualquier otro tema, sin escandalizarnos y dejando que ellos participen y pregunten las posibles dudas que puedan tener. De esta manera sabrán que tienen en nosotros una figura de confianza con la cual pueden contar y que les ayudará pase lo que pase.

Llevo tres meses con un chico y quiere presentarme a sus hijos ¿Cómo hago para que no me odien?
Hola Juan. Llevo tres meses con un chico, Raúl, y la verdad es que va todo muy bien, pasamos tiempo juntos, hablamos, nos divertimos, pero él tiene hijos de 5 y 7 años, y quiere presentármelos. Cuando me lo dijo yo no sabía qué decir, nunca me ha apetecido tener niños y menos cuidar los de otros. Pero la verdad es que lo que tenemos como pareja puede ser bonito. ¿Qué consejos me das para la primera toma de contacto? Toñi (Madrid)

Hola Toñi, gracias por contarnos tu historia.
La situación que me comentas no es fácil de manejar y sobre todo porque si has consultado a amigos, familiares y demás, no suelen aconsejar seguir con una relación en la que ya hay niños/as de por medio.

Lo que los demás no acaban de entender, es que si has encontrado a tu otra naranja, da igual las dificultades que puedas tener, si estáis dispuestos a superarlas juntos.

Centrándonos en tu consulta, te aconsejo que comiences por tomarte este paso en vuestra relación con paciencia. Los niños, siendo tan pequeños, necesitan su tiempo para generar un vínculo de confianza y seguridad contigo. Para generar este vínculo es importante que el primer día pases poco tiempo con ellos.

Poco a poco ir haciendo actividades donde te sientas cómoda, disfruta de hobbies propios con ellos. Así ganarás su confianza.
Que se porta mal… cosa de su padre, habla primero con Raúl y déjale tus límites claros.

En ocasiones, los niños pueden ser crueles, con sus gestos o comentarios. Esto ocurre porque son niños, no han aprendido a gestionar bien sus emociones y tú eres una intrusa en la familia. Para dejar de serlo, has de intentar pasar tiempo con ellos, molestarte en conocerles y empatizar con aquello que os une, y no en las miles de cosas que os separaran. Tu mayor enemigo no son los niños, si no la figura que representas, la nueva pareja de su padre, que le quita tiempo de estar con ellos.

Por último, Toñi, no dejéis de hacer esas cosas que habéis estado haciendo como pareja, desde que os conocisteis. Hay momento para todo, simplemente tenéis que sumar nuevos momentos sin perder los que ya habéis creado.
Un saludo y cuéntanos cuál ha sido tu experiencia al conocer a los hijos de Raúl, estaremos encantados de leerte.

Mi hijo tiene muchos tics y no sé como quitárselos
Hola Juan, soy Raquel. Quería consultarte algo sobre mi hijo. Últimamente, tiene muchas manías y no sé cómo hacer para que deje de hacerlas. Por ejemplo, ducharse con la misma toalla. Beber de una jarra solo. Nos dieron un sofá y no consigo que se siente en él. Tics como antes de sentarse, dar media vuelta. Si es día par, le sale todo bien, si es impar, no… la ropa interior solo se pone dos teniendo más opciones… Una infinidad de cosas. Muchas gracias por la ayuda que nos das a través de este consultorio gratuito, y que como a mí, estoy convencida ayuda a mucha gente. Gracias

Hola Raquel. Muchas gracias por tu pregunta y por gracias por leerme.

Cuando un niño necesita muchos rituales suele ser porque se siente inseguro. Suelen preocuparse por todo y por mucho que quieran, no pueden dejar de hacerlo. De ahí que se inventen esta serie de rituales o manías y si lo dejan de hacer, ocurre algo malo. No deja de ser elementos que le dan protección.

Para comenzar, lo primero es no dar el poder de tu casa a los comportamientos rutinarios del niño. Rendirse a la presión de estos comportamientos, no va a solucionar nada.

Este tipo de conductas del niño, requiere una terapia que se centre en las propias conductas. Tu hijo ha ido desarrollando estas rutinas porque si no las hay, pueden ocurrir cosas malas. Un profesional tiene que guiar cómo desaprender estas conductas, enseñarte a ti cómo ayudarle y guiarle y, posteriormente, el resto de la familia ha de aprender las mismas pautas que estás aplicando tú. En casos muy graves, los niños requieren medicación.

El profesional, lo que va a hacer será exponer al niño a sus miedos, de una manera controlada. Lo que ocurrirá es que poco a poco los rituales irán desapareciendo y el niño verá que no ocurre nada malo. Por ejemplo, tu hijo, que antes de sentarse da media vuelta, se le puede pautar solo dar media vuelta los días pares, luego solo a ciertas horas los días pares… de esta manera desaparecerán.

Mientras que buscas el terapeuta, desde casa, lo importante es escuchar al niño, saber que cree que va a pasar, si no lo hace, preguntarle si puedes hacer algo para que se sienta más seguro. Nunca ridiculizar sus conductas o evitar que las haga. Recuerda, le dan seguridad, por mucho que no lo comprendamos. Nunca le interrumpas cuando esté realizando alguna, ya que potenciarás sus miedos y aparecerán nuevas.

Raquel, este tipo de comportamientos de tu hijo puede causarte mucha frustración, a ti y a la familia, que os esforzáis por ayudarle, normalmente sin éxito, con la consecuente sensación de impotencia general que puede afectar a todos. No es vuestra culpa, pero sois la solución. Cuéntanos cómo ha evolucionado tu hijo, por favor. Un saludo muy grande.

PUBLICITAT





REDACCIÓ21 Octubre, 2022
Dona-El-consultorio-1280x853.jpg

Son muchas las personas que, en los últimos tiempos, experimentan problemas de depresión y de autoestima. Los conflictos dentro del hogar se intensifican y las parejas en crisis aumentan. Larepublicacheca.cat quiere darte la oportunidad de conocer herramientas que te permitan recuperar el control de tu vida. Hoy continuamos con la sección en que Juan Fco. Martín, terapeuta y director de Terapia Familiar Integral, y sus pacientes internautas son los protagonistas. Si estás interesado en dejar una consulta, no dudes en hacérnosla llegar a través de Facebook, Instagram o vía tfi.terapiafamiliarintegral@gmail.com. 

Me han diagnosticado una enfermedad crónica y no sé si podré superarlo
Buenas noches, Juan. Hace unos días estuve con mi médico y después de miles de pruebas, especialistas y demás, me han diagnosticado una enfermedad crónica y me ha quedado destrozado. No sé, creo que esto es un sueño y esto no está pasando. Esta noche me he pasado buscando información, me he apuntado a numerosos grupos de Facebook para saber más, pero no me siento capaz. ¿Cómo puedo superarlo? Juan Ramón (Barcelona)

Hola, Juan Ramón. Gracias por escribirnos y contarnos esta situación que estás viviendo.
Seguro que ha sido impactante saber que se tiene una enfermedad crónica. Estas preguntas se pasan por nuestras mentes: ¿por qué yo?, o ¿de dónde viene? Siento decirte que, en ocasiones, nada puede explicar por qué tienes la enfermedad.
A medida que pasen los días pasaras por varios estadios, la ira del porqué tienes tú la enfermedad. La tristeza o depresión porque posiblemente no puedas vivir de la manera como solías hacerlo. Te sentirás confuso o estresado, donde tendrás que aprender a saber cómo cuidarte. Tu cuerpo puede cambiar y tu autoestima puede resentirse.

Ten por seguro que, con el tiempo, tu enfermedad será parte de ti y tendrás una nueva normalidad.

Cuando sea el momento provocaras cambios en tu vida, te la harán más fácil, nuevas rutinas y horarios, comidas que para ti poco a poco vayan haciendo de tu día a día una costumbre. Has de ser paciente y entender que todo cambio lleva un tiempo y has de permitírtelo.

Con enfermedades crónicas, se necesita mucha energía para manejar el día a día. Algunas veces, esto puede afectar tu actitud y estado de ánimo. Te vas a sentir muy solo y es lo más difícil de llevar.

Por último, has de tener en cuenta el estrés. Da un paseo, lee un libro o mira una película, yoga, clases de arte, practica con algún instrumento de música. Si el estrés perdura, hablar con un terapeuta puede ayudarte a afrontar los muchos sentimientos que surjan.

Juan Ramón, un diagnóstico es una nueva manera de vivir la vida, de ver el mundo y como este te mira a ti. Serás parte de un grupo de personas incomprendidas y con miedo. No estás solo y no te encierres en ti mismo. Pero sobre todo confía en los profesionales que te ayudaran a seguir adelante.

Creo que estoy siendo demasiado protector con mis hijos gemelos, creo que tengo que cambiar algo y no sé lo que es
Buenas, Juan. Soy padre de dos gemelos de seis años. Desde hace dos años mi mujer está trabajando y yo me hago cargo de la crianza de los niños. Ellos están bien, pero me da la sensación de que los protejo demasiado, les doy todo lo que necesitan, me antepongo a lo que les pueda pasar y en ocasiones creo que soy demasiado protector. ¿Cómo podría saber si les protejo demasiado? Roberto (Barcelona)

Hola Roberto, como me gustan los padres y las madres que reflexionáis sobre vuestra paternidad/maternidad.
Yo tengo cinco trucos básicos para padres preocupados como tú.

Lo primero que debemos hacer es agradecer a nuestros hijos sus esfuerzos y hemos de reconocer sus logros por pequeños que sean. De ahí fortaleceremos su autoestima y tendrán más ganas de realizar nuevos logros. Incluso sería positivo reforzarles que hayan intentado hacer algo que no hayan conseguido, si se han esforzado. Porque los errores y la frustración se combaten con el apoyo incondicional de los papas y las mamas.

El segundo consejo es la comunicación. En esta sociedad en el que la comunicación se difumina entre los distintos canales, sobre todo a raíz de las redes sociales, hemos perdido la capacidad de hablar cara a cara. En ocasiones reducimos nuestra comunicación en como os ha ido en el cole y poco más. Los niños han de sentirse escuchados y comprendidos. Hemos de conocerlos a través de la comunicación

Tercero, pasa tiempo con ellos, ahora y cuando sean mayores. Un niño se comporta por lo general diferente cuando estamos o no presentes. Desarrollan su personalidad mediante ensayo y error. Te recomiendo que trates de observarlos todo lo posible para conocerlos y descubrir esas facetas más suyas o que complementan e influyen más en su identidad y comportamiento. Piensa que el tiempo que pasas alejados de ellos, nunca vuelve.

Cuarto. Tus hijos van a tener problemas y una vida dura llena de obstáculos. Como padres hemos de dejarles que se equivoquen y que, por sí mismos, lleguen a encontrar el resultado o el camino para resolver ese conflicto o problema. Si haces esto, reforzarás su iniciativa. Tú ya has cometido tus errores y no tienes la responsabilidad de que ellos no los comentan.

Quinto. El mundo es un lugar peligroso. Es importante que los dejemos darse cuenta de lo que sucede a su alrededor. Eso favorece que ejerciten conceptos como la compasión y empatía por los demás y, a la vez, refuercen el hecho de sentirse útiles y tratar de ayudar de alguna manera en lo que puedan.
Roberto, intenta ponerte en la piel de tus hijos ahora y cuando crezcan, recordar qué hacías y cómo te sentías a su edad y traer a tu memoria los mejores valores que te inculcaron tus padres y abuelos. Esa es tu mejor guía.

Mi novio me ha dejado, se ha ido de casa y no lo supero
Hola Juan. Te escribo porque estoy muy triste. Mi novio me ha dejado, llevábamos tres años juntos y no lo entiendo. Hace unos meses había observado que él estaba más frío. Acababa de cambiar de trabajo y yo pensaba que era por eso. Este fin de semana me dijo que teníamos que hablar y me dijo que estaba agobiado. Yo le dije de hacer terapia o darnos un tiempo. No ha aceptado y desde ese mismo día ya no está. No puedo para de llorar y voy a suspender todos los exámenes. Victoria (Madrid)

Hola Victoria. Michas gracias por tu pregunta y por compartir tu situación.

Siento mucho el momento que estás pasando. Que alguien te deje es una vivencia traumática. Y como en todo trauma, tiene sus fases.

Has vivido un abandono por parte de un ser querido. El abandono es uno de los miedos más profundos que todo ser humano tiene, nos paraliza, nos condiciona y nos impide ver más allá de la perdida.

Nuestra autoestima se resiente. Has hecho todo por la otra persona, has abierto tu corazón y has puesto tus ilusiones y proyectos junto a otra persona. A día de hoy, lo único que piensas es que, si prefiere estar sin ti, no verte o no compartir su vida contigo es porque no eres lo que desea, no estás a la altura, no eres suficiente o directamente porque no vales para él.

Con nuestros sueños y proyectos de futuro desvanecidos con su marcha, comienza la idea del ‘nunca más’, esto te bloquea y te paraliza. Es como un peso insoportable en los hombros que apenas te deja avanzar y que, de no gestionarlo correctamente, te puede llevar a deprimir y que sientas que pierdes toda ilusión.

Si sientes que estos puntos te son familiares y que eso es lo que te ha ocurrido o te sigue ocurriendo, no debes preocuparte porque es lo normal. El cerebro necesita un tiempo para adaptarse a tu nueva vida sin la persona que hasta ahora te acompañaba en ella.

Ahora bien, si pasan los meses y ves que sigues atrapada en alguna de las fases del duelo: sigues preguntándote “¿por qué?”, sigues hablando de tu ex con rabia y como si hubiera sucedido ayer… En este caso te recomiendo que pidas ayuda.

Victoria, recuerda que por mucho que ahora estés sufriendo, una ruptura de pareja es una experiencia para la que todos, sin excepción, estamos preparados. Puedes hacerle frente y seguir adelante con tu vida, incluso siendo más feliz que antes.

PUBLICITAT





REDACCIÓ30 Setembre, 2022
Nena-nen-cridant-enfadat.jpg

Son muchas las personas que, en los últimos tiempos, experimentan problemas de depresión y de autoestima. Los conflictos dentro del hogar se intensifican y las parejas en crisis aumentan. Larepublicacheca.cat quiere darte la oportunidad de conocer herramientas que te permitan recuperar el control de tu vida. Hoy continuamos con la sección en que Juan Fco. Martín, terapeuta y director de Terapia Familiar Integral, y sus pacientes internautas son los protagonistas. Si estás interesado en dejar una consulta, no dudes en hacérnosla llegar a través de Facebook, Instagram o vía tfi.terapiafamiliarintegral@gmail.com. 

Mi hija 8 años me trata muy mal, me insulta y me pega, tanto en casa, como por la calle o cuando la recojo en el colegio
Hola Juan. Estoy muy preocupada por mi hija de 8 años. Desde hace unos años lleva teniendo malos comportamientos, es muy rebelde. Pero desde hace unos meses para acá veo que me trata muy mal, me insulta y me pega, tanto en casa, como por la calle o cuando la recojo en el colegio. Este comportamiento también lo tiene con la abuela y sus primas. Ya no sé qué hacer, se está poniendo muy rebelde y todavía es pequeña. Carolina (Madrid).

Hola Carolina, vaya situación tan desagradable estás viviendo.

Hay numerosas razones por las que tu hija pueda estar comportándose así contigo y tu familia. Para descartar ciertas conductas más preocupantes te aconsejo que sigas ciertos pasos.

Lo primero que debes entender es que en la edad que atraviesa tu hija, ya va siendo consciente de su autonomía y cuando no consiguen lo que quiere, aparecen los berrinches y las pataletas, algo que es completamente normal y que le ayuda a diferenciarse de ti.

A pesar de estos comportamientos, has de evitar catalogarla como mala, trasta, o rebelde. Como le pongas una etiqueta, ella seguirá esta etiqueta que la marcas, hará lo que se espera de ella. Debes mostrarla que crees en ella, si se esfuerza, puede conseguir lo que ella quiera. Debemos transmitirla esa confianza.

Cuando tenga este tipo de comportamientos y conductas ha de recibir una respuesta por parte de los adultos, ya seas tú o cualquier miembro de tu familia, si tú no estás y está a su cargo. Tu hija debe aprender que detrás de cualquier acto, ha de venir una consecuencia.

A veces los niños más rebeldes tienen en realidad una gran sobredosis de energía y creatividad que necesitan expresar de algún modo. Como no ven la manera de hacerlo, tienden a portarse mal y a quebrar las reglas que ven a su alrededor. Apuesta con ella por actividades deportivas y/o de creatividad mental.

Carolina, si con estas pautas no encuentras la solución ante la rebeldía de tu hija, has de pedir el consejo o consulta con un terapeuta familiar especializado, que puede ayudarte como madre a tener los recursos y herramientas para enfrentarte a este problema.

Una abuela ha de hacerse cargo de la educación de su nieta y no sabe qué hacer con el tiempo libre
Buenas tardes, Juan. Mi nombre es Josefa y tengo una nieta de 6 años. Con esto de la pandemia los padres se han puesto a trabajar y ahora yo la cuido por las tardes y no sé muy bien que hacer con ella. En las comidas y el baño la ayudo, pero como no tiene deberes, no sé qué hacer con ella por las tardes. Sus padres me dicen que la deje ver la tele, pero no me parece bien que este toda la tarde ahí y en el parque, si llueve, no podemos salir. ¿Me podría aconsejar alguna actividad que hacer con ella? Josefa (Barcelona).

Hola Josefa. Muchas, gracias por escribirnos, es un placer poder contestar a una abuela tan entregada a su familia y a la educación de su nieta.

Veamos algunos consejos para abuelos y abuelas que hay que tener en cuenta.

Para tu nieta, estar contigo durante la infancia tiene múltiples beneficios. No solo le puedes transmitir tu sabiduría y experiencia, sino que también les aportas la tranquilidad y estabilidad que en ocasiones los padres ahora no pueden darle. Además, para ti también es enriquecedor al estar en contacto directo con ella.

Lo primero que has de pensar es que para ella todo es parece nuevo y sin duda será un motivo de orgullo que puedas abrirte y contarla todas esas historias donde puedas transmitirla una enseñanza. Así que, siéntete libre.

Te animo a que la enseñes esos juegos a los que jugabas en tu infancia. Con esto no solamente vas a volver a tu niñez, sino que vas a jugar a juegos de todo tipo, en los que tendrás que manejar tu mente. Haz puzles, juega con ella a juegos de mesa, a las cartas o juegos simbólicos en los que la niña pueda empezar a interpretar un papel y demostrar su personalidad.

Aprovecha estos momentos tan bonitos en los que te estás ocupando de su educación para poder hablarla sobre el respeto, el cuidado por la naturaleza o el servicio a los demás. Lo que se aprenda de pequeña acaba siendo algo que marcará su personalidad.

Josefa, como bien sabes, la comunicación es la madre de cualquier relación, se firme a la hora de educarla, pero también amable y cercana. Eso, tu nieta, lo va a valorar mucho. Un saludo y disfruta de ella y vuestro tiempo juntas.

Mi mujer me miente constantemente con cosas insignificantes, ya no sé qué hacer y pienso que me está engañando
Hola Juan. Mi nombre es Miguel. Llevo tres años con mi pareja y he descubierto que me miente en varias cosas y no sé qué pensar. Por un lado, no creo que sea grave, pero claro. Por ejemplo, cuando queda con su madre, le pregunto donde ha ido y me dice que ha salido tarde del trabajo y luego sé que han estado juntas. No lo entiendo porque su madre y yo nos llevamos bien. O, a veces, cuando sale de compras le pregunto que se ha comprado y me dice un vestido y luego veo que han sido más cosas. No entiendo a que vienen estas mentiras, si es que no confía en mí o porque puede ser. ¿Me estará engañando con otro? Miguel (Reus).

Hola miguel. Gracias por escribirnos y contarnos esta situación que estás viviendo.

Yo me plantearía dos preguntas ¿Qué le ha llevado a cometer esa mentira? Y: ¿Cuál es su alcance?

En estas circunstancias, nuestro primer paso es valorar el por qué tu pareja ha recurrido a esa mentira y su alcance. Después, debemos valorar si podemos tolerar y manejar esa situación y si merece una nueva oportunidad.

Las personas que mienten con frecuencia suelen hacerlo para evitar o huir del conflicto, sienten un malestar elevado consigo mismos, sienten que su pareja tiene el control y que su única forma de mantener su identidad, es a través de la mentira.

En este punto se me ocurren dos alternativas. Una de ellas es que tu pareja se sienta atrapada en la relación y que la única manera de tomar aire a la misma sea con estas mentiras que no llevan a nada. La otra es una baja autoestima, un comportamiento infantil que no se ha erradicado de su niñez y adolescencia y te vea como una figura de autoridad como lo hacía con sus padres.

En ambos casos la solución es la misma, tendréis que mejorar vuestra comunicación, expresar desacuerdo y las necesidades de ambos. Aprender a negociar y/o mantenerse firme ante necesidades y prioridades. Por último, debéis aprender a preciar el conflicto como un factor de crecimiento de la pareja y no de división.

Miguel, en ocasiones, las pequeñas mentiras pueden sernos tan dolorosas como una gran falsedad. El hecho de sentirlo así, es comprensible y respetable. Solo piensa que ella ha de sentirse de una manera similar para no ser franca contigo.

PUBLICITAT



REDACCIÓ16 Setembre, 2022
Dona-El-consultorio-1280x853.jpg

Son muchas las personas que, en los últimos tiempos, experimentan problemas de depresión y de autoestima. Los conflictos dentro del hogar se intensifican y las parejas en crisis aumentan. Larepublicacheca.cat quiere darte la oportunidad de conocer herramientas que te permitan recuperar el control de tu vida. Hoy continuamos con la sección en que Juan Fco. Martín, terapeuta y director de Terapia Familiar Integral, y sus pacientes internautas son los protagonistas. Si estás interesado en dejar una consulta, no dudes en hacérnosla llegar a través de Facebook, Instagram o vía tfi.terapiafamiliarintegral@gmail.com. 

Tengo 32 años y solo encuentro hombres que mienten y engañan. Creo que tengo un problema
Buenas Juan, quería darle las gracias por su tiempo y agradecería que pudiera ayudarme. Mi nombre es Eva y tengo 32 años. Te escribo porque acabo de salir de una relación de un año y medio y estoy muy decepcionada conmigo misma. Siempre me enamoro de hombres que no son lo que dicen ser, me mienten e incluso me han engañado. Creo que tengo un problema y no sé qué hacer. ¿Puede aconsejarme o darme ideas para no volver a caer en esta trampa? Eva (Barcelona).

Hola Eva, gracias por enviarnos tu consulta, para mí es un placer leeros.

Hay 4 tipos de relaciones de las que te tienes que alejar. La primera, hombres casados, la segunda, son hombres que solo buscan aventuras, la tercera, serian aquellos hombres que tiene muchos problemas personales no resueltos y por último aquellos que acaban de terminar una relación.

Una vez que hemos escogido un hombre que no entre dentro de estas cuatro categorías, hemos de mirar que nos pasa para tener la necesidad de buscar este tipo de relaciones. Por un lado, tenemos que poner el foco en cómo ha sido la relación de nuestros padres, la forma como nuestros padres se relacionan tiene un impacto en nuestra vida de pareja cuando adultos.

Por otro lado, has de ser consciente si escuchas una voz interior que te dice que no eres lo suficientemente buena, guapa o interesante para merecer un amor verdadero y recíproco. Inconscientemente, esta creencia nos lleva a buscar hombres emocionalmente no disponibles. Eso evidencia una baja autoestima y es necesario trabajársela. Este hecho es algo complicado y en ocasiones necesitamos la ayuda de un terapeuta para saber cómo hemos de hacerlo.

Eva, eres una mujer que mereces ser amada. Mereces tener un hombre presente y comprometido. Mereces a alguien que esté listo para el mismo tipo de amor que buscas. Un saludo y ya nos dirás que tal te han ido estos consejos.

Hace seis meses que perdí a mi madre y sueño con ella. La extraño mucho
Hola Juan. Mi madre falleció hace 6 meses, desde entonces están pasando muchas cosas. He soñado varias veces con ella y cuando me levanto, al día siguiente, tengo lágrimas en la cara y en la almohada. La verdad es que la extraño mucho, tengo 19 años y es difícil porque acabo de comenzar a estudiar en la facultad y ella no está. Me siento muy, pero muy sola. Lidia (Tarragona).

Hola Lidia. Te comprendo, es natural sentirse así ante la pérdida de una madre, el dolor es muy grande.

Sobrellevar la pérdida de una madre podría ser uno de los mayores retos que podemos enfrentar. Podemos ver la pérdida como una parte natural de la vida, pero aun así nos pueden embargar el dolor y la confusión, lo que puede dar lugar a largos períodos de tristeza y depresión.

Es importante Lidia, que en la medida que puedas, hables sobre la pérdida de tu madre con amigos, de esta manera se comprende mejor que es lo que ha sucedido y la recordarás. Comparte anécdotas sobre ella, esto puede ayudarte a ti y a los tuyos a lidiar con la pérdida.
Rememora y celebra la vida de tu madre, por ejemplo, haz un donativo a la entidad benéfica predilecta de tu mamá, enmarca fotos de momentos felices que vivisteis juntas o planta un jardín en su memoria. La elección es tuya.

Lidia, es importante que puedas aceptar tus sentimientos. Es normal que la tristeza, la rabia o frustración te embriaguen. Acéptalas es normal. Pero si sientes que sus emociones te abruman o que no puedes superarlas, hablar con un terapeuta te puede ayudar a lidiar con estos sentimientos y recuperar el rumbo para salir adelante.

Un saludo muy grande Lidia y nuestro recuerdo con cariño hacia tu madre.

Soy impulsivo y he discutido muy fuerte con mi pareja. Siento que cada vez me cuesta más controlarme
Buenas noches Juan. Necesito ayuda, soy Manuel y tengo 25 años. Hace bastante tiempo comencé una relación y mi conducta ha sido muy variable, últimamente he discutido muy fuerte con mi pareja por ataques de impulsividad. No me controlo, siento que no soy yo cuando estoy en ese estado, según mi pareja dice que tengo doble discurso porque no tengo claro lo que quiero realmente. Viví violencia en mi familia a los 16 años (papá y mamá) y siento que estoy repitiendo patrones que nunca quise repetir en mi vida. Me duele dañar al otro por mis traumas. Necesito ayuda. Manuel (Tarragona).

Hola Manuel. Gracias por escribirnos y contarnos estas vivencias tan duras.

Lo primero que te recomiendo es que comiences una terapia donde puedas ir controlando y adquiriendo recursos para cambiar patrones. Parece que has hecho un buen ejercicio de autorreflexión, reconociendo una violencia que quieres evitar y este es el primer paso.

Como bien dices, la violencia puede venir por elementos de tu pasado, normalmente por situaciones vividas en tu infancia. Pero también se pueden dar o desencadenar por el estrés, ansiedad o por la aparición de dificultades a nivel de salud mental, de ahí mi recomendación de que te pongas en manos de un profesional para descartar algún tipo de trastorno.

Hasta que tengas la cita con el profesional que elijas, te recomiendo que bajes tu nivel de estrés y ansiedad. Cambia tus rutinas y comienza a buscar momentos donde fomentes el liberar de manera sana esa tensión que provocan estas emociones.

Por otro lado, cuando te encuentres en una discusión, parte a pensar un segundo, sal de la discusión y tomate un tiempo hasta el corazón baje de revoluciones. Una técnica que suele funcionar muy bien es contar los latidos del corazón durante un minuto. Esperar treinta segundos y volver a contarlos. Así hasta que se ralentice el mismo.

Por último, intenta estar rodeado de personas de confianza, que conozcan este problema que tienes y que puedan ayudarte a calmarte si te alteras. El comportamiento agresivo surge de la interacción entre personas, por tanto, la interacción grupal puede resultar muy beneficiosa, dado que la participación en grupo requiere de la aceptación de unas normas y el entrenamiento en tolerancia y respeto ante las opiniones de los demás.

Todo esto no tendrá sentido si lo intentas por ti solo, has de ser consciente que te va a llevar tiempo y esfuerzo cambiar, pero hoy has hecho el primer paso, que es pedir ayuda. Ánimo Manuel y no tardes en pedir ayuda profesional.

PUBLICITAT



REDACCIÓ9 Setembre, 2022
Parella-discussió-teràpia.jpg

Son muchas las personas que, en los últimos tiempos, experimentan problemas de depresión y de autoestima. Los conflictos dentro del hogar se intensifican y las parejas en crisis aumentan. Larepublicacheca.cat quiere darte la oportunidad de conocer herramientas que te permitan recuperar el control de tu vida. Hoy continuamos con la sección en que Juan Fco. Martín, terapeuta y director de Terapia Familiar Integral, y sus pacientes internautas son los protagonistas. Si estás interesado en dejar una consulta, no dudes en hacérnosla llegar a través de Facebook, Instagram o vía tfi.terapiafamiliarintegral@gmail.com. 

Mis niños de 7 y 9 años se pelean mucho y tengo que separarles porque se muerden
Hola Juan. Mi nombre es Olga y tengo dos niños de 7 y 9 años. Son dos niños movidos, no paran quietos y normalmente se llevan bien, pero últimamente discuten mucho y terminan peleándose y golpeándose. Las dos últimas semanas les he tenido que separar varias veces porque hasta llegan a morderse. Me tienen muy preocupada. Olga (Madrid).

Hola Olga, tiene que ser difícil encontrarte en esta situación, siento mucho lo que estás pasando.

Lo primero, cuando los veas pegarse, te recomendaría mantener la calma. Cuando el nivel de tensión en casa es elevado, los niños lo notan y se hacen notar. Cuando surjan los conflictos te recomiendo que te mantengas al margen en un primer momento y que ellos solos demuestren las habilidades que tiene de dialogar, si observas que va por mal camino, haces que se tomen un tiempo en distintas salas de la casa y luego volvemos a intentarlo.

Cuando las situaciones van ocurriendo en casa y se suceden, los adultos tenemos la tentación de etiquetar al hijo; bueno-malo; tranquilo-nervioso, vago-trabajador… es lo peor que podemos hacer, ya que ellos intentaran seguir estas etiquetas que nos marcamos, es lo que esperamos de ellos.

Para prevenir estas situaciones es importante dar a los niños, cada uno de ellos, momentos de intimidad, tanto solos, como contigo. No han de estar siempre juntos para hacer todo al mismo momento. Recuerda la frase “divide y vencerás”.

Otro detalle que no quiero pasar por alto es la edad de los niños. En ocasiones el tener niños de edades tan similares, le damos a ambos el mismo papel protagonista y tú no tienes gemelos. Has de tratar a uno como el mayor y otro como el pequeño y que ambos tengan claro cuáles son sus funciones dentro de la familia. Esto te evitará muchos problemas en el futuro.

Un saludo Olga y gracias por molestarte en enviarnos tu consulta, espero que estas ideas puedan ayudarte.

Nos hemos ido a vivir juntos y nuestros hijos se odian, van a hacer que nos separemos
Buenas tardes, Juan. Somos Íñigo y Sofía y tenemos un problema con nuestros hijos. Los dos nos divorciamos hace años y después de la pandemia nos conocimos. Este verano nos hemos ido a vivir juntos y cada uno tenemos un hijo. Cuando se lo dijimos a ambos les pareció bien, pero la convivencia se está volviendo insostenible, se pelean por todo, han llegado a amenazarse por las redes sociales y ayer les expulsaron del campamento de verano al que iban juntos por pegarse delante de todos. No sabemos si dejar de convivir juntos o que hacer. Estamos desesperados. Íñigo y Sofía (Barcelona).

Hola pareja. Gracias por haber dedicado un vuestro tiempo y contarnos vuestra dificultad

Para empezar, pareja, yo comenzaría por hablar entre ambos, establecer unas reglas claras en la casa y de comportamiento y conducta entre todos los integrantes de la familia. Establecería entre vosotros una forma de proceder cuando se originen los problemas con los hijos. Quiero decir quién va a intervenir cuando ocurra algo, si el hijo de Sofía se salta algún límite, Íñigo puede o no limitarle. Esto es algo que vosotros tenis que tener claro y dejárselo claro a ellos.

Por otro lado, es importante hacer actividades en familia, pero sin olvidar que tenéis que tener momentos a solas con vuestros hijos. Pensar que la confianza que tiene contigo no es la que tiene con tu nueva pareja.

Debéis hablar con el hijo de vuestra pareja y explicarle que no vais a sustituir a su otro progenitor, pero que en casa todos tenéis que cumplir unas normas para que la convivencia sea adecuada. Si al principio el niño os rechaza, no os lo toméis como nada personal, está pasando por muchos cambios y le va a costar habituarse.

Por último, es relevante que no descuides la relación con tu pareja, y que la comunicación sea fluida, tanto entre vosotros como con vuestros hijos. Su bienestar a de ser la prioridad para los dos.

Un saludo, pareja y ya me diréis como os han ido estos consejos.

Mi pareja se ha ido de casa, tiene miedo al compromiso
Buenas noches Juan. Hoy se ha ido mi pareja de casa. Llevamos un tiempo discutiendo y hoy se ha ido, estoy desolada. Comenzamos hace un año y medio, después de la pandemia. Todo iba bien y decidimos irnos a vivir juntos hace un año. Nos ha costado mucho convivir e ir a más. Pero ahora que nos hemos planteado casarnos y comprarnos un piso y se ha agobiado. Dice que esto va muy deprisa y que necesita tiempo. Mis amigas me dicen que tiene miedo al compromiso, no sé. Estoy muy triste porque le quiero. Asunción (Madrid)

Hola Asunción, gracias por escribirnos.

Está bien, puedes sentirte triste y puedes permitírtelo, no pasa nada.

Una persona con miedo al compromiso se caracteriza por su miedo a perder la libertad, su carácter independiente, su tendencia al enamoramiento y su sensación de pérdida de interés en la relación.

Sobre si tú puedes ayudar a tu pareja a superar el miedo, la respuesta es sí, pero si él quiere. Los primero sería que lo reconozca. En segundo lugar, debe demostrar que tiene interés en hacerle frente y superarlo.

Si él está preparado para hacer este trabajo, lo principal es fomentar la comunicación y la escucha activa, para que tu chico pueda verbalizar sin miedo a ser juzgado sus miedos, dudas y temores sobre dar un paso más en la relación.

Por tu parte, tendrías que intentar respetar que busque su espacio, que mantenga sus relaciones y actividades fuera de la pareja y, además, fomentar nuestras propias aficiones y amistades. Ser pareja no es sinónimo de perder la libertad.

Es importante, si nos apetece dar un paso más en la relación, lo manifestemos con sinceridad y sin miedo a ahuyentar al otro. Esta va a ser la única manera conocer en qué lugar se encuentra la otra persona, si buscamos lo mismo o si, por el contrario, su idea de la relación es diametralmente opuesta.

Asunción, es el momento de parar y replantear vuestra relación, dejar claro que necesitáis cada uno y como podéis complementaros. Un saludo y gracias por escribirme.

PUBLICITAT




REDACCIÓ26 Agost, 2022
apetito-sexual.jpg

Son muchas las personas que, en los últimos tiempos, experimentan problemas de depresión y de autoestima. Los conflictos dentro del hogar se intensifican y las parejas en crisis aumentan. Larepublicacheca.cat quiere darte la oportunidad de conocer herramientas que te permitan recuperar el control de tu vida. Hoy continuamos con la sección en que Juan Fco. Martín, terapeuta y director de Terapia Familiar Integral, y sus pacientes internautas son los protagonistas. Si estás interesado en dejar una consulta, no dudes en hacérnosla llegar a través de Facebook, Instagram o vía tfi.terapiafamiliarintegral@gmail.com. 

  • Nos vamos a divorciar y tenemos dos hijas adolescentes
    Déjame Juan, darte las gracias por poder leernos y aconsejarnos. Mi nombre es Carolina y estoy pasando un verano, un tanto duro. Voy a divorciarme de mi pareja, porque ya no sé quien es la persona que está a mi lado. En estas vacaciones, que nos hemos ido sin niños, lo hemos hablado y creo que ya no sentimos nada el uno por el otro. Tenemos dos hijas maravillosas, de 11 y 14 años, y nos gustaría saber como decírselo. Gracias nuevamente. Carolina (Madrid)

Hola Carolina, mil gracias por tus palabras, para mí es un placer leeros. Lo primero es tenerlo claro, haber intentado una terapia de pareja, es lo más aconsejable, ya que un profesional te puede guiar este camino. Yo, te voy a dar una serie de pasos imprescindibles para llevar a cabo este proceso.

La noticia a las niñas, tendréis que decírsela los dos juntos, si se lo decís con naturalidad, las niñas lo aceptarán con normalidad. Es importante mantener la calma y estar seguros, como padres, de que ninguno de los dos os vais a poner a llorar en ese momento.

Es importante dejar clara la idea de que la familia no se rompe y que todos nos seguimos queriendo, pero va a ser diferente porque ahora papá y mamá ya no van a vivir juntos.

Vuestras hijas tienen que saber cómo va a ser la distribución de su tiempo, y que a partir de ahora tendrán dos casas, donde irán a pasar el tiempo con uno y con otro. Les explicaréis que algunas cosas van a cambiar (por ejemplo, “en las vacaciones estaréis unas semanas con mamá y otras semanas con papá”) y que muchas otras cosas no van a cambiar (“seguiréis en vuestro mismo cole”).

También hay que tener en cuenta sus sentimientos, validarlos. Para ello, hay que darles la opción de que, si les preocupa algo, tengan la suficiente confianza de preguntaros todo lo que quieran y que estaréis ahí para ellas y son lo más importante de vuestra vida.

Por último, las niñas han de tener la sensación de control del cambio, para ello es importante que en cada casa tengan su espacio, evitar que se lleven ropa de una casa a otra como si se fueran de vacaciones y que os ayuden a personalizar la nueva casa.

Carolina, no va a ser fácil, pero si sigues estos pequeños consejos, tus hijas os lo agradecerán, en un futuro.

  • Mi hija quiere dejar de estudiar a los 15 años
    Hola Juan, soy Susana y estoy preocupada por mi hija de 15 años porque se niega a estudiar nada. Ya, el año pasado, en el último trimestre, falto muchos días y las notas fueron malísimas, le toca repetir. Este año, durante el verano, ya me ha dicho que no piensa ir, que se aburre y me gustaría poder ayudarla a que se motive. ¿Qué puedo hacer? Susana (Tarragona)

Hola Susana, gracias por contarnos esta dificultad que tienes en casa, seguro que muchas mamas y papas se sienten identificados con este problema. Todos sabemos que hablar con un adolescente no es fácil, cuanto más mantener una conversación.

Como madre, lo más natural es sentir la necesidad de agobiar, ordenar e imponer; imponer a tu hija, pero tu objetivo fundamental debe ser guiar y acompañar. Esto no significa, en absoluto, dejar de imponer rutinas y normas (es evidente que las necesitan), pero si ser permisivo con sus dudas, y permitir que transite y construya su propio camino.

Es importante que nuestras conversaciones no giren alrededor del tema académico, el objetivo fundamental del diálogo debe ser conocer a tu hija. Saber qué problemas reales tiene que afrontar, cuáles son sus intereses, cómo es su carácter y cuáles son sus ideas.

El hecho de que le repitas cada día, cinco veces, lo importante que es estudiar, solo va a servir para distanciaros y luego ¿quién va a orientarla?, por eso, ayudarla a encontrar su pasión, es el primer paso para que se esfuerce en conseguirlo.

Lo importante es crear un entorno ideal para que pueda encontrar su pasión y trabajar en ella. Ayúdala a marcarse un objetivo a largo plazo y ser realista sobre cuál es su situación actual, la señalará un camino sobre el que tendrá que transitar hasta conseguirlo, y también os permitirá marcaros objetivos más cercanos, por lo tanto, más reales.

El diálogo y la cercanía emocional a vuestros hijos/as es el primer paso para que sean felices. Un saludo, Susana, y ya nos contarás si has podido dialogar con tu hija sobre su futuro.

  • Hemos perdido el deseo sexual y no sabemos cómo recuperarlo
    Hola juan, mi nombre es Óscar y tengo 35 años. Quiero consultarte por un problema que tengo con mi pareja. Llevamos muchos años juntos y nuestra vida sexual siempre ha sido muy buena. Pues, a raíz de la pandemia, dejamos de tener tanto apetito sexual, los dos. Después yo me quedé sin trabajo y con las deudas y demás, pues la verdad es que no sé si soy yo, pero ni me apetece. Lo hemos hablado varias veces, pero no sabemos qué hacer. Óscar (Zaragoza)

Hola Óscar, muchas gracias por tomarte tu tiempo en poder contarnos tus dificultades con tu pareja. Resulta evidente que durante toda esta pandemia nos hemos visto sometidos a un grado de inseguridad extremo y las cosas no van a mejor. Muchas de estas emociones, como personas, nos las quedamos y no las compartimos, pesando en que estamos “cuidando” a nuestra pareja, pero realmente, provoca el efecto contrario.

Como nos has explicado, habéis hablado del problema, no tener relaciones, pero no del origen. Parece que sois una pareja expuesta a graves momentos de estrés, no solo a los que os origina la sociedad, sino vuestra propia vida como el nivel económico, el que tu estés sin trabajo… estas situaciones no ayudan. Por eso os recomiendo que en lugar de que comencéis por hablar de si tenéis relaciones sexuales o no, comencéis a hablar de las cosas que os preocupan día a día, de esta manera liberaremos parte de este estrés emocional.

Para fomentar las relaciones sexuales, sería conveniente que buscáramos encontrarnos de nuevo. Para ello hay que programar encuentros, por ejemplo, una cena romántica, unos masajes, una conversación subida de tono… estas situaciones ayudan a la pareja a volver a conectar con el deseo, pero la idea no es de tener relaciones, sino de fantasear con ella. Dependiendo de la edad que tengáis, el deseo no siempre surge espontáneamente y hay factores que lo pueden desencadenar, si sabemos jugar con nuestra creatividad.

Por último, os recomiendo no añadir a la difícil situación, una autoexigencia adicional de aptitud y destreza, con pensamientos tales como “tengo que estar a la altura y dar la talla”, “tendría que probar esta o aquella innovación”.

Óscar, tener paciencia y jugar mucho, encontraros y divertiros. Un saludo y ya nos contarás si se han solucionado estas dificultades.

PUBLICITAT




REDACCIÓ19 Agost, 2022
Juan-Fco-Martín_Terapeuta_TFI-1-e1646997644714.jpg

Son muchas las personas que, en los últimos tiempos, experimentan problemas de depresión y de autoestima. Los conflictos dentro del hogar se intensifican y las parejas en crisis aumentan. Larepublicacheca.cat quiere darte la oportunidad de conocer herramientas que te permitan recuperar el control de tu vida. Hoy continuamos con la sección en que Juan Fco. Martín, terapeuta y director de Terapia Familiar Integral, y sus pacientes internautas son los protagonistas. Si estás interesado en dejar una consulta, no dudes en hacérnosla llegar a través de Facebook, Instagram o vía tfi.terapiafamiliarintegral@gmail.com. 

  • Mi hija de 10 años tiene tics por usar el TikTok
    Hola juan, me llamo Belén y quiero consultarte algo que he observado en mi hija de 10 años. Desde hace un mes, más o menos, me estoy dando cuenta que cuando vamos por la calle mi niña hace gestos raros con las manos, parece que habla sola, como si fuera cantando y haciendo bailes. Yo le pregunto, hace y ella me dice que baila, lo hace sin darse cuenta. La he llevado al pediatra y no le ha dado importancia, pero cada vez lo hace más a menudo y he pensado que puede ser por el TikTok. ¿Qué puedo hacer? Belén (Zaragoza).

Hola Belén, gracias por consultarnos.

Pues según me comentas, habiendo llevado a la niña al pediatra y haber descartado a nivel biológico que le pase nada a tu niña, creo que lo que le puede estar pasando es que está usando demasiado la red social TikTok.

Esta red social se basa, como bien sabes, en videos que has de repetir, ya sean bailes, retos u otras actividades que los usuarios plantean. Es importante que sepas que la visualización de cualquier contenido, puede conducir a conductas imitativas y a veces se realizan de forma inconsciente.

Mi pregunta hacia ti es, ¿qué hace una niña de 10 años viendo TikTok?, es una red social que no admite menores de 13 años. Este tipo de contenidos, como madre, aunque nos parezcan normales y un divertimento para la niña, ocasiona trastornos a nivel motor y vocal, si se usa en exceso y si les da por intentar hacer retos, tu hija puede ponerse en un riesgo grave, de pendiendo del reto.

Lo primero que te recomendaría es que “desintoxicáramos” a la niña de las redes sociales hasta que tenga la edad y después, pues como todo en esta vida, que vaya utilizándolas, pero sin abusar, que luego vienen los problemas.

Belén, es importante que, a cada edad, tu hija vaya viviendo lo que le toca y ahora las redes sociales no tocan. Un saludo

  • Vamos de vacaciones con mis padres y mi matrimonio se convierte en una pelea constante
    Lo primero es darte las gracias y espero que puedas ayudarme, por cierto, soy Jaume. Te comento. Me voy de vacaciones con mi pareja, a mi pueblo de Lleida, a casa de mis padres. Normalmente, mi pareja y yo, que vivimos en Reus, no solemos tener discusiones, bueno si, pero lo normal. Pero cuando nos vamos a casa de mis padres, los problemas entre mi pareja y mi madre nos afectan a todos y al final las vacaciones son una pelea constante. ¿Qué puedo hacer? Jaume (Reus).

Hola Jaume, espero estar a tiempo de contestarte antes de que te hayas ido de vacaciones, si no, ya te dejo aquí unas herramientas para otras reuniones familiares.

Normalmente, cuando las discusiones que se producen entre la pareja y nosotros las asociamos a conflictos con nuestros padres, suele ser porque, como pareja, aparecen conflictos de lealtades o límites débiles entre la propia pareja y no es tanto, en la relación con nuestros familiares. Para clarificar estas lealtades y límites, solo te queda ir terapia, no es nada fácil gestionar.

Pero para pasar unas vacaciones más tranquilas sí que te ofrezco unas pautas a tener en cuenta tanto por ti como por tu pareja.

En primer lugar, vamos a intentar anticipar las posibles dificultades, dónde vamos a estar conviviendo, cuanto tiempo, qué planes nos apetece hacer… en segundo lugar intentar tener una predisposición positiva generando buena actitud.
No olvidéis, además, dedicar tiempo a vuestra pareja, veranear con los suegros/padres no implica tener que hacerlo absolutamente todo juntos.

Evitar discutir cosas inútiles que ni te van ni te vienen y llevan a conflictos innecesarios. Comunícate de manera asertiva, es decir, pon límites claros si es necesario, desde la calma y el respeto, dando información concisa sobre lo que necesitas o, por el contrario, no deseas.

Tomar siempre situaciones consensuadas por los dos ante situaciones imprevistas, ya que son letales para la relación. Darse un tiempo aparte (aunque sea en el baño) y acordar el nuevo posicionamiento.

Jaume, si todo ha salido bien, o lo menos mal posible, es importante que la pareja se dé una pequeña alegría que refuerce aún más sus vínculos, felicitaros y brindar por haber sobrevivido. Gracias

  • Mi hijo puede tener un trastorno alimentario y no sé que hacer
    Bon día Juan, soy Gemma mama de un chico de 15 años. Estoy preocupada por él porque desde siempre ha sido un chico introvertido, desde pequeño, pero desde hace un tiempo le veo más inseguro, habla de que no le gusta su cuerpo, come peor y le estoy viendo que se está obsesionando mucho, me da miedo que pueda tener problemas alimentarios. ¿Cómo puedo ayudarle? Gemma (Barcelona).

Hola Gemma, que importante es que los padres estén atentos a los posibles signos de que su hijo pueda tener un trastorno alimentario, bueno, en todo, pero para esta enfermedad es básico.

Lo primero que tienes que tener en cuenta es a su médico de cabecera y su enfermera, son quienes pueden ayudaros, pide cita y confía en su experiencia.

Lo que puedes ir haciendo tú como madre es apoyar a tu hijo, tenga o no el trastorno alimentario y fijarte, por ejemplo, en que come y cuanto come. Si se marca unos máximos de calorías o restringe su cantidad o número de comidas. Si varía, o no, mucho de peso o si fluctúa en ocasiones dependiendo del estrés o la ansiedad.
Otro aspecto importante es, si expresa si le gusta o no su cuerpo, no es necesario hacerle ver que está bien o mal, no va a cambiar nada su visión, solo escúchale.

En ocasiones te puedes encontrar con que se vuelve deportista “de repente”, hay que ver si lo hace por encontrarse bien, o solo con el objetivo de adelgazar.

Y una de las cosas en las que más te tienes que fijar es cuanto tiempo pasa en el baño y si lo hace después de las comidas. Importante.

Gemma has de comenzar a comunicarte más con tu hijo y, si se confirma el diagnóstico, solicitar ayuda lo antes posible en tu centro de salud.

Un saludo y si necesitas algo aquí estamos para ayudar.

PUBLICITAT




REDACCIÓ29 Juliol, 2022
Juan-Fco-Martín_Terapeuta_TFI-1-e1646997644714.jpg

Son muchas las personas que, en los últimos tiempos, experimentan problemas de depresión y de autoestima. Los conflictos dentro del hogar se intensifican y las parejas en crisis aumentan. Larepublicacheca.cat quiere darte la oportunidad de conocer herramientas que te permitan recuperar el control de tu vida. Hoy continuamos con la sección en que Juan Fco. Martín, terapeuta y director de Terapia Familiar Integral, y sus pacientes internautas son los protagonistas. Si estás interesado en dejar una consulta, no dudes en hacérnosla llegar a través de Facebook, Instagram o vía tfi.terapiafamiliarintegral@gmail.com. 

 

  • Mi marido y mi madre no se llevan bien y me siento entre la espada y la pared
    Hola Juan, mi nombre es Rebeca y quiero consultarte por un problema con mi pareja. Somos de Valencia y veraneamos en un pueblo de Soria de donde soy yo. Cuando estamos en Valencia todo bien, pero cuando vamos al pueblo, nos distanciamos, discutimos, él me dice que yo le abandono, pero no es verdad. Llevamos aquí una semana y ayer se marchó a dormir al coche porque dice que mi madre le ridiculiza y yo no creo que sea así. ¿Qué puedo hacer? Me tienen entre la espada y la pared, al final, la mala soy yo. Rebeca (Valencia).

Rebeca, gracias por contarnos esta situación tan complicada que estás viviendo en tus vacaciones.

De lo que me hablas no es de una mala relación entre tu madre y tu pareja, sino más bien entre una falta de límites entre vuestra pareja y tu madre. Me explico.

Cuando una relación de pareja es sana, existe la comunicación, la confianza, el respeto, el apoyo mutuo, (a esto le llamo lealtad entre la pareja) como ejes fundamentales de la convivencia. En este caso, cuándo veraneáis en el pueblo, creo que tu marido puede sentir que tu lealtad fluctúa entre tu madre y él; esto hace que la relación de pareja se resienta y las discusiones aparezcan. Ahí tenemos otro pilar que se nos cae, la comunicación. Y si no hay lealtad y comunicación, pues la confianza se va perdiendo.

En muchas ocasiones culpamos al pueblo, a las relaciones familiares o incluso al hecho de irnos de vacaciones, pero ambos tenéis que tener en cuenta que el problema fundamental es la pareja y de cómo ponéis límites a tu madre en este caso. Esto no es algo fácil, por lo que te recomiendo acudir a un profesional especializado en parejas para trabajar vuestra relación.

Mientras te decides a llamar, te recomiendo que puedas hablar con tu madre sobre las dificultades que observas en la relación con tu marido, le dejes claro que le quieres y es tu elección y ella ha de respetarlo. Por otro lado, habla con tu pareja, dile que le quieres y le apoyas, y que, si tu madre le dice algo ofensivo o hiriente, te lo diga a ti, para que tú la limites.

Rebeca, irse de vacaciones no es sinónimo de disputa si existe una buena relación. Los problemas nunca se quedan en casa, van contigo, vayas donde vayas.

Un saludo y gracias por tu consulta.

  • Hijo de 22 años que no hace nada con su vida, preocupa a su madre.
    Buenas tardes, Juan, quería darte las gracias por este espacio. Mi consulta es sobre mi hijo de 22 años. Desde que termino el instituto le encuentro apático, desanimado, le falta la ilusión, no tiene proyectos de futuro, pero tampoco en su día a día. Siento que está perdido y no sabemos qué hacer con él. Cuando le preguntamos dice que no le pasa nada, pero no es normal esta situación, no hace nada de nada. Mi marido dice que es un ‘Nini’, que le tengo muy consentido, pero yo siento que sufre. ¿Cómo podemos ayudarle? Rosa María (Reus, Tarragona).

Hola Rosa María, gracias por tus palabras y por tu consulta.

Como me gusta cuando consultáis por vuestros hijos, aunque sean mayores y seguís mirándolos y preocupándoos por ellos.

Pues bien, con 22 años tu hijo NI estudia Ni trabaja. Normalmente, si no hay ningún factor biológico o de salud mental, que por lo que cuentas no parece ser así, es probable que tu hijo haya podido llegar a esta situación por una sobreprotección por vuestra parte. Estoy convencido de que actualmente tiene todas sus necesidades vitales cubiertas y no es necesario, para él, realizar ningún tipo de esfuerzo más.

¿Y qué podemos hacer ahora?, os aconsejaría no darles dinero en general para gastos innecesarios como puede salir de fiesta, para gasolina, si no es para trabajar o ir a estudiar, ponerle límites en casa y unos horarios. Tenéis que dejarle de ver como un pobre niño desvalido, que ya es un hombre hecho y derecho.

Estoy convencido de que tu hijo tiene un gran potencial dentro, que no le estáis dejando sacar por los excesivos cuidados que le estáis dando, es mucho más de lo que te parece como persona.

Si estas ideas os plantean conflictos en la convivencia, siempre podéis acudir a un terapeuta familiar que os oriente en vuestro caso concreto y como sacar, como familia, el potencial de vuestro hijo y verle, por fin, disfrutar de su vida más allá del cuidado de papa y mama.

Ya nos contarás si te ha servido estas pautas y si tu hijo ha sido capaz de responder a ellas. Un saludo

  • Hijo de tres años que no duerme y tiene a los padres desbordados, no encuentran solución porque lo han probado todo.
    Hola Juan. Mi nombre es Carmen y tengo un niño de tres años que le cuesta ir a dormir. Cada noche terminamos cansados mi pareja y yo porque a partir de las ocho comienza a estar activo. Hemos probado con cuentos, a relajarle con masajes, baños calientes, melatonina y cada noche nos dan las once y sigue muy nervioso. El pediatra dice que es normal y que poco a poco se adaptara, pero nosotros estamos desbordados. ¿Qué podemos hacer? Carmen (Madrid)

Hola Carmen, que difícil y angustioso tiene que estar siendo para vosotros, a ver si puedo daros un poco de luz a esta situación.

Por un lado, creo que el pediatra lo que os ha intentado es tranquilizaros. Los niños absorben nuestras energías de una manera increíble, si él, a partir de las ocho, os nota más nerviosos, intranquilos y con esta sensación de que algo va a ocurrir, él va a estar alterado. Por lo que tendréis que tranquilizaros y entender que no va a ver un truco o varita mágica que duerma a vuestro hijo a las nueve de la noche.

Vamos a hacer varias cosas. Una vez vosotros entendáis que tendréis que llegar a este momento del día tranquilos, vamos a crear una rutina diaria cada noche, hacer siempre lo mismo cada día y a la misma hora. Baño, cena, podemos leer un cuento o un audiolibro, siempre el mismo y cuando se termine, nos marchamos de la habitación.

¿Y si no se duerme?, que es lo más normal el primer día. Lo volvemos a poner, pero nunca jugamos con él a otra cosa, nos mantenemos.

Además de esto, vamos a utilizar el audiolibro o el cuento que escojamos en otros momentos de día, viaje en el coche a casa de los abuelos, siesta o momento en los que queramos que se relaje. Hemos de asociar al niño a que el cuento o el audiolibro es un momento de relajación, de esta manera, él por la noche lo vivirá de la misma manera, relajado.

No podemos escoger los momentos de la relajación cuando a nosotros nos interese, ha de ser en momentos que queramos crear una rutina. Recuerda que para que tu hijo aprenda que la hora de dormir es un momento relajado, hemos de trabajarlo previamente en otros momentos del día. Carmen, prueba esta sencilla tarea y nos cuentas si has podido conseguir que tu hijo viva el momento de ir a dormir como algo relajado para todos. Un saludo.

PUBLICITAT



REDACCIÓ22 Juliol, 2022
Juan-Fco-Martín_Terapeuta_TFI-1-e1646997644714.jpg

Son muchas las personas que, en los últimos tiempos, experimentan problemas de depresión y de autoestima. Los conflictos dentro del hogar se intensifican y las parejas en crisis aumentan. Larepublicacheca.cat quiere darte la oportunidad de conocer herramientas que te permitan recuperar el control de tu vida. Hoy continuamos con la sección en que Juan Fco. Martín, terapeuta y director de Terapia Familiar Integral, y sus pacientes internautas son los protagonistas. Si estás interesado en dejar una consulta, no dudes en hacérnosla llegar a través de Facebook, Instagram o vía tfi.terapiafamiliarintegral@gmail.com. 

Madre soltera nos consulta si hace bien con no castigar a su hijo cuando hace algo mal
Buenos días Juan. Quería comentarte mi caso. Bueno, soy mama soltera y tengo un niño de cinco años. Últimamente el niño se porta muy mal, tiene muchas rabietas, sobre todo cuando le regaño, no lo lleva nada bien, por lo que he dejado de hacerlo, así estamos más tranquilos. Una amiga me dijo que eso podría tener problemas en el futuro y no sé muy bien que hacer. Gracias. Jenny (Madrid).

Hola Jenny, gracias por contarnos tu situación.

Pues en lo de no “regañar al niño”, estoy de acuerdo con tu amiga, no solo es que te puedas encontrar un problema en el futuro, sino que puede que tu hijo piense que no le importas, ya que con las rabietas y las malas conductas busca tu atención, realmente estarías dejando de hacer tus funciones parentales.

Para poder establecer consecuencias a los niños, te recomiendo que hagas lo siguiente. Tienes que poner normas y límites en casa, obviamente, pero con la edad de tu niño, han de ser pocas y claras. Un ejemplo sería, si tu hijo jugara con un balón en casa y tú le habrías indicado que es un sitio donde no se puede jugar.

Le diríamos, siempre delante de él y asegurándonos que nos está escuchando, “recuerda que no se puede jugar con el balón en casa, puedes dejarlo y jugar a otra cosa, o no podrás jugar con el balón hasta mañana”. Obviamente, tu hijo puede decidir hacer caso o no, esta es una forma de enseñar a tu hijo a madurar y a tomar decisiones. Si nos escucha y hace caso, le felicitamos.

Pero también puede decidir ignorarnos y seguir jugando. Si opta por esta opción, lo primero es controlarnos nosotros emocionalmente, porque en ocasiones lo que hacemos es repetir una y otra vez la consecuencia sin hacer nada nuevo, si ya le hemos dicho lo que va a pasar, pues hemos de asumir que somos la autoridad y hemos de cumplir con nuestra palabra.

Si cuando le retiramos la pelota el niño llora, es normal, está frustrado por no salirse con la suya, aceptamos su emoción, de hecho, podemos explicarle como se siente y que ha ocurrido hasta llegar a este momento. De esta manera, el niño aprenderá a conocer las emociones y tomar decisiones pensando en las consecuencias.

Te animo Jenny a probar esta manera de poner consecuencias y recuerda que aunque los comienzos puedan ser difíciles, la constancia es importante en la crianza de tu hijo.

Una madre está preocupada porque su hijo mayor se tira encima de su hija de 4 meses y no entiende por qué lo hace
Hola Juan. Mi nombre es Graciela (Barcelona) y quiero comentarte algo que me preocupa. Tengo un niño de cinco años y una niña pequeña de 5 meses. Pues bien, el mayor no controla su fuerza con la pequeña, se tira encima de ella con todo su peso. Yo le hablo tranquila, con todo el cariño, le explico que puede hacerla daño y cada vez lo hace más. Esto me pone bastante nerviosa, no me explico que no pueda entender que puede hacer daño a su hermana. ¿Qué estoy haciendo mal?

Hola Graciela, gracias por escribirnos y darme la oportunidad de darte algún consejo.

Me da la sensación por lo que cuentas, que tu hijo mayor siente celos de la pequeña, y que este tipo de conductas que tiene las hace para llamar tu atención y creo, que por lo que cuentas, lo está consiguiendo.

En caso de niños tan pequeños y los celos, lo que siempre recomiendo es que el mayor sea más partícipe en el cuidado de su hermana.
Por ejemplo, yo le enseñaría, siempre bajo supervisión, que cambie un pañal o darle el biberón.

Por otro lado, si tienes a alguien que pueda ayudarte con el bebe, puedes tener momentos para ir a tomar un helado con tu hijo o hacer alguna actividad que a él le guste, dándole su momento de protagonismo. Si no tienes a nadie, busca los horarios en los que la pequeña duerma para hacer este tipo de actividades con el mayor.

Lo que sí que quiero dejarte claro es que el mayor no quiere hacer daño a la pequeña, tan solo son llamadas de atención hacia ti. Esos pensamientos de “hacer daño al otro” suelen aparecer en edades más adultas.

Un saludo y disfruta de tu preciosa familia Graciela

Padre preocupado porque su hija de 11 años no sabe manejar la frustración
Hola Juan, soy Jorge (Tarragona) y tengo una niña de 11 años. Estoy preocupada por ella, porque me estoy dando cuenta que le cuesta mucho aceptar cuando se equivoca, se culpabiliza mucho y se bloquea. Yo la intento decir que no pasa nada, que todos nos equivocamos, pero ella se enfada mucho consigo misma y luego con cualquiera de la familia. ¿Cómo podemos ayudarla?

Hola Jorge, que bonito es que intentes ayudar a tu hija a realizarse y evitar su sufrimiento.

Por lo que cuentas, tu hija parece que se frustra cuando algo no le sale bien. Lo primero que tienes que hacer es explicarle este sentimiento y que es normal, a todos nos pasa.
También puedes explicarle que muchas personas cuando sienten frustración a menudo generan un sentimiento de tristeza, decepción y desilusión que en determinadas personas puede derivar en ira, rabia y agresividad. Pero sobre todo indícale que es normal y que puedes enseñarle a manejarla.

Lo primero que tendrás que enseñar a tu hija es aprender a tener más paciencia, explicarle que no tiene por qué saber hacerlo todo a la primera y que nadie espera que todo lo haga perfecto, que tiene derecho a equivocarse.

En segundo lugar, podéis hablar de las consecuencias que han tenido en su vida cuando ha discutido con vosotros. Preguntarle cómo se siente ella en pensar en esto y como cree que os habéis sentido vosotros ante esta situación.

Por último, ofrécele opciones. Te recomiendo que cuando ella se frustre apunte en un papel el problema que tiene y que apunte tres posibles soluciones, si no se le ocurre, ofrécele que te consulte o incluso poder hacer una lluvia de ideas la familia.

Jorge, te animo a que pruebes estas ideas y nos cuentes que tal han sido los resultados. Un saludo.

PUBLICITAT





RCPRESS no es fa responsable de les opinions expressades pels usuaris i col·laboradors. El contingut d’aquestes són a títol personal de l’autor

NOTA LEGAL   |   POLITICA DE PRIVACITAT I COOKIES


Newsletter