ANTONIO MORALES: Asuntos internos de la España actual: ANTIDISTURBIOS (serie de tv.)

La serie televisiva de Rodrigo Sorogoyen estrenada en Movistar es excelente, tanto desde el aspecto técnico como artístico, pues su mecánica narrativa con unos virtuosos y descriptivos plano-secuencia, ensalzan un argumento absorbente y profundamente realista que llega a resultar inquietante por la similitud a la realidad cotidiana. Sus personajes están dibujados con un profundo peso psicológico.

Resulta curioso en cambio, cómo una gran mayoría de espectadores, se limita a ensalzar lo que es evidente y meritorio, ignorando el contexto social y político que nos asola. Un propicio y aberrante caldo de cultivo donde se desarrolla la interesante trama, el retrato pesimista y certero que sus creadores nos proponen bajo la excusa de un thriller enrevesado que nuestra heroína de asuntos internos, nos irá mostrando cuando empieza a tirar de un oscuro hilo de sospecha, algo extraño en un típico caso de desahucio.

No voy a caer en el error de ignorar lo que propone esta serie, más allá de su amenidad como obra artística de entretenimiento, hay una recreación nada disimulada de la España actual anterior a la pandemia que es cuando se ha filmado, y el que no quiera verlo, padece una aguda miopía o peor aún, es que vive en la ignorancia supina. Del mismo modo que el cineasta mostraba en “El reino”, la corrupción política del PP, tan detestable como la de la izquierda que suele arrogarse la superioridad moral para la impunidad, resulta curioso que sólo se critica la de la derecha, la Gürtel y Bárcenas, pero de Filesa, Malesa, Time Sport, los Eres en Andalucía, y la red clientelar con dinero público de Chaves y Griñán, de eso no se habla ni se hacen series o películas, los cineastas españoles no lo creen importante.

Los miembros del furgón Puma 93, son la “carne de cañón” de nuestros ineptos y demagogos políticos, policías con sus virtudes y defectos que defienden nuestros derechos y las leyes que, precisamente protegen a los débiles frente a los poderosos, para que se cumplan garantizando nuestras libertades. Ellos son los antidisturbios que dan la cara en la calle, garantizando la seguridad contra violentos y descerebrados radicales del fútbol o de cualquier tema a reivindicar de forma ilegal. Héroes por vocación con salarios indignos, que cumplen con su deber mientras son vejados muchas veces escupidos y atacados violentamente por una jauría, a veces por inmigración ilegal y desesperada. Hay manteros, okupas y drogatas que son vilmente manipulados por unos desaprensivos ideólogos populistas y radicales que desprecian la propiedad privada, sintiéndose impunes y legitimados para saltarse las normas de convivencia y respeto.

El retrato humano de cada uno de estos hombres de valor es desolador, sus conflictos personales son motivados por la tensión en la que trabajan, abandonados a su suerte en situaciones límite, forzados en ocasiones a intervenir sin cobertura suficiente, son censurados injustamente por una opinión pública que empatiza con las soflamas falaces de unos falsos defensores de los pobres y sus voceros afines, que en lugar de ofrecerles un trabajo le prometen un subsidio para comprar su voluntad. No nos engañemos, la corrupción no tiene ideología, la cometen personas mezquinas que no resisten la tentación desde el poder que le otorga temporalmente el pueblo.

La codicia es inherente a la condición humana, no entiende de siglas políticas, lo que se necesita es crear controles democráticos y “cortafuegos” que detecten las irregularidades y actos sospechosos para que una justicia independiente pueda juzgar a los delincuentes y parásitos que vienen a servirse de nuestro esfuerzo y nuestra confianza.

Una sociedad que perdona y olvida conductas inmorales y mentiras obscenas, merece mi más absoluto desprecio y es lo que tenemos en la España actual: Corrupción institucional, gestión desastrosa, manipulación informativa descarada y una economía en quiebra. El pueblo ha elegido a sus representantes, y tiene lo que merece, ahora no puede lamentarse rasgándose las vestiduras.

Antonio MORALES SÁNCHEZ
Emprendedor y cinéfilo

 

PUBLICITAT
Advertisement

PUBLICITATAdvertisement

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Informació bàsica respecte a protecció de dades
Responsable República Checa Press +info...
Finalitat Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimació Consentiment de l'interessat +info...
Destinataris Automattic Inc., EEUU per filtrar spam. +info...
Drets Accedir, rectificar i esborrar les dades, així com altres drets. +info...
Informació addicional Podeu aconseguir més informació sobre protecció de dades a la pàgina de política de privadesa.



RCPRESS no es fa responsable de les opinions expressades pels usuaris i col·laboradors. El contingut d’aquestes són a títol personal de l’autor

NOTA LEGAL   |   POLITICA DE PRIVACITAT I COOKIES


Newsletter

Download Premium WordPress Themes Free
Free Download WordPress Themes
Download Best WordPress Themes Free Download
Download WordPress Themes
free download udemy course