Arxius de Óscar Molero | Diari La República Checa

REDACCIÓ29 Octubre, 2019
oscar-molero.png

“¡Juventud divino tesoro!”
Los desquiciados locales vacíos han encontrado un nuevo franquiciado de ocupación. Una manera al alza de rentabilizar el espacio cerrado cuyo fin es vaciar los bolsillos al descubierto de una juventud instalada en aplicaciones de inmediatez.

Escenarios de atracción accesibles a través de consumos abaratados, medios inasequibles gratuitos e ilusiones fomentadas por la tímida valentía al riesgo del doble o nada. Jóvenes que juegan a caer o esquivar los mecanismos de adicción configurados a posta por los manipulantes del “dinerego”  haciéndoles recorrer de adicción en adicción el tablero de la tentación como pantallas en su afán impostado por vivir su propia “vidajuego”.

Si la vida se toma como un juego en el que fácil parece ganar, los valores se pierden en la batalla contra canallas que primero se hacen los perdidos para que una vez ya adictivo sólo se quiera jugar para creer ganar. Los bajos de las calles de las ciudades y barriadas con mayor índice de necesidad, son los lugares estratégicos en los que las casas de apuestas con sus inquiniosos inquilinos han apostado para establecerse. Una apuesta ganadora en la ruta de la tentación.

¿Por qué no se premia el descubrir ante el acertar?, ¿por qué no se fomenta la inversión, el ahorro y el esfuerzo?. Deberían premiar al joven que más ahorra por mes, al que apuesta por mejorar la sociedad mediante proyectos sociales, a quienes saben perder y a quiene juegan para divertirse y por divertir, pero mientras que la mayoria de clubes de “futbolítica” de este país lleven en el pecho publicidad infecciosa, la tentación no se desinstalará de nuestro estadio mental.

Licencias con via libre hacen de ello una realidad, la banca siempre gana señores…¡salgan del juego!. La bola de la tentación ronda por un gran número de nuestra  juventud, desde a la niña bonita al cero negro pasando por el uno más uno. Ya hay familias arruinadas con la casa acuestas por esta destructiva droga que no pulula a escondidas ni trapichea por las esquinas, sino que nos decora en su descarada legalidad de sobremanera en locales de todo el país.

El Franquiciado de Loterias y Apuestas del Estado se convertirá con el tiempo en “Loquerías a cuestas del estado”…¿qué te apuestas?”

Óscar MOLERO

 


REDACCIÓ20 Setembre, 2019
oscar-molero.png

 Con un país intoxicado por un estofado madrileño pasado de coacción en su cocina a cuatro fuegos, los cocineros ya no saben que maná prepararnos como nuevo menú para seguir ‘estafándonos’. Nuevas elecciones que huelen a rancio gracias a la grasienta casta de cuatro partidos por la mitad a manos de Chefs de ‘medalleo’ desinflado guarnicionados con ayudantes de cocina que, con la intención de adornar la carta, ‘chamuscan’ sus especialidades con aderezos adorados a la sinrazón.

Lo inaudito es que aun así, habiendo empachado de hartazgo y envenenado a todo un país, la casta de piratas mantenga sus chiringuitos de playa con el fin de que volvamos a consumir sus indigestos e insalubres platos rotos calientes. Desencuentros de color gris con calor rosa que han desembocado en una nueva cita obligada con las urnas asumiendo y sumando un nuevo coste al déficit impuesto.

Sueldos pagados sin oficio, cargas de cargos sin encargo y millones en nuevas papeletas se avecinan por no saber, ni querer, cada uno desenvolver su papel. Pasquines al acecho merodean nuestros buzones. No podemos depender de cocineros hambrientos para alimentar nuestra sociedad. Dejemos de hacer los primos poniendo en valor

Nuestra materia prima eligiendo al Chef que con viento a vapor nos cocine y no calcine. A partir del diez de noviembre comeremos lo que somos porque somos lo que comemos y comemos lo que cocinamos. La carne política ‘mechá p´atrás’

Óscar MOLERO
Escriptor


REDACCIÓ2 Octubre, 2017

“¿El fin justifica a los de en medio?” Estar en el medio nunca ha resultado ser grato. Gratuitamente y sin querer eres cómplice de las intenciones y respuestas de tus ambos y contrariados costados que a la vez de custodiarte como si fueras parte de ellos, intentan convencerte  porque  cada uno  a su critico criterio cree, piensa e incluso afirma que estás más desequilibrado sino estás de su lado.

No le den más vueltas, es inevitable modificar esta apreciación. Cuando alguien piensa diferente que uno mismo, si no eres de los de en medio, el respeto se transforma en intento de persuadir  y afán por cambiar el punto de mira del adversario. En el fácil debate pero con difícil solución de la segregación de la región catalana respecto a la grande, una y libre, hay quienes sin querer ni remedio, se encuentran justamente en ese en medio y ante la repentina disyuntiva abierta que ha producido el estallido de la revuelta independista y repulsa nacional.

Cientos y miles de españales y catañoles, (españoles residentes en Cataluña, catalanes residentes en España) se sienten divididos e incomprendidos por no declinarse ante una decisión opuesta a su entendimiento. El poder de tener claro lo mejor para cada uno nadie lo sabe hasta que lo decide, se equivoca y retoma el camino adecuado. A día de hoy y con el referéndum electoral en camino, abierto a golpe de cortar zarzas y tras esquivar acuerdos federalistas, ¿quién tiene la información adecuada para tomar decisiones?,

¿acaso Puigdemont, el del fin convertido en cabeza de torco por “Mas” de uno, ha expuesto las paradas y peajes que ha de tomar el pueblo catalán para llegar a destino? “Mas” vale pájaro volando que una bandada pegando tumbos y electrocutada en una toma de decisión con pocas vueltas y muchos voltios. Y por la otra parte, la defensa armada no es la digna ante fraternalismos enfrentados.

Golpeando no es el gerundio conveniente para mediar y canalizar una fiebre que o se evapora en sudor y lágrimas o hace crecer de un estirón el posicionamiento e identidad de un mediano que se siente mediocre y en medio de una desconfiguración apropiada para reivindicar sus nostalgias.

Si no explican o de forma unilateral y distanciada intentan con el  arma del convencimiento aclararnos cada parte de sus intenciones frente esta autodeterminación, los españales y catañoles tendrán que aprovechar el futuro parque temático que se ubicará en Tarragona para agruparse y crear un nuevo territorio en el mundo que bien pudiera llamarse “EN MEDIO WORLD” así sí que podrán decir que estamos en medio pero nunca más que no tenemos decisión.

A veces los tonos grises son los más adecuados para tenerlos de fondo. Ni pinto ni Valdemoro, ni pincho ni corto, ni una ni la otra, ni de allí ni de aquí.

Estar en medio siempre permite la amplia visión del objetivo. España hace aguas menores y está en pañales mientras que Catalunya revive una adolescencia complicada, desamores, acné, desobediencia, fiebres, emborrachamientos… la vida adulta con convivencia adúltera está servida… ¡hagan fuego señores!

Oscar MOLERO

 


REDACCIÓ12 Agost, 2015

OPINIO“El hambre es el único animal que al tropezar tira piedras”

Oscar_Molero
Óscar Molero

Cuando el espacio no tiene tiempo de absorber su diversa aglomeración de materia, se materializan episodios de odio y caos como los acontecidos en Salou. Hasta que dejemos de ser demagogos y de cotorrear con el rabo entre las plumas monólogos rellenos de hipocresía barata y digamos la verdad… “que somos racistas porque nos están conquistando con desencanto”, no se podrá solucionar el problema de la “emigra-action”. Como batallones sin más escudos que sus armas arrancadas de material público y sin miedo a perder nada ni sonrojarse, tribus de top manteros se rebelarán por defecto cada vez que no se salgan con la suya. Adaptarse a la selva es difícil pero hoy en día lo es más a una civilización llena de edificios ocupados y viendo que el vicio, la corrupción y lo ilegal gana la batalla a la superación, el sacrificio y al coraje.
“De fuera vendrán que de tu casa sacarán”…sabio y visionario refrán.
El ciclo de emigración está entrando en otra fase de la cual ni estamos avisados ni preparados. La ley de la selva se instalará por completo si los puntos sobre las íes no encuentran su lugar y el negro sobre el blanco se sigue escribiendo sin papeles. Habiendo dado el espacio a los orientales, privilegios a la túnica y tratando de color de rosa  a los de color, nos hemos quedado sin espacio, empobrecidos y quizás sin tiempo de reacción.
Antes nos hacía gracia ver a un extranjero, echar una mano a un emigrante  y hasta estaba de moda lo multirracial y un mundo sin barreras apto para todos pero ahora cuando la evolución ha dado una vuelta de tuerca por caer en la mano rota barata y el miedo organizado…nos tiramos de los pelos por no encontrar solución. Nos hemos tirado piedras sobre nuestro tejado de esas que no rompían las tejas, ahora nos las tiran ellos tejiendo ejércitos de piedra.
Tengan suerte, bienvenidos a la jungla occidental.
Ojalá no pudiesen volvernos racistas y fuésemos todos “multiracionales”, pero venderse y vendarse a la mafia obtiene su desprecio.
Somos demasiados donde ya no se vive tan bien…”

Óscar MOLERO ESPINOSA

 


REDACCIÓ9 Març, 2015

                                  “Entre la falta de liderazgo y el exceso de ego reside la inteligencia”      

Oscar_Molero
El poeta Óscar Molero

“Con un carro lleno de líderes y las ruedas trucadas para girar por defecto a la izquierda, el supermercado de devotos zurdos y de votos perdidos e indignados por la política, ha abierto las puertas al desconcierto entre tanto producto para escoger.

¿Cuántos partidos y candidatos por la mitad existen de izquierdas para optar a la presidencia en las próximas decisiones generales?, ¿por qué no suman antes de la carrera electoral su potencial para no dividir el resultado? Está claro que si el ego no primara ante las siglas por los siglos y les preocupara realmente la salvaguarda y bienestar del pueblo, se concentrarían y quedarían en dos bandos y un candidato por cada una de las pandillas de políticos que se representarán a ocupar el palco presidencial. Iluso de mí que los aliados no eran enemigos.

Bien o mal, arriba o abajo, izquierda o derecha…..así de clara y concisa debería ser la opción del electorado. Tres partidos que bien pudieran ser uno si quisieran realmente romper las encubiertas normas del juego arcaico y manipulado de la política sui generis. PSOE, Izquierda Unida y Podemos tienen en sus manos la posibilidad de reinventar juntos las reglas del juego en nuestro siniestro país y desequilibrar ese bipartidismo ambiguo y engañoso el cual nos proporciona, desde hace ya unas décadas, un equilibrio conservador tan sólo para aquellos que posicionados mandan incluso desde la oposición.

Al bipartidismo le queda un telediario en la primera de “tele-ficción española” siendo ya nominado a ser el gran perdedor de las próximas elecciones el largometraje de comedia titulado PPSOE. Una sibilina coleta con una interpretación sin guion les ha desubicado en veinte programas de cadena privada junto a una mente preparada y un desparpajo que asusta y descoloca a los bordes posicionados a bordo del poder.

Si Pedro hubiese sido listo ya se hubiese dejado coleta pero como es una marioneta programada para ejecutar el programa socialista más conservador, se quedará fuera de juego al recortarse las puntas y decolorarse sus pelos en la lengua intentando despeinar a su a priori compañero de izquierda pero enemigo acérrimo a su causa. Garzón y Pablo formarán el bicéfalo perfecto para desmomificar este desajustado país en el que entre untados, pelotas, rastreros y declinaciones religiosas con mucha fe al dinero, agotan los champús anti caspa de la retórica más desigual e injusta de un país al que quieren seguir llamándolo desarrollado.

Podemos es la llave para desestructurar y airear los plumeros mal cosidos de la casta y asaltar a punta de votos y valentía el congreso de los desimputados. España necesita una nueva izquierda unida, el líder un tal Pablo, el revolucionario del bipartidismo”

Óscar MOLERO
Poeta

 


REDACCIÓ23 Febrer, 2015

“Tú sigue por la izquierda que yo continuaré por la derecha y ya nos encontraremos en el centro del poder”

Oscar_Molero
Óscar Molero

“Si no tienes claro que los polos opuestos se atraen, durante este año multielectoral tendrás la posibilidad de poderlo ver en más de tres votaciones y en muchos ayuntamientos de nuestro país. La izquierda tirará de un populismo renovado con su siempre descarada zurda ambidiestra y un nuevo líder “socialisto” y guapo mientras que la derecha “mentirará” por su tieso conservadurismo impopular con ese si eso sisador de derechos que si sea otra vez presidente me voy de este país.

Esas direcciones inversadas derivarán por los derroteros de la hipocresía hacia un epicentro de discordia y asombro social al ver, de una manera más que descarada, como la fusión de sus aparentes enemistades se conciliarán para mantener el poder comer del bipartidismo, ese invento de oposición que les sirve para conservar el dominio intercambiando los culos de los mismos miembros en las poltronas de siempre.

Podemos podar el esqueje y hasta ramificaciones que pudiesen surgir de ambos partidos, pero la suma de sus mitades y la recogida de sus deshojados convenios, sumarán el requisito impensable para que esta engaña llena de españoles hartos de castas y costes, corruptos y recortes, promesas y despilfarro, continúe gobernando sin una frescura más que necesaria ni un nuevo líder desmelenado que les corte la coleta a estos toreros de la democracia a los cuales les está creando en sus cabezas una incertidumbre que les llevará a la picia electoral.

Las alianzas entre polos opuestos o puestos al dedillo deberían prohibirse por ley constitucional porque una vez partidos por la mitad se pondrán hilo a las agujetas y hasta se coserán en el mismo altar para poder continuar en el punto de admira dando sermones a sus fieles y castos afiliados. Que gane el mejor y gobierne el que obtenga más votos. Ninguna coalición ni pacto debiera destronar la voluntad mayoritaria de un pueblo. Lo imposible puede ser visible… ¡veremos a ver!”

Óscar MOLERO
Escriptor

 


REDACCIÓ9 Febrer, 2015

“¿Cómo les sentaría que les recortaran sus ministros?”

¿Has sido pobre alguna vez?, ¿has pasado hambre y frio o las dos cosas en tu piel?, ¿te has sentido excluido de la sociedad aparentando que eres uno más y que todo te va sobre ruedas a pesar de tener pinchada hasta la de repuesto?… seguro que no o quizás sí si estás pendiente de reunir ayuda capital para poder liquidar con tu sequía en barbecho el último recibo de la luz para que no te vuelvan a dejar a dos velas, lleno de escalofríos y puedas seguir viendo cuan de difícil es ser pobre con DNI español en esta limitada sociedad ambientada en un consumismo extremo implantado por la creación de necesidades, muchas de ellas banales, y cortocircuitos de oligopolios sobre unas necesidades que debieran ser al menos más accesibles en su relleno para aquellos que sin recursos, ni medios para recurrir, infra viven en un país que presume de ser civilizado y socialmente humanitario.

No es fácil ser pobre y menos si los ricos hacen de malos y tan sólo tildan de pobrecitos y exclaman sin admiración sobre ellos con interjecciones lastimosas o sentencias sin solución.

Dejar en el ranking del sentir esa desagradable sensación de colista en la a veces imposición de pobreza y pasar a la primera opción digna de sentirse persona que es la de ser humilde, no tiene precio pero por lo visto sí lo tiene y vale mucho y cuesta más aún.

Les invito se hagan pasar por pobres durante una semana y sientan como les recortan sus ministros, ¡ya saben! el del agua, el del gas, el de la luz…  ¿podrán ver así la luz al final de túnel?, ¿sentir el calor de sus dirigentes? Sed pobres que humildes los dichosos…

Óscar MOLERO

 

 

 


REDACCIÓ30 Desembre, 2014

“Querer es poder que no poder es querer”

Dar servicio es una de las acciones más reconfortables que un ser humano puede realizar y tener en nómina la posibilidad de poderlo ofrecer es sin duda toda una oportunidad que debería ser sólo motivo de recompensa.

Todavía hay quienes confunden oficios y pretenden que los políticos mediquen o adivinen, incluso protagonicen, cuando entre comillas y entre la gente, “tan sólo” deberían preocuparse y ocuparse de gestionar adecuadamente los recursos naturales, y los producidos, para que una sociedad fluya ordenadamente procurando y disponiendo una mejora creciente a las personas que la componen.

Como gestores del “haber” y de su búsqueda e implantación, es vital que diagnostiquen las inquietudes, implanten las ideas y amortigüen las necesidades que se cuecen por el conocido e inmediato alrededor para que el anónimo voto visione la buena intención política que le diferencie y ayude a decidirse entre la sospecha del humo verbal que arrastra la sombra del personaje político actualmente.

Hoy en día no hay mejor elección del gestor de los asuntos que afecten a nuestra inmediatez. Desgraciadamente hay oficios en el que el desempeño diario carece de valor, que no valores, sin un resultado final en positivo y la ocupación a la política es una de ellas.

De buenas intenciones se nutre la demagogia y fracasa el charlatán. No hay mejor político que el que no espera a que lleguen a su consulta las intenciones ni peticiones sino el que busca la idea y promueve, y detecta la carencia y nutre con eficacia. Ser político puede ser realmente un regalo y no hay que confundir entre ser servicial y dar servicio.

La amabilidad empática no es más que una forma de muestra, al político se le ha de exigir una finalidad demostrada, es decir…eficacia probada. Propuesta, hecho y supervisión deben ser los tres exámenes con nota que han de aprobar tras la aprobación del electorado, en caso de suspenso …política mente incorrecta….

Óscar MOLERO

 


REDACCIÓ15 Desembre, 2014

No va a ser fácil pero lo tenemos difícil”. Querer hacer lo mismo con menos no es una utopía si no una idiotez infundada por las ganas de mantener lo imposible y ya vivido. Nada parecido con la pasada realidad nos hará felices a partir de ahora. El consumismo implantado en el que varias generaciones se han revolucionado posando de bebés a niños y de niños a “NI-NI´S”, ha llegado a su punto muerto y a la vez resucitado el necesario contacto con la austeridad que, como siempre, acaba por ser un principio. Estas “deslaborables” fiestas, que a punto están de llagar, pasarán como agua de borrajas para quienes sigan poniendo el culo a la letal inyección diaria que, formando noticias, seda sin anestesia y asedia y condiciona en adicción. Sólo hay una forma de ser feliz, serlo, y en las ya próximas “embausteras” y novedosas navidades, tan sólo acariciarán la felicidad quienes se rodeen de naturalidad y adornen con humildad la camuflada sencillez.

Quien invierta en austeridad, quien se alegre ante el enfado y sobreviva su cada día de hoy con lo que hay, quien quiera tener lo que tiene y persiga conseguir lo necesario. Mientras que al otro lado del río y aparentemente plagados de rosas y risas, quedarán quienes mantengan en su discurso cotidiano el recurso de la política junto a sus despectivas e inevitables menciones a la crisis, al desempleo, recortes, desahucios… y retomen entre cava, pastillas con agua y champán, retóricas de independencias ya vetadas. Estos taponarán su felicidad con el frío manto que la nieve cubrió, ¡otro roto ping-pong!, ¡vaya tostón!… 

No es treta de despistar la evidencia, se trata de gestionar los sentimientos de tal manera que los estímulos que incorporen, y “cerebren”, creen positivismo y post optimismo. No carguen demasiado con el peso de la actualidad, limítense a cargar las pilas necesarias para vivir de color la vida porque sólo así podrán alegrar a quien a su inmediato alrededor carece de ellas y anhela tal alentosa recarga. Dominen el efecto dominó y dejen caer en estas fechas las fichas que hacen perder la razón. Borren la hipocresía desechándola a la papelera de los repelentes aparentes y artificiales ácratas de la verdad. Feliciten y faciliten solamente a quienes se sienten a la vera del acople de veras y deseen la mejoría hasta a quien esté peor que tú. Aclaren las cosas, barran las marañas que engañan y clarifiquen sus ideas, sólo así podrán ver la senda de regreso hacia la felicidad. Dejen de aparentar, sean sinceros consigo mismos, ¡háganse ese regalo! Vivan con menos de todo, repartan despreocupación y alegría y si así se encuentran con la felicidad… ¡felicidades!, se lo merecen. ¡Feliz Na… de ná!. 

Óscar MOLERO

 

 

 

 

 


REDACCIÓ24 Novembre, 2014

Los sueldos están por el suelo y trabajo cuesta encontrarlo. Hay afortunados que cotizan a la seguridad social y desfavorecidos inseguros que persiguen, en esta capitalista suciedad, salir de la exclusión social encubierta que supone el sobrevivir estoicamente con salarios que no permiten llegar ni a mediados de mes ni a llenar el estómago.

Ni más ni menos que un tercio de la población laboral española está nominada a cobrar menos de seiscientos cincuenta euros al mes y todavía nos atrevemos a decir que somos un país desarrollado. Con una tasa de empleo juvenil desorbitada, un índice de pobreza infra natural y una corrupción política que sale de madre, padre y de espíritu de santo, seguimos haciendo cola en la sumisión y echando currículums a los empresarios del montaje depredador.

No tener trabajo ni saber cómo conseguirlo es duro, pero tener que trabajar en condiciones sensiblemente infrahumanas aun sabiendo que el salario no va a ser suficiente ni para cubrir las necesidades básicas, es, si cabe, más frustrante y denigrante para el ser humano que quiere salir hacia adelante o sacar del pozo a su familia. Perdidos los derechos laborales, desde este último giro a la derecha, parece como si nada no sirve y todo se aguante para conseguir un jornal.

Hay tanta demanda de empleo que la oferta se ha vuelto sibarita en la selección y déspota en la remuneración al saber que hay cientos y miles de bolsillos vacíos esperando rellenarse con la minúscula permuta desinflada a la baja que reparten como limosna a regañadientes y que están diseñadas milimétricamente sin ninguna sensibilidad o apremio al buen hacer ante cuentas de resultados escandalosos para sus rotatorios súbditos. Asombra ver como se desmantelan talleres asiáticos en condiciones insalubres y nos echamos la mano a la cabeza cuando vemos cualquier tipo de esclavitud, y no sabemos mirarnos al espejo de la fealdad laboral que decora con mucha cara nuestro desmaquillado país.

Las franquicias de esclavos siguen su plan de expansión minimizando costes a toda costa para que su rendimiento vaya incrementando año tras daño, no tan solo por vender más, si no por adquirir y permanecer en el sistema del “low cost laboral”. Empresas en las que la formación es escasa, la exigencia máxima, el sueldo mínimo y la rotación del personal permanente. Son captadores de necesidad y consumidores del combustible más valioso, la nueva energía incondicional del anónimo empleado, al que le dan la patada si no pasa por el aro del “extra gratis” y del “sí, amén”.

Si dirigiéramos el consumo al servicio de nuestro propio beneficio, no costaría trabajo trabajar en nuestra propia casa sin tener que fugarnos como pobres al extranjero. Además de reclamar la compra de producto racional y de proximidad, reivindico la inversión del gasto familiar en todas aquellas pequeñas y medianas empresas que incentiven el empleo joven, la nueva oportunidad al desahuciado y valoren el esfuerzo de sus empleados de una manera coherente mediante sueldos dignos de capacidad para vivir y crear ilusión. No hemos venido a trabajar para sobrevivir ni tan siquiera a vivir para trabajar.

El medio es importante para conseguir el fin y si los del medio se ponen en medio de nuestra felicidad, habrá que empobrecerles con nuestro desplante y olvido hasta ningunearles y conseguir su extinción. ¿Creamos empleo?

Óscar MOLERO

 

 




RCPRESS no es fa responsable de les opinions expressades pels usuaris i col·laboradors. El contingut d’aquestes són a títol personal de l’autor

NOTA LEGAL   |   POLITICA DE PRIVACITAT I COOKIES


Newsletter