Ricomà ante el terrible drama del pacto tutifruti

El excelente resultado cosechado por Pau Ricomà (ERC) en las elecciones municipales de este pasado domingo ponen al líder republicano ante una tesitura nada sencilla de resolver y que puede alcanzar tintes de drama shakesperiano.

Pau Ricomà espera ser l’alcalde de Traragona

La primera intención de ERC de cara a posibles pactos, anunciada por el propio Ricomà, es buscar la alianza con JxT de Dídac Nadal, la CUP de Laia Estrada y ECP de Carla Aguilar. Pero los precedentes de este tipo de coaliciones tutifruti no son nada halagüeños para ERC. Dos poblaciones catalanas, equiparables a Tarragona, como son Sabadell y Badalona, alumbraron pactos similares en 2015 y las formaciones políticas que los protagonizaron, en su mayoría, se han visto duramente castigadas en estas municipales de 2019.

Armonizar cuatro grupos municipales, con sus cuatro aparatos orgánicos detrás de cada uno de ellos, más las diferentes personalidades, egos, ambiciones y fobias, parece una tarea difícilmente realizable y, más aún, si se debe prolongar por toda una legislatura. Y, en estos casos, la formación más castigada acostumbra a ser también la mayoritaria.  

El Pacto Tutifruti permitiría a Ricomà desalojar a Ballesteros de la alcaldía, pero podría tratarse de un premio envenenado, pues la oposición sería inmisericorde y ERC correría el peligro de meterse en un avispero político del que podría salir gravemente afectada. La oposición se dedicaría a explotar las continuas diferencias y desavenencias que, probablemente, surgirían entre los socios del hipotético gobierno municipal tutifruti.

Carla Aguilar tiene la llave del futuro

Tampoco lo tiene fácil Carla Aguilar. Ella sabe que el Pacto Tutifruti puede desgraciar la buena imagen que ha dado en esta campaña, mostrándose respetuosa, didáctica y trasladando tranquilidad, a pesar de su bisoñez política. Estrenarse en medio del Pacto Tutifruti, con lanzas voladoras silbando a cada esquina del consistorio, no parece el mejor de los panoramas para ella.

La otra opción, en cambio, puede tener para Aguilar rentabilidad a medio y largo plazo. Si ECP se aviene a un pacto de gobierno con Ballesteros, con un último año de alcaldía para ella, por ejemplo, Aguilar mataría dos pájaros de un tiro: llegaría a 2023 con un PSC descabezado -Ballesteros no repetirá como alcaldable-, a la vez que obliga a ERC a buscar un relevo para Ricomà, pues este llegaría a las próximas elecciones municipales con una edad más que disuasoria para encabezar una lista de combate electoral.

Estaremos atentos a los acontecimientos.

James FONT

 

 

REDACCIÓ


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Informació bàsica respecte a protecció de dades
Responsable República Checa Press +info...
Finalitat Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimació Consentiment de l'interessat +info...
Destinataris Automattic Inc., EEUU per filtrar spam. +info...
Drets Accedir, rectificar i esborrar les dades, així com altres drets. +info...
Informació addicional Podeu aconseguir més informació sobre protecció de dades a la pàgina de política de privadesa.



RCPRESS no es fa responsable de les opinions expressades pels usuaris i col·laboradors. El contingut d’aquestes són a títol personal de l’autor

NOTA LEGAL   |   POLITICA DE PRIVACITAT I COOKIES


Newsletter

Download WordPress Themes
Download Best WordPress Themes Free Download
Premium WordPress Themes Download
Free Download WordPress Themes
free download udemy paid course