La cena de las vanidades en el Sol Ric

Hay que felicitar a Ángel Juárez i a ‘Paquito’ Ferreras por la cena que organizaron en el restaurante Sol Ric: fue un fiel reflejo de lo que es hoy la ciudad de Tarragona. Dos de los candidatos a la alcaldía estrenaban el serial de política de mantel blanco: Rubén Viñuales y Dídac Nadal.

Entre los asistentes, casi los mismos de siempre. Compañeros de viaje de ambos candidatos, colegas de Juárez, comisarios políticos de Ballesteros (Josep Maria Bonet y Santi Castellá), merodeadores como Josep Bertrán de Repsol, conspiradores como Mario Rigau o Ángel Martín de Sande y periodistas sospechosos habituales como Ricard Checa y Oliver Márquez. No sigo que me aburro.

Dídac Nadal i Rubén Viñuales sota l’atenta mirada de Castellà

Lo mejor de la noche lo obsequió Dídac Nadal. Seguramente, se ve tan perdedor en las próximas elecciones municipales, que no le importa soltar sus demonios personales más íntimos y quedarse a gusto. Algunas cosas de las que dijo no tienen desperdicio:

–          Lanzó un mensaje a los asistentes, la mayoría de ellos en fase “jubilata” o acercándose a ella, diciéndoles que lo que tienen que hacer es no ir a más cenas ni actos políticos porque las personas mayores deben dejar paso a los de su generación, esa generación de “mi papá lo arregla todo”. Por ello, recomiendo a Juárez que el próximo evento con los candidatos no sea una cena a 20 euros (cava incluido), si no un botellón.

–          Aseguró y confirmó que por encima de ideologías y de programas, su objetivo real, íntimo e intransferible, es desalojar a Ballesteros del sillón consistorial y que, si para ello debe facilitarle apoyo a un cientocincuentaycincoman como Viñuales, pues se hace y ya está.

–          Y soltó que el alcalde de Tarragona debería “apatrullar” la ciudad junto con la policía, para dar ejemplo. Si es que Ballesteros es un blandengue. Yo propondría que el próximo alcalde no solo “apatrulle” la ciudad, si no que sea un verdadero Marshall de Tarragona. Cuanto más grande la pistola, mejor. Y si se llama Chuck Norris, ya sería de lujo.

Els amfitrions amb els dos alcaldables

La verdad es que Nadal Jr. demostró que no tiene proyecto, ni programa, ni eso le importa un bledo… porque tiene apellido. El problema es que su padre fue, a la política municipal, una especie de huevo de Fabergé, mientras que Dídac “a prou feines” llega a huevo Kinder.

Rubén Viñuales se mostró bastante suelto durante casi todas sus intervenciones, pero una vez más le traicionó su bisoñez, cuando ya en los cafés e infusiones, se hizo el graciosillo imitando al alcalde. No tengo claro si para él la política es un compromiso en el tiempo o en el pasatiempo. También sacó a relucir Viñuales su cara más ácida y desafiante, encarándose con el Ricard Checa por una pregunta bastante tontorrona del periodista -todo sea dicho de paso-.

En definitiva, los dos candidatos se mostraron excesivamente acaramelados entre ellos y a los asistentes solamente les faltó pedir aquello de que se besen, que se besen…

James FONT

 

 

REDACCIÓ


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Informació bàsica respecte a protecció de dades
Responsable República Checa Press +info...
Finalitat Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimació Consentiment de l'interessat +info...
Destinataris Automattic Inc., EEUU per filtrar spam. +info...
Drets Accedir, rectificar i esborrar les dades, així com altres drets. +info...
Informació addicional Podeu aconseguir més informació sobre protecció de dades a la pàgina de política de privadesa.



RCPRESS no es fa responsable de les opinions expressades pels usuaris i col·laboradors. El contingut d’aquestes són a títol personal de l’autor

NOTA LEGAL   |   POLITICA DE PRIVACITAT I COOKIES


Newsletter

Free Download WordPress Themes
Download Premium WordPress Themes Free
Download Premium WordPress Themes Free
Download WordPress Themes
download udemy paid course for free